Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Arquitectura religiosa para no perderse en las Rías Baixas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

REPORTAJE

La costa gallega pone en valor sus joyas medievales para atraer al turismo

Las Rías Baixas (Rías Bajas en castellano) abarcan una zona costera de Galicia que va desde la provincia de La Coruña hasta Pontevedra pero corresponde sobre todo a la provincia de esta última, que es la más pequeña de las cuatro (las otras son La Coruña, Lugo y Orense) y la más variada en cuanto oferta turística según el organismo oficial encargado de promocionarla.

Además de su rica gastronomía e historia, de una oferta única en balnearios, unos paisajes imponentes tanto en mar como en montaña y de sus festividades a lo largo del año, las Rías Baixas brillan también por una envidiable arquitectura religiosa, principalmente románica y gótica, a través de su catedral y de cuantiosos monasterios e iglesias presentes en todo el territorio.

Santa María de Oia es mencionado por primera vez en 1149, aunque su origen sea más remoto

Así, tenemos la Catedral de Santa María de Tui situada a orillas del río Miño en la población de Tui, importante sede episcopal y política que ordenó construirla en 1120 (no fue consagrada hasta 1225), con una apariencia fortificada y una estructura claramente románica aunque después se le incorporaran elementos góticos para decorarla. En ella destacan el Coro, su Museo y Archivo, el Claustro, la Capilla del Sacramento, la Capilla de San Telmo y la Capilla Mayor.

El Monasterio de Santa María de Aciveiro, considerado Monumento Histórico-Artístico desde 1931, es otro importante ejemplo de la arquitectura medieval de la zona, ya que el complejo cisterciense impulsó el desarrollo socioeconómico de la comarca Terra de Montes desde su fundación en el siglo XII. Hoy en día solo la iglesia reviste de un uso religioso ya que el monasterio acoge un hostal-monumento.

Fundado en el año 936 y marcado por grandes cambios históricos, el Monasterio de San Lorenzo de Carboeiro fue arrasado y reconstruido y transformado de abadía a priorato

En la comarca de Salnés encontramos otro monasterio de gran belleza que perteneció a la Orden del Císter,Santa María de Armenteira, que desde 1989 ocupa una comunidad de monjas dedicada entre otras cosas a la producción de jabones de glicerina y de aceites esenciales.

El Monasterio de San Juan de Poio, conjunto arquitectónico del siglo VII declarado también Monumento Histórico-Artístico, tuvo protagonismo sobre todo en los siglos XVI a XVIII bajo la Orden Benedictina, aunque posteriormente fue retomado por la Orden de la Merced. Curiosamente, su iglesia es renacentista con elementos barrocos. Actualmente es un importante centro cultural gracias a su biblioteca y del Museo de los Mosaicos.

Fundado en el año 936 y marcado por grandes cambios históricos, está el Monasterio de San Lorenzo de Carboeiro, arrasado y reconstruido, transformado de abadía a priorato, y finalmente pasado a manos de particulares después de que entrara en decadencia en el siglo XIX, posee una iglesia considerada una joya del románico ojival gallego y símbolo de la comarca de O Deza.

Santa María de Oia, otro monasterio declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931, es mencionado por primera vez en 1149, aunque su origen sea más remoto. En él destacan sus elementos más propios de un castillo-fortaleza que de un complejo religioso, características que se han propuesto poner en valor sus dueños, a través de proyecto turístico que busca convertirlo en Hotel-Monumento de 4 estrellas, que incluiría 72 habitaciones, Centro de Congresos y un centro de talasoterapia.

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario