Jueves 08 de mayo de 2014,
Bottup.com

Acción social en la nube: activismo y acción social en red

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Las nuevas tecnologías son el aliado perfecto de una sociedad indignada con la realidad que les ha tocado vivir. Cada vez son más numerosas las plataformas que permiten al ciudadano alzar su voz en busca de respuestas denunciando, apoyando alguna denuncia, convocando acciones o buscando financiación para llevar algún proyecto a cabo

La realidad apremia. Igual de rápido que evolucionan las nuevas tecnologías, surgen nuevas redes sociales y la nube se convierte en el espacio hacia el que todo el mundo mira, los movimientos sociales hacen de Internet su lugar. Desde la eclosión de la Primavera Árabe y el posterior levantamiento en occidente a través de plataformas como Democracia Real Ya, Toma la Calle o Occupy Wall Street, son más las herramientas de empoderamiento y participación ciudadana que surgen en las redes como mecanismo de resorte para una sociedad atravesada por una crisis de la cual no se sienten directamente responsables.

Los movimientos sociales hacen de Internet su lugar, creando herramientas de empoderamiento y participación ciudadana

La razón de que Internet sea el espacio ideal para que la sociedad encuentre una salida a su frustración no es otra que el hecho de que “la Red permite saltarse la estructura de control del Estado”, como bien apunta Antonio Miguel Nogués, Director del Departamento de Ciencias Sociales y Humana de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Internet es un mundo de posibilidades en el cual las fronteras, legislaciones y normativas se licuan. “El Estado como forma de organización sociopolítica es saber cuántos somos y quiénes somos para poder gestionar las diferencias”, explica Antonio Miguel Nogués, de ahí los continuos intentos por parte de los gobernantes de establecer leyes que regulen el uso que los ciudadanos hacen de Internet, como son la Ley Sinde en España o la Ley SOPA en Estados Unidos.

Internet se presenta como la oportunidad de democratizar la información al albergar múltiples voces y permitir contar lo que pasa a cualquier ciudadano. Sin embargo, un ‘click’ no es suficiente. Para Merche Negro, conocida como @pintiparada y alma  de @vudeo_org, el ‘clickactivismo’ puede generar resignación: “Es innegable la llamada de atención y apertura de opciones que nos da nuestra vida online pero, es una herramienta”. Así, a pesar del crecimiento de Change.org (plataforma a la que se ha unido Actuable.es) de dos millones de usuarios al mes, según recogía lainformación.com hace poco más de un mes “el cambio real sigue siendo analógico, y de momento no se ha conseguido”, afirma @pintiparada.

Lo complicado en muchos casos del activismo en la nube es convertir lo virtual en algo tangible. Conseguir que la democracia participativa que se defiende en la red sea efectiva, aunque sea en pequeñas parcelas del día a día de cada ciudadano. Para ello plataformas como Fixmedia.org, Iwanto, Notecalles.org, Vúdeo, Tuderechoasaber.es, Mifirma, Change.org, Propongo de tomalaplaza… intentan abrirse paso.

Para impulsar esa democracia participativa han nacido numerosas iniciativas: Fixmedia.org, Iwanto, Notecalles.org, Vúdeo, Tuderechoasaber.es, Mifirma, Change.org, Propongo…

Vúdeo es una iniciativa “pegada al ciudadano, que intenta ofrecer espacios de debate público tratando de conectar el mundo online con el offline para que todo el conocimiento, reflexiones e ideas que se generan tengan un impacto real”, explica @pintiparada. El proyecto más ambicioso en estos dos años de andadura ha sido el panel de expertos que respondió a las preguntas planteadas por los usuarios. Noam Chomsky, Arcadi Oliveres, Joaquín Reyes, Nacho Escolar, Kristinn Hrafnsson (portafoz de Wikileaks), Joan Herrera y Boti Gracía Rodrigo ofrecieron su punto de vista a cuestiones como: ¿Tenemos que participar en las reglas del juego para cambiar las reglas del juego?, ¿algún -ismo (capitalismo, comunismo, anarquismo) soluciona la situación actual? o ¿estamos en manos de los poderes financieros?

Para Pau Llop, emprendedor nato y responsable de iniciativas como Fixmedia.org o Bottup, el papel del consumidor, del ciudadano, está cambiando de forma rápida y drástica: “el ciudadano cada vez es más activo y con ello más inmune al marketing tradicional, que es la gasolina del motor consumista”. Esta es quizá una de las razones por la cual nace Fixmedia.org, un proyecto en busca de financiación a través de crowfundig en Goteo.org, que busca hacer un trabajo de comprobación de datos distribuido de las noticias publicadas por los medios online. De esta forma, los lectores podrán contribuir a la construcción de la opinión pública y con ello de la democracia, una democracia en este caso participativa. Como bien explican en la web de Goteo el objetivo de Fixmedia.org es ser un primer paso decisivo en la mejora del periodismo a través de la inteligencia colectiva en un momento en el que el periodismo no atraviesa su mejor momento. “Los periodistas tenemos que tener claro que no tiene ningún sentido hacer nuestro trabajo sin contar con la gente”, apunta Pau Llop, “Fixmedia será un lugar netamente constructivo, el taller de chapa y pintura que necesita nuestro periodismo”. Y es que “el ciudadano ya no se conforma con leer un titular a las diez de la mañana”, explica @pintiparada: “Sabe que la noticia se amplia, complementa, contradice y anula a sí misma en unas horas y quiere participar en el proceso: la comparte, la comenta, la completa”.

Vúdeo es busca conectar el mundo online y offline, y Fixmedia.org pretende contribuir a la construcción de la opinión publica a través del control de los medios

Las relaciones sociales están evolucionando según evolucionan los medios a través de los cuales ellas toman forma. Ya lo decía Marshall McLuhan, “el medio es el mensaje”. Para muchos sigue siendo alucinante poder enviar un whats up y entablar una conversación en tiempo real con el otro lado del mundo cuando hace unos días escribían un telegrama o mandaban un fax. La cotidianidad nos impide ver lo asombroso del momento que vivimos. “Mientras Internet siga siendo neutral, mientras siga habiendo hackers tecnológicos y sociales, mientras no se destruya por completo el acceso a una buena educación y al conocimiento, la sociedad seguirá encontrando de forma natural nuevas formas de hacerse escuchar”, expone Pau Llop.

Ilustración: La goma elástica


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario