Domingo 28 de mayo de 2017,
Bottup.com

Apple se apunta al capitalismo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

ImageHasta hace muy poco, las señas de identidad de Apple pasaban por adjetivos como exclusivo, cuidado, diseñado, caro u operativo. La mayor parte de ellos en vigor hoy día, pero seriamente amenazados por una nueva lista de adjetivos menos amables: ofensivo, insolidario, impío o amanezante.

Image
Captura de pantalla del juego de Iphone Baby Shaker

Hace muy pocos días, Apple hacía pública una nota de disculpa por la inclusión en sus iphones de una aplicación, la Baby Shaker, que resultaba claramente ofensiva.

La aplicación simulaba el llanto de un bebé que sólo podía ser calmado si agitabas violentamente el iphone; un juego que se nutría directamente de la realidad, y que sólo en Estados Unidos había llevado a severos daños físicos y neurológicos, e incluso la muerte, a un buen número de bebés después de haber sido “agitados” por sus padres o sus canguros para calmar sus lloros.

  
Ahora volvemos a tener noticia de otra aplicación de los iphone que vuelve a poner en entredicho la política de responsabilidad social que está siguiendo el gigante americano. Esta aplicación informa al usuario de todas las viviendas que se encuentran embargadas en un radio de diez millas.

De momento sólo funciona en Estados Unidos, y está siendo una herramienta más al alcance de los nuevos especuladores (privados y comerciales) que ahora vuelven a frotarse las manos tras el desastre especulador anterior. La moral capitalista no encuentra límites en su afán enfermizo por hacer negocio a costa de lo que sea.

 Esta aplicación es al especulador (privado o comercial) lo que al león sería un detector de enfermos, viejos, débiles, desvalidos o cachorros en una manada de ñus. A ningún americano se le ha ocurrido, ni a la Iglesia Católica tampoco, aprovechar esa aplicación para acudir en socorro de las familias que perdieron sus viviendas o están a punto de hacerlo.

Ningún americano ha pensado (ni ningún institución cristiana tampoco) en instalar esa aplicación en todos los móviles de Estados Unidos para poner en marcha un movimiento de auxilio y ayuda, que ponga palio a toda esa penuria que están viviendo esos afectados por la crisis financiera y especuladora.

Lo que se les ha ocurrido a estos chicos de norteamérica, es diseñar un detector de moribundos o cadáveres calientes de los que alimentarse.  La manzana de Apple parece que es ahora también la manzana de la serpiente capitalista.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 16/05/2009 en 1:20

    La manzana estaba podrida
    tal vez el cesto lo estaba y por eso la manzana también se pudrió. Steve Jobs necesitaba un descanso, y este mundo es una jungla. En fin, nada nuevo, cada uno con su ombligo, y Vd. con el suyo.

Participa con tu comentario