Martes 28 de marzo de 2017,
Bottup.com

A Manuelito le robaron antes de nacer

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Relato no ficticio que pretende denunciar la corrupción imperante en Venezuela

No, esto no es una historia novelada o un
cuento corto, aunque así lo parezca. Quizás algunos hasta se reirán de la
narración que a continuación leerán. En realidad es un hecho dramático y real que quiero denunciar.

Éste es un día muy diferente a los demás
para Manuel, joven recién casado y a punto de convertirse en papá. Al llegar el
momento esperado, este se levanta temprano y comienza a guardar  todo lo relacionado con el nacimiento de su
heredero: en una canasta grande coloca toda la ropita del futuro bebé y en un
bolso la ropa adecuada para la parturienta, además de algunas otras cosas no tan
necesarias, pero que se compran en ocasiones como estas.

¡Ah! Debo señalar que
la esposa de Manuel parirá a su hijo por cesárea, por eso es que teníancasi
todo preparado y el día señalado para el alumbramiento de Manuelito, pues es un varón el que viene.Nuestro amigo, abre la puerta principal de
su casa, acto seguido se dirige con el bolso en una mano y la canasta en la
otra hacia la parte trasera de su auto, que había estacionado previamente
frente a su vivienda, abre la maleta del carro e introduce toda su preciosa
carga en ella cerrándola después; pero en ese preciso momento ocurre lo inesperado
e inaudito. Dos hombres, armados con sendas pistolas lo echan a un lado
diciéndole.

-¡No
te muevas! nos llevamos el coche. Pórtate bien y no te pasará nada. Acto
seguido lo despojan de las llaves del coche y se introducen en él rápidamente. Manuel,
a pesar de estar conmocionado por la sorpresa, comienza a gritarles.

-¡Esperen!
¡Por favor! Yo les doy el dinero que sea, no se lleven el coche tengo que llevar a mi mujer a la clínica
¡está a punto de parir! Nada, ni caso, arrancaron el coche saliendo de allí como
bólidos.  Manuel, corrió media calle detrás de ellos, gritándoles a viva voz ¡al menos déjenme la canastilla,
desgraciados! Todos los vecinos de la calle se despertaron por los gritos
y el chirriar de las ruedas del coche, claro esto no significa nada, nadie se
compromete a correr riesgos en situaciones como esta y contra gente armada
menos.

No quedó por  mucho tiempo en el medio de la calle, Manuel
corrió rápidamente hacia la casa para tranquilizar a su mujer y llevarla a la
clínica. Desde un teléfono de la misma, en el salón de espera, realiza una
llamada (es que también le llevaron móvil).
Se comunica con un familiar el cual tiene ciertas relaciones con un organismo
de seguridad y le explica lo ocurrido, este al escucharlo le dice.

-Manuel, ¡tranquilo! que eso se resuelve enseguida, tengo un amigo el cual, trabaja en el departamento contra el crimen organizado y el conoce como
se mueve esa mafia, estoy seguro que los ubica y contactará con ellos; no te
preocupes te llamaré en cuanto suceda.  No pasaron ni dos horas hasta que (ya papá), Manuel
recibe la visita de su primo con el cual se había comunicado anteriormente.

-Manuel,
comienza hablándole el primo, aquí tienes
la dirección donde se te van a
entregar las cosas que te robaron ¡escucharme bien! Todo menos el coche. No son
todas buenas noticias pero algo es algo. ¡Espera! Antes de que digas algo,
también tienes que llevar dos millones de bolívares, o no habrá trato con estos
delincuentes.

Manuel, no salía de su asombro, no podía
creer lo que estaba sucediendo, a pesar de todo, esto era nada en comparación
de los hechos sangrientos que se repetían a diario en nuestra ciudad, pensó el.
Lleno de indignación y de impotencia, miro a su pariente, y sin pronunciar
palabras asintió con la cabeza.

Según Manuel, el intermediario entre los
ladrones y él, es policía de un municipio de nuestra ciudad.

¿Qué les parece? Manuelito, fue asaltado y
despojado de todas sus cosas antes de haber nacido. Por supuesto Manuel no
denuncio el hecho y si yo lo hago público es por medio de una persona muy allegada
a mí que a su vez es compañera de trabajo de Manuel; es por lo tanto una
historia verdadera.

Image
Titulares

Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Denuncia



Image


Image

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario