Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Rescate a Irlanda, ¿vuelta a la peseta?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El plan de ajuste de Irlanda incluye el despido de 25.000 funcionarios, recorte del 10% del sueldo mínimo y del 5% de las pensiones y la subida del IVA al 23%

Barcelona. Los discursos de la Merkel dejan claro que, además de apretarse el cinturón, en el futuro los inversores en deuda pública de países que deban ser rescatados deberán cargar con parte de las pérdidas.

Y si escuchamos a la Salgado y al catalán Castells en 3/24, con una ducha de porcentajes que les sitúan en el Jardín del Edén, pero que lo mismo podrían servir para el Oráculo de Delfos o un horóscopo donde todos salen oyendo lo que quieren oír, tras Portugal viene España, que además multiplica por varios dígitos las irregularidades y desfases de Grecia, Irlanda y Portugal juntas.

Que con rescate oficial o virtual (ya nos están rescatando) España debería tomar similares medidas, no les cabe duda a los 100 grandes empresarios que se han dirigido al Rey

Que con rescate oficial o virtual (ya nos están rescatando) España debería tomar similares medidas, no les cabe duda a los 100 grandes empresarios que se han dirigido al Rey; más que para pedirlas para pedir una Democracia real, con separación de poderes, o sea ‘la total liquidación del franquismo’, para además de barrer la casta política entrar en un juego más o menos limpio, aunque sea duro, ¡una Democracia!

Si esos 100 lo tienen claro, yo, ni millones de pensionistas, o quienes a base de despedirlos varias veces aceptan sueldos dentro del mínimo interprofesional, o con recortes por limitación de horas trabajadas (los 700 euros del ‘Proyecte Impuls’ de la Generalitat que aceptó mi amigo el ingeniero Luis Toribio), o sea de miseria, no entendemos que reajustes puedan pretender los alemanes para España.

Escribí el día 23: “La pregunta se podría hacer a la contra ¿aguantará España… o para nutrir las ventanillas y cajeros automáticos se deberá imprimir de nuevo pesetas?”. A lo que un comentarista contestó:

“Sencillamente genial, pero da miedo, yo lo veo exactamente como tú, y si no al tiempo, además yo estoy siendo víctima directa de estos facinerosos/políticos que dirigen el país, concretamente soy víctima de La Caixa. Si quieres saber cómo o por qué, aquí te lo explico todo: asiganadinerolacaixa.blogspot.com. Repito, sencillamente genial y no creo que te equivoques mucho, que pena.

Por Jesus el Restate de Irlanda, ¿y España? el 23/11/10″

La vuelta a la peseta no es una genialidad mía, por desgracia se halla en infinidad de escritos por toda Europa gritando que nos echen del euro por estafadores. Lo mismo en muchos blogs y webs españoles que ante la realidad presente, y la que nos espera, no ven otra solución que abandonar el euro, incluso aceptando que el desastre de unas devaluaciones en cascada, o la suspensión de pagos tipo Argentina hace diez años, puede resultar menos lesivo, y por tanto menos peligroso cara un estallido social, que las medidas exigidas por nuestro acreedor Europa.

Abandonar el euro, incluso aceptando que el desastre de unas devaluaciones en cascada y otros, puede resultar menos lesivo, y por tanto menos peligroso cara a un estallido social, que las medidas exigidas por nuestro acreedor Europa

Como dije, podrían circular las dos monedas, en varios países (tan bananeros como el nuestro) de hecho circulan dos monedas. En definitiva, ni yo ni millones de españoles pedimos dinero a Europa, que si negoció con un Régimen y sus ‘cajeros’ corruptos y estafadores, no solo no puede sacar más tajada elevando tipos a la deuda pública española, sino debe admitir su pérdida en este mal negocio, y por supuesto sin pretender seguir ayudando a base del hambre que está repuntando de nuevo.

Una lástima que la avaricia más la ‘Gran Corrupción’ de políticos y ‘caixeros’ nos haya conducido a una situación cuyo final ni de lejos se presenta meridianamente claro.

Recuerdo cuando me colgaba del tranvía, trabajaba por una miseria 48 horas a la semana en un muy eficiente banco alemán, más unas 15 extras ‘llevando contabilidades’, y además iba a clase por las noches… 1960. Y ese esfuerzo de millones de españoles y varias generaciones, con el feliz final del euro, formando parte de uno de los menos malos de los mundos existentes, se puede venir abajo. De hecho ya se ha venido con el euro o sin él.

Artículo anterior relacionado:
Rescate de Irlanda, ¿y España?


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario