Jueves 08 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Agua vs. petróleo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)


El agua y el petróleo rivalizan por ser las mercancías que más dividendos generan. Su estrecha relación está generando un desastre ecológico por las cantidades de plástico sin reciclar y el combustible empleado en la producción de botellas destinadas a envasar el agua.

La incestuosa y muy paradoxal relación entre agua y petróleo beneficia
a las grandes industrias alimenticias como Nestlé y Danone, que se
conforman en más de un tercio de los casos con embotellar agua de grifo

Por moda, por descuido de gobiernos que no invierten en el agua de
grifo o por intereses económicos, tenemos un problema que también está
en nuestras manos. “El petróleo y el agua embotellada rivalizan por ser la mercancía cuyo comercio genera más dinero en el mundo”, recoge el diario El País en un reportaje publicado recientemente.

En tantos años de agresivas campañas
publicitarias, la gente aprendió a comprar agua y a asociar este gesto
con un modo de vida más saludable, más ecológico y porqué no, más a la
moda

Pero esta estrecha relación no queda ahí. La pujante industria del agua embotellada utiliza petróleo para producir sus envases, unos 100 millones para los envases fabricados en todo el mundo en 2006 según el Pacific Institute,  y para transportarlos. La popular marca Fiji Water emplea cantidades de combustible desproporcionados para un territorio que no abastece en agua potable  a un tercio de sus habitantes.

La incestuosa y muy paradoxal relación entre agua y petróleo beneficia a las grandes industrias alimenticias como Nestlé y Danone, que se conforman en más de un tercio de los casos con embotellar agua de grifo tratada o no y atribuirle propiedades que no difieren de las del agua de grifo, como la de ayudar a adelgazar.

En tantos años de agresivas campañas publicitarias, la gente aprendió a comprar agua y a asociar este gesto con un modo de vida más saludable, más ecológico y porqué no, más a la moda. Sin embargo, ayudar a llenar la tierra de un material que hoy en día se recicla poco, el plástico, no tiene nada de ecológico. Beber agua es una necesidad básica y no una moda, así que presentada en vaso, botella con cristales Swarovski, o en una bolsa de plástico, es igual, la necesita para vivir la Jet-set y nosotros también.

El agua embotellada es un asunto que está en las manos del consumidor y en las de las autoridades que deberían fomentar el consumo del agua de grifo y mejorar en paralelo su calidad invirtiendo en sistemas de filtrado.

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario