Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Vilanova i La Geltrú y su relación con el narcotráfico en la operación Macedonia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La operación Macedonia contra la droga involucra a todos los cuerpos policiales que actúan en Cataluña: Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos y Policía Local o Guardia Urbana, con concreta incidencia en Vilanova

Barcelona. Los métodos para acabar con las webs de denuncia (legitimidad.com y otras) de mi amigo Luis Toribio Troyano me parecieron extraños. Unir sicarios, que sin duda se parecían en cuanto al ‘modus operandi’ a tantos de mis conocidos en prisión, con ataques de verdaderos hakers, me llamaba la atención. Y consiguieron su objetivo, anular la actividad de denuncia de mi amigo en Internet. Un Terrorismo del que poco o nada se habla.

Cuando se decide a denunciar en la comisaría de Vilanova, le inunda la sensación de que le toman por loco. Varias denuncias con datos y pruebas que no se investigan

Primero, hace un año, un juicio en Vilanova por injurias en el que le condenan a pagar 20.000 euros. Después amenazas con pintadas en la puerta del domicilio de su madre en Barcelona, más constantes llamadas telefónicas y un bombardeo de virus hasta inutilizar sus webs, y quizá lo peor… cuando se decide a denunciar en la comisaría de Vilanova (él vive en el cercano San Pedro de Rivas) le inunda la sensación de que le toman por loco. Varias denuncias con datos y pruebas que no se investigan.

Me era difícil entender aquellos métodos mafiosos acabando con las actividades de mi amigo. Pensé que actuarían contra mí y en parte así fue en lo referente a lagrancorrupcion.com. Ignorar la procedencia de los ataques, unidos elementos ‘oficiales’ con la más pura hampa, me inquietaba.

Luis cerró, o mejor le cerraron, sus muy visitadas webs contra la corrupción. Y pasarían unos meses cuando en octubre pasado nos entrevistamos para contarme otra historia, que si parecía sin relación con la anterior, me olió a lo mismo. Pero sin base y pruebas para sospechar, me callé, admitiendo que su despido laboral (“contratado por parado de larga duración”, ‘Proyecte Impuls’ de la Generalidad con fondos europeos) por parte del Ayuntamiento de Vilanova procedía de las circunstancias que cuenta en su renacida web legitimidad.com y que yo denuncié en mis escritos. Incluso califiqué el despido de ‘Gran Chapuza’, cosas de ‘pueblo’, pensaba.

Que una funcionaria con ínfulas de jefe despida, puede entenderse, pero que ese calentón de boca se traduzca en un escrito oficial firmado por un concejal, Albert Sanabria, toma otro cariz. Alguien a través del Juzgado, la comisaría de Vilanova, o simplemente consultando Internet, debió valorar que aquel sujeto no interesaba ni gratis, o cobrando de la UE. Lo que él califica de “servicio a la comunidad” señalando corruptos, la quinta columna del inmenso ejército de la corrupción, no lo valora igual.

En mi escrito del 23 de octubre señalaba a los responsables del despido, y hoy los señalo por quizá conocedores de lo que abarcaba mucho más que las corrupciones de Josep Ranea, “sotscap comisaría de Vilanova”, con red de complicidades en el Club Náutico Vilanova, y a través de un periodista en el Diari de Vilanova, donde se denunciaron actuaciones policiales antes de ocurridas. Un Diari que publicó una suave y tergiversada versión del Ayuntamiento en cuanto al despido de Luis, lo que me conduce a creer que al igual que centenares parecidos, sea propiedad o dirigido por afectos a la alcaldía.

Que una funcionaria con ínfulas de jefe despida, puede entenderse, pero que ese calentón de boca se traduzca en un escrito oficial firmado por un concejal, Albert Sanabria, toma otro cariz

Albert Sanabria Guillamón, regidor de Hacienda, Seguridad Ciudadana y Régimen Interno
Mercé Durán Esteva, cap de estudis, de ‘UNG plataforma independentista’
Josefina Pericón Peremiquel, responsable de Riesgos Laborales.

Al mando de

Joan Ignasi Elena Garcia
Alcalde de Vilanova i la Geltrú
Socialista y abogado laboralista

El tema toma su verdadera dimensión cuando apenas unos días después de nuestros escritos por el despido, leo una de esas operaciones contra la droga que por su dureza apenas si merece unas notas en la prensa, y por supuesto ni citarse en la tele. Una red abarcando todos los cuerpos policiales que actúan en Cataluña: Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos y Policía Local o Guardia Urbana, con concreta incidencia en Vilanova. Y si además se incluyen altos funcionarios de la cárcel de Brians, mi interés no se detiene ni por el peligro de sicarios que según el sumario actuaron en varias ocasiones. Un tema gravísimo por sus muchas y ‘oficiales’ ramificaciones y del que apenas hace unos días se han publicado parte de los 10.000 folios con más de 100 teléfonos intervenidos por parte de Asuntos Internos de la Policía Autonómica, los Mossos.

EL juez Aguirre del juzgado n. 1 de Barcelona, el mismo que iniciara en el 94 el fin de Javier De la Rosa, si entonces, como cuento, no se dejó sobornar, ahora no se ha detenido ante unos hechos que deberían hacer temblar a toda la sociedad catalana, que por lo visto ya no tiembla ante nada. Ni siquiera se ha provocado la ‘alarma social’ que se utiliza en otros muchos sumarios justificando detenciones. Incluso lo de Millet ante esto, es una tontería, en dinero o repercusión social. Mas en su discurso de investidura cita que los mossos están desanimados o desmotivados.

EL juez Aguirre del juzgado n. 1 de Barcelona, ahora no se ha detenido ante unos hechos que deberían hacer temblar a toda la sociedad catalana, que por lo visto ya no tiembla ante nada

Tras mis escritos me envían datos no publicables por su imposible cotejo sobre la corrupción en la cárcel de Can Brians, y entre las curiosidades que recibo se encuentra el semanario Directa de fecha 15 de diciembre de 2010 publicando un extenso reportaje sin desperdicio que adjunto en imágenes de lagrancorrupcion.blogspot.com, y que en cuanto a lo que nos interesa a mí y a Luis se descubre la inquietante relación entre el narcotráfico colombiano y Vilanova.

Y, ¡más truculento!, otro policía de la ‘banda’, de la comisaría de San Cugat, permitía la entrada de un narco amigo a través de su ordenador en la red policial. Pensé en mi denuncia falsa en la cercana Rubí de la que escribo en ‘Barcelona, 30 años de corrupción’.

Ayer las noticias ‘oficiales’ sobre la non nata Ley Sinde nos inundaban de datos de pérdidas por ‘derechos de autor’. Se adivinaba la pataleta de la Ministra Sinde, y ni una palabra de la labor social de los atacados blogueros que quisiéramos inútilmente y con riesgo de ‘vidas y haciendas’ no ya acabar con la corrupción, tarea imposible, sino como mínimo, denunciarla en toda su magnitud.

Continuará…

[blockquote]Pincha para aumentar el artículo de Semanario Directa de 15 de diciembre de 2010{webgallery} {/webgallery}[/blockquote]


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario