Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Argelia y el Polisario no quieren que observadores norteamericanos visiten Tinduf

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

OPINIÓN / Las autoridades argelinas no habrían autorizado la visita de los observadores de la ONG estadounidense ‘Council for Human Rights and Teach the Children International’

Al Centro Kennedy, siempre amable con el Frente Polisario, se le facilitó una visita guiada en Tinduf; cuando llega la hora de recibir a una ONG independiente, como el ‘Council for human Rights and Teach the Children International‘, ni Argelia ni los independentistas quieren abrir sus puertas.

Sin embargo, los campamentos de Tinduf recibieron hace poco la visita de observadores del también norteamericano Centro Kennedy

Responsables del ‘International Council for human Rights and Teach the Children’, entre los que se encuentra la defensora de los derechos humanos Kathryn Cameron, analizan la realidad de los saharauis, tanto de los que viven en las provincias del sur de Marruecos, en el Sáhara Occidental, como de aquellos que viven retenidos en los campos de confinamiento en la región de Tinduf, bajo la disciplina impuesta por el Frente Polisario con la connivencia del régimen de Argel.

Los representantes de la organización norteamericana, una de las más importantes de las que se dedican a la promoción de los Derechos Humanos y la defensa de la infancia, han realizado su trabajo de análisis en el Sáhara Occidental, donde el Reino de Marruecos no ha puesto impedimento alguno para que realicen su labor prospectiva pero, cuando han solicitado visitar los campamentos de Tinduf, se han encontrado con la negativa del Frente Polisario y la del gobierno de Argelia.

Los representantes de la ONG de los EE.UU. no aciertan a comprender los motivos de la negativa del Frente Polisario y de las autoridades argelinas a que los observadores visiten los campamentos y se entrevisten con plena libertad con quienes viven allí. Los informes de esta ONG son derivados a la Organización de las Naciones Unidas, al Congreso de los Estados Unidos y a la Casa Blanca y destacan por su alto nivel de independencia, aspecto este que preocupa tanto a Argelia como al Frente Polisario, que no es la primera vez que se niegan a determinadas misiones de observación internacionales, como la que el ACNUR (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados), desde hace años, pretende con el fin de conocer la realidad del número de saharauis sometidos a confinamiento en aquellos campamentos; mientras que el Polisario siempre dice que hay unas 180.000 personas, en realidad no se contempla que puedan haber más de 70.000.

La medida que pretende la ACNUR serviría para dimensionar, adecuadamente, la ayuda internacional, ya que existe constancia de que de manera artera se ha alterado la población en una maniobra que sería fácilmente detectable por la citada agencia de la ONU. En relación con estas manipulaciones se sospecha que se produjo la dimisión de un ministro del pseudo gobierno polisariano.

Alerta por el secuestro de cooperantes

Los observadores no autorizados por Argelia ya han visitado el Sáhara Occidental, con el permiso de las autoridades marroquíes

La negativa de Argelia a permitir la visita de los observadores de la organización americana coincide, además, con la máxima alerta que hace unas semanas detectó el Gobierno de España tras quedar al descubierto un plan inminente para ejecutar el secuestro de cooperantes dentro e los campamentos de Tinduf, planes en los que estarían implicados individuos ubicados en el interior de los campamentos en connivencia con los grupos terroristas que operan en la zona, así como con otros elementos que conforman la fenómenología criminal en el área, sometida a un gran riesgo. La existencia de estos ‘terroristas’ vinculados a los grupos Mujao y Al Qaeda en el Magreb Islámico se evidenció recientemente con el secuestro de dos cooperantes españoles y una italiana que estuvieron sometidos al rapto durante nueve meses y que tan sólo fueron liberados después de que se abonara un importante rescate económico (algunas fuentes lo cifran en unos quince millones de euros) y de que fueran liberados algunos de los terroristas implicados en la acción, tres de los cuales fueron apresados por las autoridades de Mauritania.

Las fuentes consultadas en Argelia han confirmado que de momento la ONG norteamericana no ha sido autorizada a acceder a suelo argelino y, consecuentemente, no podrá hacerlo a Tinduf, donde, en los últimos meses, muchos saharauis han organizado protestas, por las que se sospecha, además, que personas vinculadas al Polisario asesinaron a tres de los saharauis que reivindicaban la democratización de la organización polisariana y que se actúe contra los altos niveles de corrupción que campan a sus anchas entre los dirigentes de la organización independentista.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario