Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

La investidura de Artur Mas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

¡Qué Democracia! ¡Qué Régimen! Que nos obliga a una mayoría a aguantar las sandeces con que una minoría conquista y se reparte el poder

Barcelona. Tras aguantar ayer una parte ¡pequeña! (¡eso es inaguantable!) de los discursos tópicos en el Parlament de Cataluña, en cuanto a Mas me consuela que si sumamos el 40% de los que no votamos al 60% de los votantes que no le votaron, y más aún, si contamos los que con su voto no votaron lo que él llama “su programa” sino acabar con el ‘dichoso tripartito’, concluyo a favor de mis conciudadanos que a la inmensa mayoría no les interesa ni su discurso, ni la ficción catalanista, la nación, la trifulca catalán-castellano, el Estatuto, la ‘seba’, una transición a no sabemos donde, o sus ‘políticas sociales’ ante 600.000 parados en Cataluña (eso si interesa) que bien dice un comentarista los próximos diez o quince años con pagar la deuda acumulada habrá bastante.

Afirmo rotundamente que a la mayoría absoluta de la población catalana le importa un comino lo que durante todo el día soltaron los portavoces cabezas de lista que ‘ganaron’ las elecciones

La misma regla de tres ¡y peor! sobre los tópicos de las ‘políticas de futuro’ progresistas, de la llamada izquierda… que propone sin vergüenza un gran debate sobre la crisis. ¡Qué Democracia! ¡Qué Régimen! Que nos obliga a una mayoría a aguantar las sandeces con que una minoría conquista y se reparte el poder. Insisto, continuarán los 30 años de ‘Gran Corrupción’, pero menos, porque por desgracia tienen un país al que han conducido a la bancarrota vaciando sus caixas… sin un duro, endeudado hasta las pestañas, y sin embargo, presumo o afirmo que el más rico de Europa en dinero negro.

Un país en que las diferencias sociales se acentúan, donde las grandes marcas aún abren tiendas en el Paseo de Gracia y Diagonal hacía la Plaza Francesc Maciá, pero completamente vacías e invendibles las de la nueva Diagonal hasta el Fórum. Media ciudad en venta sin comprador, destrozado el mercado inmobiliario por la burbuja creada por los mismos a quienes representan y obedecen los que discuten en ese llamado Parlament.

Una ciudad donde viven grandes fortunas que ‘residen’ en el extranjero, Carulla, Carceller, Samaranch, deportistas, y tantos por el estilo. O la pequeña fortuna en Liechtenstein de dos millones de euros del padre de Más a favor de su hijo. Viví hace décadas un medio rico que residía en Pamplona, por lo del concierto, sin jamás visitarla. La Barcelona arruinada que ha enriquecido con ganancias astronómicas a tipejos estilo Narcís Serra, y creado retiros de escándalo para Montilla, Pujol y Maragall, y que a Artur Mas se le ocurre en un discurso ante ‘capitalistas’ que el Presidente gana poco por su alta misión y representatividad.

Y la miseria ya sale a flor de piel, como cuando en Plaza de Cataluña veía por los 50 los recogecolillas.

Resumiendo: afirmo rotundamente que a la mayoría absoluta de la población catalana le importa un comino lo que durante todo el día soltaron los portavoces cabezas de lista que ‘ganaron’ las elecciones. No puedo imaginar menos adhesión a la política que la de los catalanes, y más inútiles discursos que los proferidos durante diez horas seguidas por sus políticos. Y se mencionó mucho la palabra corrupción, incluso la desmoralización de los mossos (la policía), y Mas prometiendo transparencia.

Los catalanes estamos pues hasta el gorro de esta Democracia de listas cerradas y partidos opacos y enrocados eternizando la ‘Gran Corrupción’

¡Los catalanes estamos pues hasta el gorro… o hasta los c…! de esta Democracia de listas cerradas y partidos opacos y enrocados eternizando la ‘Gran Corrupción’.

Y en Madrid otro tanto: ahora le toca a las pensiones, y aparece por la tele un jovenzuelo de la OECD recomendando a España que debe recortarlas, ¡pensiones de 300, 400 o 600 euros! O a la Ministra Salgado con unos porcentajes y ‘parámetros’ sacados de su manga justificando el aceptable endeudamiento de las comunidades autonómicas, mejorando a todas ¡Cataluña!.

Por si fuera poco hoy se vota la Ley Sinde, ¡Ley de Economía Sostenible!, que de salir, con la adhesión de los ‘catalanistas’ de CIU o PSC, una oficina siniestro-franquista censurará cualquier blog o web defendiendo los ‘derechos de autor’… cualquier día veré cerrado mi blog porque habré añadido alguna frase o foto que sin saberlo estará protegida por ese derecho. !Por suerte tengo amigos blogueros por Sudamérica!


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario