Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Artur Mas y Felip Puig contra los nuevos enemigos de Cataluña y la democracia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El juez suelta de inmediato a la ‘guerrilla urbana’

Barcelona. Sumado a Madrid, ¡que nos chupa la sangre!, los catalanes ya tenemos otro enemigo: un ejército urbano, agazapado, armado con las mejores técnicas informáticas, con ganas feroces de batalla campal… según Felip Puig.

¡Sí!, necesitan crearse grandes enemigos, contubernios judeo-masónicos, porque las deudas les ahogan. Pero con culpar al Tripartito por la de Cataluña, que supera la de todos los tiempos y todas las comunidades autónomas, y en cuanto a la nacional, más de lo mismo, con el PSOE sería suficiente. Repito, entre la ‘Burbuja Inmobiliaria’ con el expolio de las caixas, donde CIU tanto colaboró y protagonizó, y la deuda de Cataluña (gran parte por la elefantíasis de la Generalitat de Jordi Pujol aumentada por el Tripartito) más lo mismo en toda España, no se necesitan más enemigos. Y que las circunstancias (creadas por los políticos) los crean ¡que duda cabe!

Con las escenas grabadas (feroces según Puig) no se puede mantener ese entre catastrofista y triunfal discurso, pues no existía el enemigo

En mi larga vida he oído tantas sandeces al charlatán de su jefe, Jordi Pujol, respecto a los eternos enemigos de Cataluña, que pensé que no se podrían superar. ¡Otro de mis errores! Sus discípulos lo consiguen con creces.

Creí una genialidad atraer a la Ciudadela (lugar que ya han pretendido idóneo en sustitución de Canaletas para celebrar los triunfos del Barça) a los Indignados de Plaza Cataluña para con una batalla campal minar su capacidad de convocatoria, despertar su agresividad para desprestigiarles y anularles, y a la par colgarse la medalla de grandes estrategas ¡políticos soñando ser generales!… pero la segunda parte del guión es un ridículo fracaso.

Tengo la mosca tras la oreja por los independentistas que el domingo día 12 en Plaza Cataluña, desplegando la bandera, me decían que ellos, pasando de asambleas, no se iban (el lunes ya no estaban) y que los políticos se ‘enterarían’ el día 15 en el Parlament. Ver imágenes del 12 de junio de 2011. Me llamaron la atención, ni físicamente formaban parte del conjunto, pero en dos días pudieron ‘aleccionar’. ¡La Independencia votada por Jordi Pujol y Artur Mas, y la mayoría de sus acólitos!

Con las escenas grabadas (feroces según Puig) no se puede mantener ese entre catastrofista y triunfal discurso, pues no existía el enemigo. Y con aplastante lógica el juez decreta la libertacd a cinco individuos armados con la botella de agua que en aquel momento tenían en la mano.

Deberían auto racionarse las demasiadas horas de su tele, de lo contrario acabarán con la audiencia y su escaso prestigio. Poco más del 10% del censo electoral no les convierte en indiscutidos líderes.

Han tenido suerte por la prudencia de los ‘indignados’ ¡o también de los antidisturbios!, porque su imprudencia hubiera podido acabar en drama. ¿Es lo que buscaban?

Noticias de ayer:

La Voz de Barcelona:
Puig denuncia que “había ganas feroces de batalla campal” utilizando métodos de “guerrilla urbana”
Mas reclama un “castigo ejemplar” para los ‘indignados’ que actuaron como “cafres” y organizaron la “kale borroka”

La Vanguardia:
Pasan a disposición judicial los cinco detenidos por los disturbios ante el Parlament
De los siete apresados por los Mossos, uno ya había pasado a manos del juez y otro, por ser menor, a las de la Fiscalía de Menores
Política | 17/06/2011 – 08:25h

ABC:
En libertad con cargos
Los últimos detenidos por los disturbios del miércoles en el asedio al Parlamento autonómico catalán han salido este viernes de la Ciudad de la Justicia. Cinco de los siete arrestados han quedado en libertad con cargos de desobediencia a la autoridad, resistencia y uno de ellos también con una falta de daños. Los otros dos detenidos salieron ayer también en libertad con cargos. La Fiscalía estudia ahora si puede imputar a todos estos arrestados por el delito descrito en el punto 498 del Código Penal, que estipula penas de entre tres y cinco años de cárcel para aquellos que impidan, con violencia o intimidación, la entrada de un parlamentario a su lugar de reunión. Además, estas siete detenciones podrían no ser las últimas, puesto que la Policía Autonómica Catalana sigue analizando las imágenes para identificar y arrestar a todos los que participaron activamente en los altercados registrados en los aledaños del Parlament y del parque de la Ciutadella de la capital catalana.

Contratando algunos extras de cine el espectáculo resultaría más creíble. Han tenido suerte por la prudencia de los ‘indignados’ ¡o también de los antidisturbios!, porque su imprudencia hubiera podido acabar en drama. ¿Es lo que buscaban?

Y si lo que pretendían era asustar al acreedor Europa, diría por las noticias que lo han conseguido… aunque ¡vete a saber! pues unos y otros, todos, mienten más que hablan y escriben.

¡De momento todos tragando los recortes!


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario