Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Al menos 90 muertos en el atentado más grave en Irak en meses

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Aumentan las ‘bajas’ del ejército estadounidense

(EP) Un doble atentado suní contra peregrinos chiíes que se dirigían a
la mezquita del Iman Hussein en la ciudad de Karbala, 90 kilómetros al
suroeste de Bagdad, volvió ayer a poner en tela de juicio los planes de
seguridad de Estados Unidos para el país mesopotámico. La masacre que
perpetraron los dos suicidas en la ciudad de Hillah es la más grave que
se recuerda en los últimos meses, con al menos 90 chiíes muertos y más
de 160 heridos
. Mientras, el Ejército de EE.UU. confirmó la muerte de
diez de sus soldados en actos de combate
, con lo que el recuento
oficial de bajas del Pentágono dese la invasión asciende a 3.182 caídos.

Los insurgentes suníes volvieron a poner la nota sangrienta en el
día en que la comunidad chií celebraba el final de su particular fiesta
de la Ashura, después de 40 días de conmemoraciones en recuerdo del
Iman Hussein, nieto del profeta Mahoma. La máxima expresión de esta
festividad es, precisamente, la peregrinación hasta la mezquita del
Iman Hussein, en Karbala, donde cada año se desplazan millones de
musulmanes chiíes para conmemorar la muerte en combate del nieto del
profeta.

La matanza se produjo en la ciudad de Hillah, en la provincia de
Babil, donde cientos de peregrinos chiíes se dirigían hacia la ciudad
santa de Karbala. Según explicó un portavoz de las Fuerzas de Seguridad
iraquíes, los dos suicidas estaban infiltrados entre los devotos y se
inmolaron consecutivamente, provocando la muerte de al menos 90 civiles
y más de 160 heridos. A estos atentados se une el coche bomba en el
barrio de Doura, en Bagdad, cuya deflagración se llevó la vida de 12
personas más.

Esta masacre se produce en la tercera semana de despliegue del plan de
seguridad para Bagdad del Ejército estadounidense
y las Fuerzas de
Seguridad iraquíes para acabar con la violencia entre comunidades
musulmanas en el país.
Aunque los militares de EE.UU. tenían previsto
que la insurgencia trasladara su ámbito de actuación a las afueras de
la capital, lo cierto es que el operativo ya quedó en entredicho el
lunes, cuando un coche bomba acabó con la vida de 28 civiles en el
mercado de Al Mutanabi, en el centro de Bagdad.


Aumentan las ‘bajas’ estadounidenses

El Ejército estadounidense informó ayer, a través de un comunicado, que
diez de sus soldados cayeron y otros tres resultaron heridos en
diferentes ataques de la resistencia iraquí en el Norte y el Noreste.
Seis de ellos cayeron durante “una operación de combate” en la
provincia de Salah ad Din, cuando una bomba estalló cerca de sus
vehículos. En el segundo ataque, en la ciudad de Diyala, muy próxima a
Irán, cayeron otros cuatro militares estadounidenses, esta vez víctimas
de una bomba colocada en una carretera.

La muerte de estos diez soldados en Irak eleva el recuento oficial de
bajas militares del Pentágono hasta las 3.182, desde el comienzo de la
invasión del país mesopotámico en marzo de 2003
, una media de dos
caídos diarios desde entonces. El récord de muertes de momento está, en
todo caso, en enero de este año, con 1.802 muertes, muy por encima de
las 1.531 que se produjeron en febrero.

Relacionadas:
Condoleezza Rice visita por sorpresa Irak
Bush pide 112.000 millones de euros para la “guerra global contra el terror”

{mos_sb_discuss:3} 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

Participa con tu comentario