Lunes 21 de agosto de 2017,
Bottup.com

El sombrío horizonte de la economía de EEUU

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Análisis de la previsible evolución de la economía de EEUU en próximo trienio

Opinión

Image
Obama dando un discurso durante las elecciones primarias
Las bajadas de tipos de interés por parte de la FED han aliviado los problemas de liquidez de las entidades financieras

La cruda realidad empezó a plasmarse a partir de enero del 2008 con el inicio del hundimiento bursátil aunado con un escenario inflacionista debido a los galopantes incrementos de los precios de los carburantes y de los productos alimenticios.

Finalmente terminaría por desencadenar lo que ha venido a denominarse la crisis económica del 2008, punta del iceberg de una severa crisis económica global que terminará de dibujarse en el horizonte del 2012.

POSIBLE EVOLUCIÓN DE LA ECONOMÍA ESTADOUNIDENSE
Continuación de la inestabilidad del sistema financiero:

 El Programa de Apoyo para activos con problemas (TARP) llevado a cabo por la Administración y las sucesivas bajadas de tipos de interés de la FED hasta el 0%, han aliviado los problemas de liquidez de las entidades financieras.

Pero no impedirán que los bancos necesiten más requerimientos de capital (estimándose en más de 850.000 millones de dólares) debido a la existencia de activos tóxicos que deberán ser comprados por los ‘bad banks’ (bancos malos). Otra opción será continuar con el goteo de intervenciones bancarias.

 

El incesante aumento de la deuda externa contribuirá a que la prima de riesgo aumente y el crédito siga sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales. Y esto aunado con la devaluación del dólar, para estimular las exportaciones y la severa contracción del consumo interno (uno de los tradicionales motores de la economía de EEUU ya que representa más de la mitad del PIB del país), podría agudizar el riesgo evidente de estancamiento de la crisis económica en EEUU.

Implementación de medidas calcadas del “New Deal” de Roosevelt como el incremento faraónico de las inversiones en infraestructuras de transporte y energías (Tren de Alta Velocidad y extraordinario impulso de las Energías Renovables) con el objetivo de crear la friolera de tres millones de nuevos empleos.

También se promoverá la subida del salario mínimo y la reducción de impuestos en más de 300.000 millones de dólares para favorecer el consumo interno (uno de los tradicionales motores de la economía de EEUU ya que representa más de la mitad del PIB del país); la ampliación de la cobertura del desempleo a ocho millones de nuevos parados y las ayudas a la producción agrícola en forma de proteccionismo encubierto.

 

Presentación por Obama del Programa de Racionalización del Consumo de Carburantes y Reducción de Emisiones Contaminantes de los nuevos coches:
Dicho programa incluiría el Plan de Renovación del parque Automovilístico (sustitución de los obsoletos y contaminantes modelos actuales por nuevos modelos con etiqueta ECO). Y la reorientación del transporte de mercancías terrestres por las nuevas Autopistas del Mar y Vías Férreas de alta Velocidad mediante la imposición de tasas ecológicas al transporte de mercancías por carretera y a los vehículos sin etiqueta ECO.

 

Implantación de medidas proteccionistas como el consumo de productos nacionales. El desarrollo de una nueva guerra comercial UE-EEUU a raíz de la imposición por ambos países de medidas proteccionistas bajo el eufemismo de medidas fitosanitarias adicionales ( plaga del “minador del tomate” europeo y ” gripe porcina” en EEUU).

 

Incrementos de la tasa de paro hasta niveles desconocidos desde la época de la II Guerra mundial:
 La tasa de paro de la primera potencia económica del mundo subió hasta el 8,5% en marzo del 2009 con un total de 13,2 millones de parados. y podría alcanzar el 10% a final del 2009 (rondando los 15 millones de parados.) , incremento que tendría su continuidad en el próximo trienio debido a los siguientes factores:

 

Brutal reestructuración del sector de la automoción:
Asistiríamos así a la declaración en cascada de bancarrotas guiadas o quiebras quirúrgicas (empezando por Chrysler y siguiendo con GM y Ford). Eufemismos para encubrir la brutal reestructuración que espera a la industria automotriz de EEUU en los dos próximos años.

Eso a pesar de las subvenciones a las empresas del automóvil cercanas a los 25.000 millones dólares en forma de préstamos y líneas de crédito blando. Y es que las ventas locales habrían caído un 50% desde el 2007, por lo que urge una profunda reestructuración de la anquilosada industria automotriz norteamericana.

 

El sector de la automoción vivirá una profunda restructuración a pesar los 25.000 millones de dólares destinados en ayudas

Severo estancamiento del mercado inmobiliario con la aparición de un stock de 3 millones de viviendas que no encontrarán comprador hasta el 2012:

 El sector bancario de EE.UU. podría soportar pérdidas de hasta 250.000 millones dólares por inmuebles comerciales en esta crisis. Y más de 700 bancos podrían quebrar debido a su exposición a los bienes raíces comerciales, por lo que las entidades bancarias intentarán mediante subastas, la creación de sociedades de gestión de activos inmobiliarios y la aplicación de medidas agresivas como dar salida a los pisos embargados que acumularán en sus carteras (considerados bienes ilíquidos).

 

La subida de tipos de interés por parte de la FED estará motivada por el hecho de que los diferenciales de rentabilidad entre las emisiones de deuda pública de los diversos países del primer mundo han aumentado en los últimos meses. Esto conlleva un encarecimiento y mayores dificultades para obtener financiación exterior, además del riesgo de un posible escenario de deflación provocado por la severa contracción del consumo interno.

 

Dicha subida tendría un inmediato impacto en hipotecas y préstamos bancarios, con la consiguiente asfixia económica de amplias capas sociales y un dramático aumento de la morosidad, los embargos de viviendas y locales comerciales. Sin olvidar el repunte de los precios del crudo que podría dar lugar a episodios de estanflación.

 

Estallido de la Burbuja Bursátil:
La subida de tipos de la FED aunada con el goteo de resultados negativos trimestrales de las empresas cotizadas y el elevado endeudamiento de las mismas, podría producir un nuevo crash bursátil que provocaría la inanición financiera de las empresas, el consecuente efecto dominó en la declaración de quiebras y la brutal reestructuración de sectores básicos de la economía (Automoción; Financiero, Aerolíneas, Inmobiliario, Construcción, Astilleros, Siderometalúrgico, Aseguradoras, Sector Turístico).

 

Después de la recisión económica de 2008, los crecimientos negativos del PIB en EEUU se prolongarán hasta 2011

Continuación de la recesión económica hasta el segundo semestre del 2012:
Tras la entrada en recesión económica en el 2008 de la mayoría de los países desarrollados, asistiremos a escenarios de crecimientos negativos del PIB de EEUU hasta el 2011.

Con estimaciones del -2´6% en 2009, del – 0,5% en 2010 y crecimiento positivo del 1% en 2011. Con incrementos espectaculares del déficit Público del 12% para el 2009 y del 10 % para el 2010. Y con el aumento de la Deuda Externa a 13´5 billones de dólares para el 2009.

Asistiríamos a una drástica reducción de los subsidios sociales como consecuencia del descenso seguro de los ingresos y del bestial
incremento de las prestaciones de desempleo (8 millones de parados sin
cobertura de desempleo). Esta será la causa de la aparición de agujeros financieros en varios Estados y la declaración de bancarrota de varios organismos federales.

Imagen(cc): mountaineer

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario