Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Atentado a un patrimonio histórico y cultural en Villaviciosa de Asturias

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / Posiblemente una certera metáfora del estado actual del concejo de Villaviciosa a nivel político sea el derrumbe de la ‘Casa de los Hevia

En cualquier otro lugar de España y de Europa, contar entre el patrimonio histórico con el edificio o palacete donde el joven emperador Carlos V de Alemania y Carlos I de España pasó sus primeros días en tierra patria, desde donde dirigiría el mayor imperio de la Historia, se cometieran las chapuzas consentidas que han llevado a su estado actual de derrumbe, sería objeto de dimisiones y movilización ciudadana…

Y los culpables de tal ruina, ya casi irrecuperable, tienen cargos y responsabilidades. Empezando por el URAS

Pero por desgracia para la ciudadanía, dicho patrimonio se encuentra en el concejo de Villaviciosa, y no hablamos de una recóndita parroquia del concejo con accesos infumables, hablamos de un continente histórico con un contenido histórico en pleno casco urbano y en la zona noble del casco antiguo.

Y los culpables de tal ruina, ya casi irrecuperable, tienen cargos y responsabilidades. Empezando por el URAS, donde el alcalde se manifiesta con unos criterios y unas palabras que si bien suenan adecuadas en una película casposa de la última época del ‘destape’ interpretado el personaje de alcalde por el Esteso, pronunciando la frase ante cualquier problema planteado de “esto tiene mala pinta” (Sic) para seguir dedicado a sus asuntos. Y aunque sería hilarante verlo en cine, la cruda realidad es que al alcalde le queda grande el papel de regidor, nadie duda de sus bondades humanas pero es imposible dudar de su ineptitud como alcalde de un concejo del peso de Villaviciosa. Sus palabras, sus soluciones y sus frases son como mucho, las adecuadas para un alcalde pedáneo. Si le sumamos que es rehén de un personaje como el concejal de urbanismo, medrador de despachos y subvenciones y depredador de los caudales particulares asesorando a buen precio sobre temas que la ciudadanía debería poder despachar en el edificio municipal, tenemos un binomio digno de película del desaparecido Berlanga.

Este desastre al patrimonio histórico nacional y regional amén de local del concejo ha tenido la anuencia y el consentimiento del concejal de urbanismo. Cualquier persona humana podía observar que jamás hubo restauración de edificio histórico como pomposamente anuncia el cartel de la empresa, se limitaron a dejar a la intemperie y expuestos a los elementos climatológicos la mampostería y las maderas, despojándolas de su protección y sin revestirla de una protección adecuada a este tipo de actuaciones sobre edificaciones similares a la que requiere la ‘Casa de los Hevia’, y que para alguien que presume y pregona y medra en base a sus conocimientos como el concejal de urbanismo no debiera de haber pasado inadvertido, pero que se limita a balbucear en la prensa ante los hechos consumados de su irresponsabilidad sabiondera, y que debería dimitir, haber dimitido ya, al ver el desastre producido por la climatología pero inducido por una mala gestión y actuación, que va desde aprobar lo que se hizo a pedir responsabilidades a la empresa encargada de la restauración. Suena esperpéntico ver lo que el consistorio paga por un andamiaje defectuoso y surge la pregunta de quién se está llenando los bolsillos con todo este tema…

Suena esperpéntico ver lo que el consistorio paga por un andamiaje defectuoso y surge la pregunta de quién se está llenando los bolsillos con todo este tema…

Tenemos después un socio de gobierno que es el PP de Villaviciosa, cuyos concejales están abandonados a su suerte sin una Junta Local que tutele y dirija su trabajo, sustituida por una gestora que sencillamente no se reúne, claro que escuchando a los gerifaltes de Oviedo que ni los órganos del partido se reúnen para evitar circos mediáticos, aunque los estatutos indiquen claramente que hay que reunirse, llegamos a la conclusión de que el PP asturiano y, por ende, el de Villaviciosa, son una pandilla de payasos, funambulistas y trouppe cirquense, pero no gestores ni políticos. Claro que en el caso de Villaviciosa se sabe de sobra quien dirige en la sombra y capitanea procesiones, y no me refiero al porta estandarte precisamente…

Por último, un PSOE en la oposición que parece que forma parte del circo, ya que se limitan a no hacer nada, salir en la prensa farfullando y no mostrar a la ciudadanía las carencias y plantear soluciones, limitándose a ver como URAS y PP se desgastan, lo cual les convierte en tan culpables y payasos como el resto de actores de este sainete que desangra los caudales municipales, desespera a los ciudadanos y causa hilaridad fuera de las fronteras del concejo.

Todos y todas deberían dimitir o, al menos, explicar por qué se ha permitido perder un patrimonio histórico.

Sólo la ciudadanía, y hay que resaltar al cuaderno cultural ‘Cubera‘, se muestra preocupada e interrogante sobre este desaguisado, uno más de los habituales en el ayuntamiento de Villaviciosa, donde vas a tramitar algo y en lugar de 30 minutos se tarda tres días, se hace preguntas y trata de hallar una lógica a estos desmanes.

No va a poder recuperarse ya lo perdido, claro que teniendo en cuenta que el futuro edificio ha de albergar a ‘servicios sociales’, la biblioteca, el museo del azabache y el museo o restos de material histórico original, está claro que se hará un moderno edificio de modernas instalaciones despilfarrando el dinero, como siempre, y que no dejará contento a nadie.

Todos y todas deberían dimitir o, al menos, explicar por qué se ha permitido perder un patrimonio histórico

El alcalde, su concejal de urbanismo y el teniente alcalde deberían haber dimitido, no lo harán, no vaya a ser que se acepte y entre savia nueva, pero se ha cometido un crimen cultural y ha sido con el consentimiento, la anuencia, la aprobación y el mirar para otro lado del concejal de urbanismo D. Rogelio Estrada y su jefe el alcalde Sr. Busto.

Y es que todo esto desprende un tufillo a corruptela y tiene “mala pinta” dice el URAS, “pinta mala” dice el PP y “pinta mal” pregona el PSOE.

Seguro que si alguno de los actores de esta casposa película tuviera en su propiedad el edificio, la actuación sobre el mismo sería eficaz y responsable, claro que es más fácil derrochar con el dinero ajeno que con el propio…

Menuda pandilla de fantasmas.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

1 comentario

  1. Mady 27/12/2010 en 23:48

    Es realmente lamentable el poco honor a la historia de las naciones y pueblos.
    De niña, eran esos lugares, los que mayor huella dejaron.
    Amo sus piedras. Guardan memorias.
    ¿Por que se gastan el dinero en lo que engorda sus arcas? con tan poco aprecio.
    Pobre Villaviciosa hermosa, ¿que llevas dentro?

Participa con tu comentario