Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Alfredo Sáenz Abad, ejecutivo del Santander, gana 10,2 millones de euros al año

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / Es el ejecutivo con el sueldo más alto de España y recibirá 86 millones de pensión

Sáenz fue condenado en diciembre a seis meses de prisión y una multa de 100.000 euros por acusación y denuncia falsa

El segundo, tras Emilio Botín, en el Banco de Santander: el ejecutivo mejor pagado de España. Según sea el IRPF y declaración de renta (o al igual que con las grandes estrellas del fútbol se montan facturaciones con empresas de paraísos fiscales) puede ingresar limpias de polvo y paja entre 70 y 120 millones de las antiguas pesetas al mes. ¡Un sueldazo! Pero, y además, el vicepresidente del Banco de Santander recibirá 86 millones de euros de pensión.

Noticia del 28.12.2009: La Audiencia de Barcelona ha condenado al ex presidente de Banesto, Alfredo Sáenz, a seis meses de prisión por un delito continuado de acusación y denuncia falsa, y a pagar una indemnización de 100.000 euros. Europa Press.

Me pregunto qué se valorará más en esas retribuciones, si la sabiduría y la ‘omertá‘, o la ‘firma’ y sus peligros

Hace exactamente un año, mayo de 2009, asistí al juicio por juzgarse también a Rafael Jiménez de Parga, el abogado que por parte del Ayuntamiento de Narcís Serra, se empecinó en mis tres años de prisión preventiva. Un abogado corrupto. Otro gran bufete corrupto, 50 colaboradores que, como en el caso Juan Piqué Vidal, tampoco sabían nada de las actividades delictivas de su jefe o socio. Pieza clave en la ‘gran corrupción’.

Dediqué al juicio una serie de escritos en el blog La gran corrupción porque, similar al actual juicio por el Caso Hacienda, formaba parte de ‘Barcelona, 30 años de corrupción’. Delitos archivados por la Audiencia de Barcelona, derivados de la red de chantajes y extorsiones capitaneada por el juez Luis Pascual Estevill, y que el Tribunal Supremo obligó a desarchivar y juzgar.

Que los inmensos delitos del ‘oasis catalán’ salen casi gratis forma parte de la idiosincrasia del ambiente, o club de corruptos, que supo repartir pensando en los futuros sumarios con una media de quince años entre delitos y juicio. Pero que los ejecutivos de las grandes empresas (acusados y condenados) escalen esas astronómicas cifras de sueldos y ganancias legales, me huele a más chamusquina.

Emilio Botín, un hombre duro, dicen, se reblandece con sus íntimos colaboradores. Ya a otros participantes de aquel oasis, Amusátegui y Corcóstegui, les pagó similares cantidades para que se jubilaran un tiempo después de las fusiones con el Hispano y Central, bancos carcomidos en otra gran crisis menor que la actual. Al poco, Botín añadiría a su imperio el Banesto presidido por Alfredo Sáenz, impuesto por el Banco de España en sustitución de Mario Conde. Sáenz provenía de la Banca Catalana, absorbida por el Banco de Vizcaya. Operaciones de limpieza financiadas con dinero público, no menos de un billón de pesetas, tirados a la basura. Que la Justicia una vez más le diera la razón sobre la legalidad de los multimillonarios pagos a los copresidentes de las fusiones, no por ello encajaban en la Ética y Moral, o precisamente peor olor por otra sentencia favorable a Botín.

Si el Estado ha de financiar sus abusos y cracs, justo es que delimite sus retribuciones, pues diría que casi se trata de funcionarios públicos

Me pregunto qué se valorará más en esas retribuciones, si la sabiduría y la ‘omertá‘, o la ‘firma’ y sus peligros. A los firmones (caso Xicola de Fincas Corral y cientos más) se les suele pagar bien, ellos cargarán con los juicios si toca un juez al que no se le puedan financiar cursos en Nueva York.

Pero esas cifras publicadas y legales se escapan a cualquier consideración, máxime cuando por la situación de privilegio o cabecera en el oligopolio bancario español pesan sobre todo el país, y más si esa cabecera se ha alcanzado con fusiones financiadas y blanqueadas (limpiar balances) con dinero público.

Un tema muy tratado los emolumentos a los altos ejecutivos financieros, de hecho ya se le ha puesto legalmente coto en varios países. Si el Estado ha de financiar sus abusos y cracs, justo es que delimite sus retribuciones, pues diría que casi se trata de funcionarios públicos.

Me cuenta mi apreciado Antonio Marín Segovia, denunciador de la corrupción valenciana, el comunicado del General de Napoleón Marat: “Cada nuevo paso de las instituciones madrileñas está destinado a proteger la apropiación de lo público en beneficio de lo privado, en ocasiones con el apoyo del Gobierno español“.

Ránking de los nueve altos ejecutivos mejor pagados en España (2009)

Ejecutivo

Retribución (Mill. euros)

Alfredo Saénz (Santander)

10,2

Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola)

8,2

Francisco González (BBVA)

5,32

Antonio Brufau (Repsol)

4,29

Emilio Botín (Santander)

3,9

J. Ignacio Goirigolzarri (BBVA)

3,9

Ántonio Llarden (Enagás)

1,6

Ángel Ron (Banco Popular)

1,23

Luis Atienza (REE)

0,78

Fuente: expansion.com


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario