Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Aportaciones a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Fairtrade defiende el consumo y desarrollo sostenible, así como el rol del sector privado ante la conferencia que comienza hoy

Hoy arranca en Brasil la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Rio+20. Durante tres días, representantes de 193 países debatirán sobre la manera de avanzar en el compromiso de los Estados y la comunidad mundial sobre los grandes retos de sostenibilidad del siglo XXI.

Con motivo de esta importante cita, el movimiento Fairtrade ha elaborado un dossier con recomendaciones y propuestas para avanzar en el desarrollo sostenible.

Aquí va un resumen de las propuestas elaboradas y que se dividen en tres bloques:

Sobre producción sostenible

Durante tres días representantes de 193 países debatirán sobre cómo avanzar en el compromiso sobre los grandes retos de sostenibilidad del siglo XXI

Al final de la cadena de producción (o al inicio, según como se mire), los productores sienten la presión de entregar productos y servicios a un precio cada vez más bajo. Pero prácticas de producción medioambiental y socialmente sensatas sólo pueden lograrse si son económicamente factibles.

En Fairtrade creemos que la capacidad de las personas para recurrir a prácticas de cultivo y sociales sostenibles depende en gran parte de sus ingresos y del nivel de vida. Por eso el precio mínimo Fairtrade, que se aplica a la mayoría de los productos certificados, está fijado para cubrir los costes de una producción sostenible. El llamado Premium Fairtrade, una cantidad adicional que se paga a los productores por los productos de Comercio Justo que venden, se invierte por ejemplo en proyectos de mejora de las técnicas de producción, para reducir el impacto medioambiental, aumentar las cosechas, así como de preparación del terreno para una conversión al cultivo orgánico. Actualmente, más del 40% de los productos Fairtrade también tienen una certificación orgánica.

Instamos a los gobiernos a:

  • Promover la consecución de medios de vida sostenibles, a través del pago de precios justos y el otorgamiento de poder/capacidad de participación política a pequeña escala a hombres y mujeres productores, como pieza clave para conseguir un sistema de alimentación sostenible y humano.
  • Promover la entrada de los productores al sistema comercial bajo las condiciones del Comercio Justo y facilitar el acceso a sistemas como Fairtrade, que ponen a los productores en condiciones de salir de la pobreza comerciando.
  • Apoyar la creación de un entorno que permita a los productores de Comercio Justo cumplir con las expectativas del mercado en una economía más verde, a través mecanismos de financiación apropiados (p.ej. financiación para la adaptación al cambio climático).

Sobre consumo sostenible

La producción y consumo de productos medioambiental y socialmente responsables solo pueden lograrse si se paga un precio justo a los productores

En el contexto de una economía verde, la agenda de consumo sostenible se centra en la necesidad de minimizar el impacto medioambiental, sin considerar la posibilidad de maximizar el impacto social y económico de nuestras compras. La difícil situación de los agricultores desfavorecidos en los países en desarrollo, especialmente los hombres y mujeres agricultores a pequeña escala, sigue siendo un problema global ya que empeoran las situaciones de pobreza y desigualdad.

Instamos a los gobiernos a:

  • Reconocer que el consumo sostenible tiene que considerar tanto la minimización del impacto medioambiental, como la maximización del impacto social y económico de nuestras compras.
  • Implementar políticas nacionales de compra sostenible que incluyan el suministro de productos de Comercio Justo. Las directrices de compra de Comercio Justo referente a uniformes de algodón, productos alimenticios y bebidas tienen que estar incluidas en las políticas de compra tradicionales de las administraciones públicas y complementar la compra verde a escala nacional y local.
  • Promover el apoyo mutuo entre comercio y desarrollo sostenible, proporcionando incentivos a los productos de Comercio Justo o a productos que cumplan ciertos estándares medioambientales, sociales y de derechos humanos, especialmente garantizando ingresos justos para los productores y salarios dignos a los trabajadores agrícolas.

Sobre el rol del sector privado en el desarrollo sostenible

Existe un creciente interés y apoyos al sector privado como actor para conseguir resultados en el ámbito de la sostenibilidad.

Instamos a los Gobiernos a seguir apoyando:

  • El rol del sector privado, bajo la premisa de que contribuya al desarrollo humano de la gente que vive en los lugares donde ejerce sus intervenciones. En particular, instamos a los gobiernos a priorizar la participación de los pequeños productores y otros actores privados de pequeña escala en tales asociaciones.
  • Sistemas de certificación creíbles, transparentes, gobernados por y propiedad de múltiples participantes, como Fairtrade.

Fairtrade insta a los gobiernos a que asuman sus reivindicaciones

El comercio puede ofrecer resultados sostenibles, pero sólo si se pone en marcha un entorno político internacional que posibilite la asociación de todos los actores. Esto incluye no sólo a los gobiernos nacionales, sino también a las autoridades locales, los consumidores y el sector privado en cadenas de subministro globales. Instamos a los gobiernos a que manden sus Jefes de Estado o de Gobierno a Rio+20, y a que comprometan y asuman con estas reivindicaciones.

Para acceder al dossier completo pincha aquí


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario