Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El farol de la independencia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Hoy se inicia el gran revulsivo para sepultar la gran corrupción catalana

Barcelona. El proceso a la independencia, ni conduce a ninguna parte, y en este momento no es más que la desesperada huida hacia adelante de la banda pujolista. Los chinos bautizaron y culparon uno de sus enredos históricos con la ‘banda de los cuatro’. Aquí los implicados en corrupciones son bastantes más, pero los capos no pasan de cuatro o cinco.

Nuestros políticos impotentes y culpables se reúnen hoy para lanzar el mayor farol imaginable en Catalunya

Lo que se iniciara por los años 60-70 vendiendo talonarios en catalán de Banca Catalana, hasta la quiebra por estafa y desfalco de la banca, ha alcanzado su cénit con la quiebra de Catalunya. Y si por el 80 la solución (jurídica y económica) de la mayor quiebra bancaria hasta entonces en Catalunya (país de continuas quiebras bancarias) se presentó en la iniciada Generalitat, pasados 32 años las cifras y la gran corrupción son de imposible solución.

Repito, ni todos los pactos fiscales imaginables, ayudados por inventadas balanzas fiscales, podrían pagar jamás los 50.000 millones de deuda de la Generalitat (creciendo por el déficit incontrolable), ni menos solucionar el activo-pasivo (el debe y haber) de Catalunya Caixa (más el resto de caixas fusionadas, fusiones que ya se están cuestionando) con 70.000 millones de euros tóxicos y conflictivos, más las deudas municipales o de organismos y empresas públicas o parapúblicas.

Como decía ayer, y repetiré mientras dure el cuento independencia, nuestros políticos impotentes y culpables se reúnen hoy para lanzar el mayor farol imaginable en Catalunya.

Supongo que los genios en quiebras que propician el envite, saben que ni alcanzando la independencia desaparecerán, no solo las deudas, sino los desfalcos que se esconden tras ellas (como por arte de magia y corrupción desaparecieron los delitos en Banca Catalana), pero la eterna premisa de ‘qui dies pasa anys empeny’, ‘quien días pasa años empuja’, o ‘quien da primero da dos veces’, regla de oro en la llamada ‘querella catalana’ (denuncia antes de que te denuncien), rigen en esta mesa de póquer.

A los pujolistas, o socialistas coautores de la gran quiebra fraudulenta manejando una calculada ambigüedad, los enemigos, les insisto que no radican en Madrid, ahogada en parecidos detritus, sino en sus propios compañeros de viaje, los fanáticos del catalanismo… y tras ellos Berlín, París y Bruselas, los acreedores de España, o sea, de Cataluña, con firma conjunta e indisoluble en más de un billón de euros, de 250.000 a 300.000 millones si calculamos en un 25 o 30% el peso de Catalunya en España.

Los enemigos no radican en Madrid, ahogada en parecidos detritus, sino en sus propios compañeros de viaje, los fanáticos del catalanismo

Aunque sean comparaciones trasnochadas y fuera de lugar, al puro catalanismo, al de la burguesía o clase media de la profunda Cataluña, ya se le traicionó en la Segunda República y subsiguiente Guerra; la revolución llamada proletaria, armada con los dogmas de la extrema izquierda, superó el romanticismo místico catalanista. Y los grandes y medios burgueses catalanes (para no acabar en la Rabasada) se pasaron al bando franquista… que fusiló en el Camp de la Bota y Castillo de Montjuic.

Continuará…


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario