Domingo 11 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Adiós parcial a las bombas de racimo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Niño herido en Laos por una bomba de racimo
Niño herido en Laos por una bomba de racimo

Más de cien países firman hoy el Tratado que prohíbe este tipo de armamento, al que no se han adherido Estados Unidos, Rusia, China, Israel, India y Pakistán

España destruirá las bombas almacenadas en sus arsenales en siete meses

Image
Bombas de racimo (Greenpeace)

(Agencias) Oslo pondrá hoy fin a las bombas de racimo. Tras 18 meses de
intensas negociaciones, los más de 100 países reunidos en la capital noruega firmarán el Tratado que prohíbe el uso,
producción, transferencia y almacenamiento de este tipo de armamento.

El
documento no será firmado por Estados Unidos, Rusia, China, Israel,
India y Pakistán, los principales fabricantes y consumidores de estas
armas.

En España, la ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció
este martes que en siete meses se habrán destruido las casi 6.000
bombas de racimo que aún se encuentran en los arsenales del Ejército y
que quedarán tan sólo “las estrictamente necesarias para que zapadores
e ingenieros aprendan a desactivarlas”.

España se adelanta así a
los Acuerdos de Dublín firmados el pasado mayo por 115 países, por el
que se comprometieron a destruir este tipo de armamento en un plazo de
12 años.

Representantes de más de 100 países al más alto nivel
se encuentran en Oslo (Noruega) para firmar el Tratado
Internacional contra las bombas de racimo. Este nuevo instrumento legal
prohíbe el uso, producción, transferencia y almacenamiento de bombas de
racimo. Según Greenpeace, “se trata del paso más importante que ha dado la comunidad internacional en materia de desarme en más de una década”.

Las
bombas de racimo contienen pequeños artefactos que al lanzarse desde
aviones o por la artillería quedan diseminadas y explotan como minas.
Sus detractores denuncian que provocan daños indiscriminados, ya que en
ocasiones permanecen durante meses o años sin explotar hasta que
accidentalmente alguien, en muchas ocasiones niños, se topa con ellas.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario