Domingo 26 de marzo de 2017,
Bottup.com

Acabemos con el hambre

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Nadie
que se considere humano puede aceptar que salvemos al ‘ente
financiero’ y sin embargo, sigamos aplazando la solución humana de
ayuda a los que padecen hambre

La
capacidad de reacción que los gobiernos del mundo capitalista han
tenido para corregir la crisis financiera, consecuencia de la suma de
varios factores, nos demuestra que cuando se quiere y se tiene voluntad
política existen mecanismos de ayuda.

Entre
los componentes que generan el problema económico está el elemento
humano. Personas que dirigen las entidades financieras y que sabían y
conocían que lo realizado no era ortodoxo y estaban provocando un
riesgo de incalculables consecuencias. A esto, hay que sumarle la falta
de control económico de los estados donde la economía de mercado es
el motor de todo el proceso. Aunque ha quedado demostrado que el ‘mercado’, por sí solo, no corrige la ambición y avaricia de sus
componentes.

Ha quedado demostrado que el mercado, por sí solo, no corrige la ambición y avaricia de sus
componentes
Después de comprobar que disponemos de medios de
ayuda económica, ha llegado el momento de que exijamos a los gobiernos la
ayuda paralela que termine con el hambre del mundo

Después de las millonarias ayudas que los gobiernos están inyectando a las ‘entidades’
para evitar su quiebra, son muchas las voces que piden que esto no
pueda ser más de lo mismo y “aquí no ha pasado nada”. Lo ocurrido es
gravísimo y, por lo tanto, hay que considerar que lo practicado hasta
hoy ya no sirve y es necesario introducir correcciones severas de
garantía. Porque, a pesar de la aparente calma, es necesario generar credibilidad y confianza.

Mientras
los acontecimientos de antes iban a su ritmo incontrolado, en este
mundo del Siglo XXI, existen millones de pobres que mueren de hambre y
desnutrición. Y cuando la trama anterior estaba en pleno apogeo, no
eran capaces los gobiernos de asumir que mientras se dilapidaban
fortunas se estaba dejando morir a miles de personas diariamente.

¡Esto
se tiene que acabar! Después de comprobar que disponemos de medios de
ayuda económica, ha llegado el momento de que la sociedad civil del
mundo entero, exijamos a los gobiernos, a los poderes económicos, la
ayuda paralela que termine con el hambre del mundo.

Nadie
que se considere humano puede aceptar que salvemos al “ente
financiero” y sin embargo, sigamos aplazando la solución humana de
ayuda a los que padecen HAMBRE.

¡Hay
que actuar inmediatamente! Todos los humanos del planeta tenemos que
obligar a los poderosos a trabajar para conseguir hacer desaparecer el hambre del mundo.

Cuando se logre, estaremos demostrando que se puede tener credibilidad y confianza en el sistema. Mientras tanto: ¡Por un mundo sin hambre!

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 15/10/2008 en 4:24

    Esperarás en vano
    Los gobiernos no lo van a solucionar. Jamás. Haz lo que puedas tú por tu parte y olvídate. Como decía Gandhi,

Participa con tu comentario