Domingo 24 de marzo de 2019,
Bottup.com

Ángel Ros, alcalde de Lérida, renuncia al Parlament

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

 

Àngel Ros

Àngel Ros

Barcelona 16-01-2014. Una noticia casi insólita en España. No comparte pero respeta las decisiones de su partido PSC. Renunciar al acta de diputado por coherencia a los principios y conciencia no es habitual. El sueldo y demás privilegios suelen supeditarse a esas abstracciones. Se siente más catalanista que socialista. Un eterno profesional de la política catalana cuya conciencia ha debido tragar ruedas de molino.

Nos anuncia que prefiere la democracia de primarias y listas abiertas, y el voto de los elegidos a favor de los electores de circunscripciones pequeñas, dice, y no por obediencia al partido. ¡A buenas horas!

Romper el voto cautivo desmoronaría la llamada democracia española. En la rueda de prensa transmitida íntegra y comentada por TV3, cual uno más de los festivales hacia la independencia, tras 30 años de vivir de la cerrada partitocracia de internas elecciones a dedo, nos anuncia que prefiere la democracia de primarias y listas abiertas, y el voto de los elegidos a favor de los electores de circunscripciones pequeñas, dice, y no por obediencia al partido. ¡A buenas horas!

Un Ángel Ros, dechado de coherencia, pero sin enterarse ni menos comentar la compraventa de terrenos entre su ayuntamiento y la Catalunya Caixa de Narcís Serra, su compañero y jefe desde los años 79. ¡Nada menos que 80 millones de euros! contabilizados en los activos tóxicos. Trivializando, un importe, repito, con el que se podría comprar media Lleida. Dinero que sin duda salió de Catalunya Caixa pero nadie sabe quien cobró porque parece que no fuera el Ayuntamiento. El juez Pijuan que admitió la ampliación de la denuncia deberá investigar, ¡si le dejan!, pues de entrada en el Caso Millet, la Catalunya Caixa de Narcís Serra negó la entrega de las cuentas solicitadas.

Una rueda de prensa ¡también democrática y abierta! al uso en Cataluña y España. Ningún periodista ¡ninguno! de los acreditados le pregunta sobre esos 80 millones de euros recientemente denunciados por el CUP ¡y admitidos por el Juez Pijuan!, además de comentados en Lleida por algún medio local.

¿Qué son 80 millones de euros, más de 13.000 millones de pesetas, ante la independencia de Cataluña?, que si realmente hubieran cual ‘gordo’ caído en Lérida, con otras similares operaciones desaparecerían el paro y los recortes. Otra nimiedad hacia la independencia que el juez ayer admitiera la acusación contra Oriol Pujol por venderse por unos cochinos 30.000 euros, ¡5 millones de pesetas!

Ningún periodista, ninguno, de los acreditados le pregunta sobre esos 80 millones de euros recientemente denunciados por el CUP y admitidos por el juez Pijuan

A medio enero del año triunfal de Cataluña, la aplicación de los más elementales principios de la democracia rompe el monolítico PSC de los últimos 30 años, y por un tema que poco importa a unos 6 millones, ¡de los 7,5!, de catalanes: la secesión.

Pero rizando el rizo de los disparates, en realidad hoy se vota en el Parlament pedir al Congreso que autorice la cesión o traspaso del llamado ‘derecho a decidir’, o sea, convocar un referéndum, que debido al actual panorama político catalán están convencidos se ganaría a favor de la independencia. Petición al Congreso que se rechazará por la mayoría absoluta del PP, que además acudirá al Tribunal Constitucional, tan controlado como el Congreso. Es decir, que Ángel Ros renuncia a uno de sus sueldos y dietas por una votación camino a ninguna parte. Podría votar hoy, y también cuando declaren unilateralmente la independencia, única e ilegal solución hacia la Ítaca prometida.

¿Tendrá Ángel Ros otras inconfesables razones para enfrentarse al PSC?

El País:
Vía sin futuro para constatar que no se puede convocar la consulta

Imagen: Cambra de Comerç de Barcelona

Editado por la Redacción: subtítulo, destacados e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario