Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Merkel-Sarkozy: unificación fiscal, límite al déficit y una tasa a las transacciones financieras

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La reunión de ayer confirmó, más que la voluntad, la obligación de continuar en el euro, pero creando un “gobierno unitario-financiero” que controle el déficit, obligando en la Constitución de cada país, dicen “por encima de los partidos”

Barcelona. No estaría de más reformar la Constitución Española no solo frenando la alegría o corrupción financiera de cualquiera de los partidos en el poder, sino profundizando o simplemente instaurando una Democracia con estricta separación de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Ayer los ‘mercados’ no saltaron de alegría, al contrario. De ‘eurobonos’ ni hablar, y las etéreas promesas indican que si bien el euro seguirá bajo la tutela de la Gran Alemania y Francia, un conjunto que por sí solo conforma quizá la más efectiva y selecta potencia productora y financiera del mundo, los ‘ajustes, controles y gobierno’ que abiertamente se anuncian provocarán, sino la quiebra total de más países de la Eurozona, sí infinitos problemas a sus políticos, y más a sus instituciones financieras… y por lo tanto a sus ciudadanos… y qué duda cabe a los más necesitados, que en el caso de España son millones… y subiendo…

Si bien el euro seguirá bajo la tutela de la Gran Alemania y Francia, los ‘ajustes, controles y gobierno’ que se anuncian provocarán infinitos problemas a sus políticos e instituciones financieras… y por lo tanto a sus ciudadanos

El reto ante las elecciones es interesante, en cuanto que si Alemania y Francia son primeras potencias… nuestra clase o casta política no les van a la zaga en capacidad intelectual para torear cualquier tormenta… manteniéndose en el poder otros 36 años.

Por de pronto Rubalcaba, cazando moscas al vuelo, vuelve con la promesa de los 400 euros, y apunta o amenaza con suprimir las diputaciones (copiando a Italia con lo de las provincias, pero sin concretar) donde tantos de sus compañeros políticos y de la oposición han duplicado sus extraordinarios sueldos y multiplicado por mucho sus dietas, además de dedicarse al trapicheo de las ‘recalificaciones’ y gratificaciones en negro por obras públicas.

En cuanto al catalanismo de Jordi Pujol, deberá alterar su discurso sobre el “pacto fiscal”… teniendo en cuenta que a la centralista Francia no le agrada lo de los ‘Paisos Catalans’. Claro que el charlatán Pujol puede resucitar a Carlomagno y los franco-condados de la Marca Hispánica, ¡sus historias!.. Pero no creo que le agrade lo de las diputaciones en este momento en que ya disfrutan de la de Barcelona tras 32 años. 600 millones de euros de reparto.


Titular y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario