Sábado 03 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Alonso se lleva la victoria y acorta distancias

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Crónica del GP de Italia

La victoria del vigente campeón del mundo lo coloca a sólo 2 puntos del líder del mundial, su compañero Lewis Hamilton

Massa se retiró en la décima vuelta y Raikkonen, pese a arriesgar con una estrategia a una sola parada, no consiguió colarse entre los McLaren

Image
Alonso, victorioso

Con un ambiente tenso y las miradas puestas en los despachos en los que se presentan pruebas y se discuten posibles sanciones por una trama de espionaje de McLaren a Ferrari, se ha disputado este fin de semana el Gran Premio de Italia, decimotercera prueba puntuable del campeonato mundial de F1. Polémicas a un lado, era una prueba decisiva en la que Alonso debía de luchar por intentar acercarse a su compañero de equipo y líder de la clasificación general, Lewis Hamilton, y por mantener alejados a los Ferrari.


Los entrenamientos

Como de
costumbre, comenzaron con las típicas dos primeras mangas insustanciales y en las que, salvo
accidente o avería, nunca pasa nada. En esas dos rondas, Alonso comandó la
clasificación
por delante de su compañero y de los dos Ferrari. En la última y decisiva manga, comenzó Hamilton en cabeza cuando todavía deambulaban los coches
quemando gasolina y calentando motores para rodar al 100% en los últimos
momentos de la ronda. Pero llegó el vigente campeón del mundo, Fernando Alonso, que, con una estratosférica
vuelta
a falta del último paso por boxes, se colocó
primero con cuatro décimas de ventaja con Hamilton y casi un segundo con Massa.
Mientras tanto, Raikkonen parecía no querer meterse en esa lucha y se
conformaba con la cuarta plaza.

En la última vuelta, ni el brasileño ni el británico consiguieron mejorar el
tiempo del español, que consigue su segunda pole position de la
temporada (sería la tercera si no le hubiesen quitado la que marcó en el GP de
Hungría). Mientras tanto, el conformismo de Raikkonen le colocó entre los BMW de Heidfeld y Kubica, un lugar
peligroso sobre todo ante las grandes salidas que hacen los monoplazas de dicha
escudería.

La salida
Image
Massa tuvo que retirarse

Alonso partía desde una primera posición que supo mantener bien frente a un asustado Hamilton que corría tras él despavorido y comiéndose la primera curva por el acoso de Massa, que pese a no conseguir superar al británico en los instantes iniciales, mantenía un ritmo superior que el del todavía líder del campeonato del mundo de pilotos. Por detrás de este trío, pasaba por la primera curva Raikkonen, que ayer se conformaba con la quinta plaza, rebasó rápidamente a Heidfeld, con lo que desde el principio se pudo ver el mismo y aburrido panorama que terminamos viendo en todos los grandes premios, los dos McLaren delante y los Ferrari acechando.

Safety Car
Aunque no todo era como todos los días. Una violenta salida de pista del Red Bull de Coulthard propició la aparición de un safety car que cortaba el ritmo de los McLaren y compactaba al grupo. Mientras los operarios se afanaban por retirar las piezas desprendidas del monoplaza del británico tras el choque y los pilotos en que los neumáticos no perdiesen la temperatura idónea, la diferencia que Alonso había abierto con sus rivales se disipaba y la carrera volvía a comenzar. Seis vueltas que sirvieron para poco y una nueva salida, esta vez lanzada, tras la desaparición del coche de seguridad cuando aún restaban 47 giros para llegar a meta.

Massa fuera a las primeras de cambio
Y el pelotón, que más se parecía al de la Vuelta a España que al de un gran premio de Fórmula 1, retomó la marcha, con unos McLaren que no acusaron el parón del coche de seguridad y que pronto comenzaban a abrir hueco con los Ferrari. Pero lo que no podían esperar los McLaren era que en la novena vuelta las cosas se les pondrían aún más fáciles. Massa entraba en boxes para realizar una corta parada en un principio inexplicable y tras la que se reincorporó en último lugar. Y es que el coche del brasileño andaba con problemas. En un intento desesperado por resolver esta situación, sus ingenieros le hicieron parar de nuevo, dos vueltas más tarde, para intentar hacer que el monoplaza de Massa rindiese a un nivel normal. Pero no pudieron hacer nada, el brasileño ya no pudo volver a enfilar el pit lane y estuvo obligado a salir del coche con el consecuente enfado provocado por una pérdida de dos terceros puertos, el de la carrera y el de la clasificación del mundial de pilotos.

Hamilton para antes que Alonso

“Alonso partía desde una primera posición que supo mantener bien frente a un asustado Hamilton que corría tras él despavorido y comiéndose la primera curva por el acoso de Massa”

Con Massa fuera y Raikkonen perdiendo fuelle, las balas de plata pensaban en una carrera tranquila en la que sus dos pilotos se repartirían las primeras posiciones del día, aunque aún no estaba claro el orden. Alonso aventajaba a Hamilton en algo más de un segundo, lo que le brindaba la oportunidad de entrar una vuelta más tarde que su compañero que, resignado, entró en boxes. Pero el británico no pensaba regalar la victoria al español y arriesgó en su entrada apurando hasta el último momento y picando frenos bruscamente justo antes de entrar con el fin de rebajar su velocidad hasta los 80 km/h a los que están obligados los pilotos a pasar por la línea de repostaje. Sin embargo, el español supo devolvérsela a su compañero y con la gasolina que ahorró mientras el coche de seguridad estaba en pista, pudo dar dos giros más que él, lo que le brindó la oportunidad de hacer una parada más grande que Hamilton y, aún así, salir por delante. Esta maniobra le aseguraba contar con un plus de gasolina que le permitiría parar detrás del británico también en el segundo repostaje. Por detrás, ya solo quedaba esperar la parada del único Ferrari que quedaba en liza…

Raikkonen sorprende a los McLaren con una arriesgada táctica
Y no paró tras los McLaren. El finlandés intentó dar la sorpresa y apostó por una estrategia a una única parada, que explicaba el ritmo con el que rodó en los entrenamientos (causado por la alta carga de gasolina con la que contaba).

El finlandés aguantó 25 vueltas y realizó su única parada a 28 giros del final. Esta situación hacía temblar a los McLaren, que todavía tenían que detenerse una vez más y que tendrían que abrir un generoso hueco con el
Ferrari del finlandés para intentar salir del repostaje por delante de
éste y no por detrás y a muy pocas vueltas del final en un circuito
que, al igual que en la mayoría por los que pasa la F1, adelantar en la
pista es más que difícil

Segunda parada con el cronómetro en la mano

“Con Massa fuera y Raikkonen perdiendo fuelle, las balas de plata
pensaban en una carrera tranquila en la que sus dos pilotos se
repartirían las primeras posiciones del día, aunque aún no estaba claro
el orden”

Desde aquí hasta la segunda parada de Alonso y Hamilton la carrera se transformó en una auténtica contrarreloj ciclista. Los McLaren necesitaban unos treinta segundos de ventaja para pasar por delante de Raikkonen tras el segundo y último repostaje. El primero en parar fue Hamilton, que no tenía a su disposición ese margen de medio minuto. Este hecho esperanzó a Fernando Alonso, que paraba dos giros más tarde que su compañero, con un colchón más que suficiente para integrarse en carrera de nuevo por delante de todos sus perseguidores y que veía como el líder del mundial y compañero de equipo se colocaba tercero. Lo que no sabía el español, era que el finlandés no iba a ser rival para un envalentonado Hamilton, que consiguió pasarlo en la apurada de frenada de la primera curva, justo cuando Alonso se disponía a realizar su segundo respostaje.

Las cuentas no salían

“Lo que no sabía el español, era que el finlandés no iba a ser rival para un envalentonado Hamilton, que consiguió pasarlo en la apurada de frenada de la primera curva”

Con este adelantamiento y tras la reincorporación del español después de su parada, el podio estaba ocupado, en este mismo orden, por Alonso, Hamilton y Raikkonen, lo que suponía recortar solamente dos puntos al británico en la clasificación general de pilotos del mundial, algo que sabía a poco viendo como, unos segundos antes y con Raikkonen entre los McLaren, le iba a quitar cuatro, lo que le hubiese colocado a sólo uno de Hamilton.

La carrera terminó tras el repostaje de Alonso
Ya nada cambió hasta la bandera a cuadros. Las diferencias se van recortando y ya son sólo tres los puntos que le faltan a Alonso (89 puntos) para alcanzar a Hamilton (92 puntos) cuando aún quedan cuatro grandes premios para el final de la temporada. Por detrás de ellos, los Ferrari están cada día más lejos, primero Raikkonen (74 puntos), que sobrepasa a Massa, que no pudo puntuar en esta ocasión y que se coloca cuarto con 69 puntos.

Este es el panorama con el que acaba este GP de Italia y nos despedimos de la competición hasta el próximo fin de semana, cuando los motores vuelvan a rugir y los pilotos se jueguen los próximo puntos de la clasificación mundial en el GP de Bélgica. Un poco antes, el jueves día 13, se reúne el Consejo Mundial del Motor. Allí se estudiará el caso de espionaje McLaren-Ferrari y se impondrán, si procede, sanciones. ¿Alterará esta reunión la clasificación? El jueves lo sabremos.

Vista aérea del Circuito de Monza
Ver mapa más grande


Más información
Tiempos
oficiales de los entrenamientos

Tiempos oficiales de la carrera

Circuito de Monza
Página oficial del Campeonato

Grandes
Premios anteriores

GP de Australia

GP de Malasia

GP
de Bahréin

GP
de Cataluña

GP
de Montecarlo

GP de Canadá y GP de EEUU

GP de Francia

GP
de Inglaterra

GP
de Alemania

GP
de Hungría

GP
de Turquía

Relacionadas:

La F1 también se disputa en los despachos

Fotos: As y Marca

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario