Jueves 08 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Antonio Alemany o Feliciano Baratech: la prensa

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Los 500.000 euros de los pícaros Alemany y Matas una fruslería… calderilla

Barcelona. Que la prensa es indispensable, y hasta adquiere un desproporcionado protagonismo en un régimen de cerrados partidos, la partitocracia, es un topicazo. Se ha de construir el éxito o fracaso de políticos surgidos del ‘a dedo’ de las estructuras de cada uno de los partidos, y al igual que la creación de cualquier marca o producto requiere de subvenciones, publicidad y créditos, mucho dinero. Y el dinero cuando los medios y sus empresas no solo no lo ganan sino lo pierden y lo dilapidan, conduce a la gran corrupción. Cada partido necesita su presencia y dominio, y cada político su particular parcela si pretende medrar.

Van tan a piñón fijo que dentro de la misma ideología o intereses cada político o subgrupo debe crearse su parcela si pretende destacar

Nuestra prensa es tan previsible que cualquiera adivina no solo los titulares, tan a menudo iguales o parecidos, sino hasta el redactado de noticias sin trascendencia. Van tan a piñón fijo que dentro de la misma ideología o intereses cada político o subgrupo debe crearse su parcela si pretende destacar. Aparecer en portada o minutos de tele es ya en sí mismo parte del poder que cada trepa consigue en su ascenso o permanencia. Y si entramos en el disparatado pero rompedor mundo de Internet, más de lo mismo, pero por suerte con perspectivas y capacidad de alterar y hasta quebrar el monopolio u oligopolio informativo… con o sin Ley Sinde, o directos ciberataques.

Si comparo a Antonio Alemany del Caso Matas y sus presuntos 500.000 euros, ¡infinito dinero para cualquiera asalariado periodista!, con Feliciano Baratech, los jóvenes de hasta 50 años se encogerán de hombros. Baratech pertenece no solo al pasado, sino a esos temas tabú que solo la ‘mala uva’ resucita. Pero durante décadas, hasta los 90, fue el periodista más célebre y celebrado en temas financiero-económicos de Barcelona, y leerle en La Vanguardia, su Sismógrafo, era una obligación de todo empresario y curioso. Un verdadero creador de opinión pública. Hasta que se descubrió, por documentación incautada, a sueldo en negro de Javier De la Rosa. Ni que decir tiene que ni Fiscalía ni Hacienda cargó contra los corruptos. La Vanguardia prescindió de su estrella, y el tiempo borró el escándalo.

He contado demasiadas veces mi visita por los 80 con listado de miles de millones de pesetas de talones a beneficiarios falsos pagados por Javier De la Rosa. Aquello no solo no interesaba sino que avisó de inmediato al abogado Piqué Vidal, ¡y mis desgracias aumentaron! Pero para que de nuevo no me acusen de mezclar acercando el ascua a mi sardina, un simple ojeo a las cabeceras de primera línea nos demuestra que su prioridad no es la información sino servir a quienes les pagan.

Público y La Sexta, miles de millones de euros en los juzgados. El Periódico, una quiebra mantenida con créditos de La Caixa. ARA ¡surge en plena crisis! y antes de aparecer en los quioscos ya obtiene subvenciones. La Vanguardia, más subvenciones y publicidad. El País, miles de millones aguantándose milagrosamente. Y sin comentar sobre las televisiones públicas

Público y La Sexta, miles de millones de euros en los juzgados, Zapatero alimentándoles en plena crisis hasta la quiebra total. El Periódico, una quiebra mantenida con créditos de La Caixa. ARA ¡surge en plena crisis! y antes de aparecer en los quioscos ya obtiene subvenciones. La Vanguardia, más subvenciones y publicidad. El País, miles de millones aguantándose milagrosamente. Y sin comentar sobre las televisiones públicas, ¡un descarado pozo sin fondo!, un corrupto mundo de enchufados a dedo al servicio personal del poder de turno pagados por los presupuestos generales, autonómicos o municipales…

En fin, los 500.000 euros de los pícaros Alemany y Matas una fruslería… una chapuza propia de los reyes del mambo en la corrupta Mallorca, con Urdangarín y sus 4.000.000 de euros completando el bochornoso espectáculo a cargo del PP… y si retrocedemos en el tiempo encontramos al Alemany director del ‘Diario de Barcelona’, ¡otro pastel!

Y el paro hacia los 5.300.000 según Rajoy…


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario