Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Actualmente en México vivimos muertos en vida

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Lo que Ingrid Betancourt describe de estos muertos
en vida es lo que las Instituciones gubernamentales y las circunstancias de
nuestro país propician al matar los deseos, los anhelos, y las ilusiones de
todos sus ciudadanos

Opinión

Leer y escuchar la historia de Ingrid Betancourt me conmueve.
Mi historia no se compara en lo mas mínimo a lo que ella vivió y al sufrimiento
que durante todo este tiempo sobrellevó valientemente, pero no puedo dejar de
sentir que muchos de sus sentimientos y pensamientos han pasado también por mi
cabeza. Tal como ella lo relata en su experiencia, tanto para mí como para
muchas personas es una lucha la que se hace todos los días por mantener vivo el
espíritu y no desfallecer.

Vale la pena reconocerle la conciencia que tiene de que las
circunstancias son dadas y que lo importante es nuestra postura ante ellas
Son muchos
los que viven muertos porque sus espíritus han sido corrompidos

Me llama mucho la atención su calidad humana y personal; las
situaciones políticas que se hablan en torno a ella no me incumben en estos
momentos, pero vale la pena reconocerle la conciencia que tiene de que las
circunstancias son dadas y que lo importante es nuestra postura ante ellas, así
como el valor tan grande que le da a la educación como un instrumento necesario
para perfeccionar la naturaleza del hombre, no su intelecto; y por último las
reflexiones tan profundas que tiene sobre lo que sucede en nuestra moribunda
Latinoamérica, al describir el daño que hace el individualismo transformado en
egoísmo, ventajismo y corrupción, impidiendo que las cosas mejoren, en nuestras
vidas y por consiguiente en nuestros países y el mundo entero.

Encontré una carta que escribe a su madre, como prueba de
vida en donde habla de lo difícil que fue mantener su espíritu en la selva en
manos de sus secuestradores, describiendo a la incertidumbre y la precariedad
como única constante, sintiendo que todos ahí eran muertos en vida; al perder
sus deseos y anhelos; igualmente señala su sueño de que seamos menos
individualistas y mas compasivos, para conseguir ser la nación grande que
queremos y lograr esa sed de grandeza que hace surgir a los pueblos de la nada
hacia el sol.

Creo que muchas personas nos identificamos con sus palabras
al tolerar las circunstancias diarias de corrupción, injusticia y violencia, tratando
de entender lo que significan y luchando día a día por encontrar dentro de
nosotros mucho mas de lo que creímos tener.

Hoy, mis oraciones se elevan para dar gracias por la
libertad de Ingrid y por todos los secuestrados que aún no llegan a casa… porque cualquiera podría decir que Ingrid ha perdido seis años de su vida, pero por
experiencia propia, con un espíritu amurallado, les digo que  en las instituciones y en el país entero, son muchos
los que viven muertos porque sus espíritus han sido corrompidos, pero el mío no.

La situación actual entristece, porque lo que Ingrid describe de estos muertos
en vida es lo que las Instituciones gubernamentales y las circunstancias de
nuestro país propician al matar los deseos, los anhelos, y las ilusiones de
todos sus ciudadanos; al sentir que todos nuestros esfuerzos no valen la pena y
que las cosas ya no tienen remedio.

*Los artículos de Nodo Libre sólo representan el punto de vista de su autor, no el de Bottup. Bottup es una comunidad de centenares de periodistas ciudadanos con su propio criterio, que la Redacción nunca puede coartar

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario