Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Antonio Romero: “Drenthe es indigno del Real Madrid”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La obsesión del periodista de la Cadena Ser no le hace valorar otras virtudes que sí valora en otros jugadores

Antonio Romero es periodista de la Cadena Ser. Al menos así se presenta él: ‘periodista’. Los que hayáis escuchado alguna vez Carrusel Deportivo lo conoceréis perfectamente: es el que sabe de todo, el que puntualiza todo y el que tiene siempre la vara a punto. No, Manolo Lama es el alto. Romero es más pequeñito. Y os presento a  Antonio Romero porque es el dueño de una frase muy dura que vomitó hace poco, y que me dejó pensando.

Durante la retransmisión que la Cadena Ser hizo del partido Alcorcón – Real Madrid el pasado 27 de octubre, Romero hizo la siguiente afirmación: “Drente es indigno del Real Madrid”. No era la primera vez que Romero le daba un palo a Drenthe de semejantes dimensiones, ni tampoco la segunda. Romero es un ‘periodista’ obsesivo que tiene dificultades para controlar sus filias y su fobias profesionales. Y sus víctimas pueden dar buena fe de ello

Que alguien le pregunte a Antonio Cassano, el delantero italiano que trajo Florentino durante su primer mandato. Los comentarios y los ataques más o menos ofensivos que Romero le dedicó a Cassano un día sí y otro también, están en la fonoteca de la Cadena Ser. Una crítica furibunda que tuvo siempre el mismo epicentro: su gordura. Los poquísimos minutos que Cassano tuvo en el terreno de juego no daban para un crítica deportiva justa, pero a Romero eso nunca le importó. Le reventaba el alma que el italiano disputara los minutos que por derecho divino le pertenecían a una de sus debiliades: Roberto Soldado.

A Drenthe todavía no le ha llamado ‘negro’, pero habría que preguntarse por qué. Por lo menos le daría un

Romero debe saber cual es la cantidad mínima de dignidad que el Real Madrid establece para formar parte de su primera plantilla

poco de coherencia a su moral y a su trabajo. Siguiendo esa especie de ‘libro de estilo’ personal que Romero utiliza para unir información y opinión, cabría preguntarse por qué no denunció nunca el sobrepeso del Michel Salgado, que abandonó el Real Madrid. Seguramente porque no se atrevió. Salgado era un lobo temido y acunado por toda la manada periodística, y el de la Ser sabe manejar los tiempos.

Romero vio en la autobiografía que se publicó de Antonio Cassano (‘Lo digo todo’), la excusa perfecta para aparecer como el ángel exterminador que separa de un lado a los vagos e impostores, y del otro a los nobles y abnegados. Pero con Drenthe no ha encontrado excusa. El holandés es un jugador transparente, trabajador, comprometido y que nunca ha tenido una voz más alta de otra a pesar de lo prologando de sus suplencias. Casi las mismas cosas que valora en Raul. Y ahí Romero vuelve a ser injusto. Si la gordura de Cassano nunca quiso verla en Salgado, las mismas virtudes que valora en Raúl no le han servido a Drenthe para ganarse su respeto. Su obsesión con él es tan cansina, que durante la retransmisión que la Cadena Ser hizo del partido Real Madrid – Racing de Santander el pasado 21 de noviembre, Santi Cañizares le censuró públicamente que ‘siempre estuviera con lo mismo’.

Así las cosas, y antes de formarme una opinión definitiva sobre la valía profesional de Antonio Romero, quise ponerme en su lugar, y comencé a preguntarme qué era la dignidad, a ver si teniendo bien amarrado ese concepto conseguía ver las cosas como él las veía. Y entonces vi que lo que filósofos y teólogos llevaban siglos desmenuzando, no lo iba a resolver yo en una sola tarde. Si alguien tenía claro lo que era la dignidad era Antonio Romero; si no, por qué iba a decir él, un profesional de la Cadena Ser, lo que había dicho del holandés. Si Drenthe no era digno del Real Madrid, significaba que Romero estaba en

Su obsesión es tan cansina que hasta Santi Cañizares le censuró que ‘siempre estuviera con lo mismo’

posesión de dos secretos a los que hasta ahora nadie había tenido acceso: uno, la cantidad de dignidad que acumulaba Drenthe, y dos, la cantidad mínima de dignidad que el Real Madrid había establecido en sus Estatutos o en alguna de sus circulares, para que un jugador pudiera formar parte de la primera plantilla.

Y esto tenía que ser así. Porque si no fuera así, quién sería Antonio Romero para decir de nadie si es digno o no es digno. Eso sería tanto como decir que Romero vende mucha opinión y poca información. Romero, aunque nadie lo sepa, tiene que haberse licenciado en Educación Física, o haber finalizado los estudios de Entrenador Nacional de Fútbol, o, por lo menos, haberse ganado la vida como ojeador profesional  asesorando a los mejores clubes de Europa. Porque si no, Romero estaría vendiendo más opinión que información. Y opinión de garrafón.

Si Romero no supiera hasta con tres decimales, cuál es la cantidad de dignidad que tiene Drenthe, igual alguien podría preguntarse si Romero es digno de la Cadena Ser. De la misma Cadena Ser que cubrió toda la información de los atentados del 14 de marzo y las posteriores maniobras del Gobierno de Aznar. Pero eso sólo pueden decirlo los que saben mucho de dignidad.

Romero, creo que Drenthe se merece una disculpa. Me parece que eso te haría más digno.


Subtítulo, destacados e imagen

Fotografía: (CC) JuanJaen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

2 Comentarios

  1. Anónimo 08/01/2010 en 1:43

    Comparar a Raul con Drenthe si que es poco digno, quizas Drenthe sea muy digno, bellsima persona y todo eso, pero como jugador del Real Madrid no vale, no todos pueden jugar en ese equipo, y Drenthe esta claro, no llega a los minimos de calidad, para ello no hace falta leer filosofos, la calidad de un jugador del Real Madrid, si q esta en los estatutos, solo los mejores, y lamentablemente Riki Drenthe no lo es, ni aunuqe le dieran mil oportunidades (que mas de uno y dos canteranos, hubieran dado cualqier cosa, x la mitad de oportunidades que las dadas a Drenthe, lo siento pero decir que Drente merece jugar en el madrid, es equivocarse y muxo.

    un saludo, y gran blog (lo cortes no quita lo valiente>:)

  2. Anónimo 25/11/2009 en 18:41

    Chapó… que justamente se dignase a decirs eso el día de Santander, cuando Drenthe fue de lo mejor del Madrid en ese partido… a veces se confunde periodismo con “marujismo” 😉

Participa con tu comentario