Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Bonos de la Generalitat de Cataluña: el gran éxito de los 800 millones colocados

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Aún con el patriotismo en alza, los patriotas se merecen más información sobre el riesgo de estos bonos

Barcelona. El 15 de octubre pasado escribía que mi jefe en banca por los 60, tras denegar un crédito a un ayuntamiento, hubiera aceptado una cifra para bonos de la Generalitat, no solo por pragmático posibilismo político (no le fueran a tocar las narices si no suscribía), sino por el tipo de interés y sobre todo por el 3% de comisión. Además hubiera añadido que si el Estado central autorizaba la emisión, y la Generalitat es Estado, poco menos era deuda pública con la misma garantía que la emitida por el Estado. Hoy, tras el uso y abuso o norma del sistema para financiar el terrible déficit de la Generalitat, mucho me temo que se negaría en redondo a suscribir.

El lunes de esta semana, trágica en recortes sociales, se lanzaba la emisión, abierta a particulares o cualquier inversor, sin tope de cuantías, y se anunciaba el gran éxito de 800 millones colocados

Es evidente, y ya lo decía, que la fábula tiene un fallo: ni entonces ni ahora este tipo de operaciones se plantean ni en teoría ni en la práctica como cualquier operación de inversión o crédito bancario. La política y el poder dirimen y obligan. La única solución del banquero ante la solicitud, y en este caso la imposición de instancias superiores a la Generalitat (Gobierno y Banco de España), sería manejar el catastrofismo financiero, el lloro, la imposibilidad de suscribir por falta de liquidez y obligaciones en curso o inmediatas. Pero a poco que sus balances al Banco de España demostraran cierto saldo de caja, su real o fingida angustia sería desoída. Se le contestaría que en definitiva suscribían sus clientes, que por lo demostrado había ganas y solicitaban la compra de bonos patrióticos.

Mi hipotético jefe discutiría a la baja invirtiendo lo menos posible con o sin 3%. Pero si encima ya tuviera serias dudas sobre el futuro (entonces se hacía, y fórmulas contables las hay muchas) amañaría el balance para que no apareciera más liquidez que la indispensable para no situarse en zona peligrosa frente a la oficialidad.

El lunes de esta semana, trágica en recortes sociales, se lanzaba la emisión, abierta a particulares o cualquier inversor, y sin tope de cuantías o prorrateo, y se anunciaba el gran éxito de 800 millones colocados.

El patriotismo sigue en alza, aunque a mi parecer hasta los patriotas se merecen más información sobre el riesgo de estos bonos si el propio Artur Mas dice, que de seguir la política del Tripartito, Cataluña hubiera acabado como Grecia.

No entraré de nuevo a dudar de si a los chinos es o no fácil engañarlos… que parece que no, después del desmentido de la Moncloa sobre la inversión de 9.000 millones de euros para la capitalización de las cajas. Lo tradicional en las quiebras empresariales es que minutos antes del estallido siempre existe un midas extranjero invirtiendo, pero que el Presidente del Gobierno se dedique a prometer ‘compradores’ sitúa a las cajas, y al propio país, en la zona del minuto antes de la quiebra. Y pensar que el propio Artur Mas es un técnico en quiebras (8.000 millones de pesetas del 88 en la de Tipel S.A. de los Prenafeta), tampoco tranquiliza.

Que el Presidente del Gobierno se dedique a prometer ‘compradores’ sitúa a las cajas, y al propio país, en la zona del minuto antes de la quiebra

Y que el Estado autorice, o incluso avalara, no quita zozobras…

Publica ayer Libertad Digital:

“Quitas de hasta el 50%
Pero la probabilidad de que Grecia logre la confianza de los mercados es cada vez más lejana. En Bruselas ya se están barajando varias opciones en caso de reestructuración, desde la aplicación de quitas del 40% ó 50% para reducir la el volumen de deuda que soporta Grecia hasta negociar con los acreedores un retraso en los plazos de pago.
Todo ello vendría a confirmar los planes avanzados por Libre Mercado el pasado febrero. Y es que, ya entonces, la UE y el FMI ya barajaban quitas del 35% y aplazar pagos mediante un intercambio de bonos soberanos.”

¡Esto no sucederá en España!, ni siquiera ha sucedido en Grecia… pero jurídica y prácticamente es posible, y sobre todo si seguimos gobernados por verdaderos inconscientes o responsables y hasta autores del mayor expolio sufrido en la historia de España, la ‘Burbuja Inmobiliaria’.

Conviene leer detenidamente ese artículo de ayer:

Libertad digital:
“La canciller germana, Angela Merkel, logró imponer al resto de socios su particular plan para permitir la “quiebra ordenada” de estados dentro de la zona euro. Aunque su intención inicial consistía ponerlo en marcha de inmediato, finalmente se acordó posponer su aplicación hasta 2013. Sin embargo, su ministro acaba de modificar esta previsión al permitir el default “voluntario” de Grecia antes de dicha fecha en caso de que así lo decida su Gobierno.”

Trasladando inquietudes, que todas llenan y vacían el mismo saco, tampoco ayudaría a los manifestantes sanitarios oír a la Ministra de Sanidad Leire Pajín… ¡cualquier charlatán puede ser ministro de sanidad! ¡Sí, pero no!

Y precisamente ayer participé en un coloquio (ver enlace “salvem can ricart“) con alguno de los expropiados del 22@, Poble Nou – Diagonal Mar. Pasaje Cusidó, mobbing inmobiliario, robados, estafados y ¡endeudados!… blandiendo el acta de expropiación por el Ayuntamiento de 2000, y citándose Espais, Procam de CatalunyaCaixa, pisos a la venta de todos los millones posibles… una más de las querellas en el Supremo… Pero esta es otra historia… o mejor otro capítulo de la misma Historia.


Titular, subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario