Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

2007, el año de España en China

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Hu Jintao, de visita oficial en España (archivo)

El Gobierno presenta un plan para “que la cuarta economía del
mundo (China) y la octava (España) se conozcan y se reconozcan”, en palabras de Fernández de la Vega

Transporte, turismo e idioma son los ejes principales del proyecto

China acaba de entrar en el
año del cerdo
, pero también en el año de España. Nuestro país es el
protagonista de una campaña que pretende darnos a conocer en el gigante
asiático y fomentar las relaciones culturales y económicas entre ambos países.
El proyecto intenta acabar con el retraso de España en China, donde la
presencia de nuestro país todavía es escasa.

La vicepresidente primera del Gobierno, María
Teresa Fernández de la Vega
, y el Ministro de Exteriores, Miguel Ángel
Moratinos
, presentaron
la semana pasada en Madrid el Año de España en China. Esta iniciativa pretende
dar una imagen moderna de España, aumentar la presencia de empresas españolas
en el gigante asiático e incrementar los intercambios culturales.

La iniciativa tiene sobre un todo un enfoque
económico
: en los próximos doce meses los empresarios organizarán un foro
de inversión empresarial, asistirán a 40 ferias y participarán en 45 misiones
comerciales. Un despliegue político y empresarial que tiene como finalidad, en
palabras de la vicepresidente primera del Gobierno, “que la cuarta economía del
mundo (China) y la octava (España) se conozcan y se reconozcan
”.

Se ha ampliado un 57% el presupuesto de promoción turística en China

En el proyecto, el Gobierno ha dado especial
importancia al sector del transporte y el turismo. Se celebrarán dos seminarios
entre ambos países sobre ferrocarriles y aviación civil, mientras que la
ministro de Fomento, Magdalena Álvarez, visitará China para seguir estrechando
lazos con sus dirigentes. En cuanto al turismo, una de las fuentes de ingresos
más importantes de nuestro país, España se enfrenta al reto de darse a conocer
en el gigante asiático, donde todavía somos unos desconocidos. El Gobierno ha
ampliado el presupuesto de promoción turística en este mercado en un 57% y
asistirá a las cuatro ferias más importantes del sector en China.

El Gobierno español también impulsará actividades culturales, con la participación de artistas españoles en los
principales festivales chinos y el impulso del aprendizaje del español en
China. En este sentido, cabe destacar la inauguración el año pasado del primer
Instituto Cervantes en Pekín
y la próxima
apertura
del primer Instituto Confucio en Madrid.

En 2005, sólo 250 empresas españolas tenían presencia en el ‘gigante’, mientras que otros como Alemania, Francia o Reino Unido tenían más de 3.000

España afronta el reto con retraso
España llega tarde al mercado chino, donde
las principales potencia europeas le sacan unas décadas de ventaja. En la presentación
del Plan Asia-Pacífico 2005-2008, el Presidente del Gobierno resumía
perfectamente el retraso español: mientras España contaba con 250 empresas
instaladas en China
, países como Francia, Alemania o Reino Unido tenían más de
3.000. Sólo un 0,4% de las exportaciones españolas estaban dirigidas a China,
mientras el porcentaje de Alemania subía hasta el 6%.

Nuestro país está en clara desventaja frente
a otros competidores occidentales, que ya han sabido posicionarse en el mercado
y han roto la barrera geográfica. Las Instituciones tiene aquí tal vez su reto
más importante: dar a conocer España y conseguir lo que se llama una marca-país.
Es decir, tener una identidad propia que nos diferencie de los demás y que sea
aprovechada por nuestras empresas.

Asimismo, no conviene olvidar que una parte
importante del desarrollo económico de las próximas décadas pasa por Asia y el
Pacífico. El continente es el más poblado del mundo y donde el crecimiento
económico es más fuerte. Su Producto Interior Bruto (PIB) representa hoy el 33%
mundial, y las previsiones calculan que en 2025 será del 55%
. El futuro de
nuestra economía está en gran medida en saber llegar a estos países y, sobre
todo, en alcanzar China.

Los expertos critican que este plan no tienen suficiente presupuesto ni la organización necesaria para tener éxito

Sin embargo, este Año de España en China ha
sido acogido por los expertos con esceptismo.
Los profesionales del sector consideran que el proyecto no dispone del
presupuesto necesario
ni de un organización bien estructurada.

Un mundo de oportunidades
A pesar de los discursos catastrofistas sobre
los riesgos de la emergente China, lo cierto es que este país se ha convertido
en una gran oportunidad para Occidente. España, aunque tarde, todavía puede
subirse al tren de esta locomotora imparable.

Nuestro país dispone de numerosas
oportunidades en el sector de la gastronomía y vinos,
donde los consumidores
chinos están deseando probar los productos europeos. También en el mercado de las telecomunicaciones o de la
banca
, con empresas internacionalmente fuertes a las que sólo les falta un
pequeño empujón para llegar a China. El turismo es otro sector donde nuestro
país (segundo más visitado del mundo) puede sacar importantes beneficios de los
cada vez más numerosos chinos que viajan al extranjero.

Pero llegar a China no es una quimera: ya hay empresas españolas que han desembarcado
con éxito y que están desarrollando importantes proyectos para los
próximos años. Entre éstas cabe destacar Lladró, que contará
muy pronto con 40 establecimientos en China, Fermax, la marca extranjera más
conocida
en cuanto a instalaciones de acceso a la vivienda, o
Telefónica-Movistar, que comienza
a colaborar con otras empresas chinas de teléfonos.

Image
Instituto Cervantes en Pekín

Por otro lado, nuestro país debe aprovechar
una de sus mayores riquezas, la lengua española, para saber posicionarse en
China. España debe impulsar el aprendizaje del español en el gigante asiático,
una lengua que está en alza en China y que crece al mismo ritmo que las
inversiones de Pekín en América Latina. Nuestro país debe sacar también
provecho de su situación en el mundo, con un pie en Europa y otro en América,
aprovechando está situación para acercarse a China como un socio estratégico.

Recursos:


España hacia
Asia y el Pacífico
. Plan de Acción 2005 – 2008 elaborado por el Gobierno.

Casa Asia: Estudio sobre
la presencia empresarial española en Asia

Foto 1: Vía China Today


Foto2: Instituto Cervantes en Pekín. Vía La Vanguardia

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario