Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

Día Internacional contra la Esclavitud Infantil: 16 años después del asesinato de Iqbal Masih

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Iqbal Masih fue vendido por sus padres y esclavizado a los 4 años

“Mi sueño es acabar con el trabajo infantil para todos los niños del mundo”

Hasta hace unos meses Iqbal Masih era un nombre desconocido para mí, probablemente a día de hoy muchos de los habitantes de nuestro planeta en crisis, ni siquiera sepan que Iqbal es un nombre propio. Incluso muchos de ustedes, mis lectores, se estarán preguntado en este momento: ¿quién es Iqbal Masih? Seguro que una vez que acaben de leer estas líneas, querrán saber más sobre él.

Sabemos muchos nombres de personas que han dedicado su vida a la lucha por las desigualdades en el mundo, incluso de algunos que han llegado a dar la vida. Iqbal es un desconocido para muchos, pero no por ello deja de ser uno de los más grandes luchadores por la justicia que han existido en nuestro tiempo.

Iqbal nació cerca de Lahore, Pakistán, un día de 1982. A la edad de cuatro años fue vendido por sus padres a los propietarios de una fábrica de alfombras por seiscientas rupias – unos nueve euros – donde fue golpeado y abusado verbalmente y por si fuera poco, encadenado a una maquina de tejer, donde era forzado a trabajar más de doce horas diarias. Debido a todo esto, y a la falta de comida y cuidados, a sus doce años, el pequeño se asemejaba más a un niño de seis.

A la edad de diez años, Iqbal y otros niños escaparon de su prisión de alfombras y corrieron para atender a la fiesta del ‘Día de La Libertad’. Ahí, este pequeño héroe aprendió que era ilegal esclavizar niños. Lo cual le empujó a subir al escenario y dar un pequeño discurso que fue publicado el día siguiente en el periódico local, donde decía: “Tengo que sentarme en la misma posición durante muchas horas. No me permiten moverme durante mis doce horas de trabajo diario. No nos conceden días libres. Incluso los niños enfermos no pueden descansar, cuelgan a algunos de mis pequeños compañeros cabeza abajo hasta que enferman mucho más. Nos pegan latigazos en la espalda o en la cabeza cuando dormimos o trabajamos más lentos o nos dejan sin comer. Si intentamos escapar nos amenazan con echarnos en aceite hirviendo. Tenemos tanto miedo que no nos atrevemos a ayudarnos los unos a los otros”.  Poco tiempo después de este discurso, Iqbal fue liberado por el frente de liberación (BLLF) y pudo acudir a una escuela.

Poco a poco, su experiencia como niño esclavo fue escuchada alrededor del mundo en sus discursos. Soñaba con un día poder convertirse en un gran abogado “Mi sueño es acabar con el trabajo infantil para todos los niños del mundo”. Empezó a gritar para boicotear las industrias de elaboración de alfombras en Pakistán. Iqbal fue galardonado con varios premios en este tiempo. En 1994, le concedieron el ‘Premio Reebok a la juventud en acción’ -un premio otorgado por Reebok, una multinacional que paradójicamente estaba utilizado mano de obra infantil en sus fábricas de Pakistán, la concesión del premio coincidió con un reportaje de la cadena CBS en el que se denunciaba esta paradoja-.

Poco después, este pequeño gran hombre, retornó a su patria, Pakistán. Una mañana de Pascua, 16 de Abril de 1995, mientras estaba disfrutando de su nueva bicicleta cerca de su casa, Iqbal fue asesinado a disparos por un desconocido. Nadie nunca averiguó quien lo hizo, pero todo el mundo supo que fue un miembro de la mafia que controlan las industrias de alfombras, porque desde su primer discurso, estas compañías perdieron grandes sumas de beneficios.

Cinco años después de su trágica muerte, en el año 2000, se otorgó el ‘Premio de los Niños del Mundo’ por primera vez. A título póstumo, fue concedido a Iqbal Masih. En el instituto de Massachussets, Estados Unidos, donde dio uno de sus primeros discursos, recaudaron más de 150.000 dólares para la creación de una escuela en Pakistán que llevara su nombre y que fue inaugurada en 1997. Desde entonces, el 16 de Abril es proclamado ‘Día Mundial contra la Esclavitud Infantil’.

Iqbal Masih fue uno de los más grandes luchadores por la justicia de nuestro mundo, un héroe que sigue inspirando a muchos niños esclavos y adultos. Desde aquí vaya mi recuerdo, y mi más sincera admiración. Gracias Iqbal.


Subtítulo

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario