Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Atentados en Oslo: Historia de una locura política

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Relatamos lo acontecido en Oslo y la isla de Utoya describiendo al desconocido Anders Behring Breivik

Noruega vive estos días los acontecimientos más trágicos desde finales de la II Guerra Mundial. Ya son 92 los muertos contabilizados por la policía noruega. La isla de Utoya fue espectadora de la masacre de 85 de ellos, el resto fueron presa de las bombas colocadas en el centro político de Oslo, a lo que hemos de sumar casi una veintena de desaparecidos. Anders Behring Breivik, principal sospechoso de los atentados, se encuentra retenido habiéndose confesado único responsable de los mismos.

Cronología de los atentados que sacudieron Noruega

Anders Bhering Breivik causó 92 muertos, 7 de ellos murieron en una explosión en el centro de Oslo, a las otras 85 las disparó haciéndose pasar por policía

22 de julio de 2011, 13:20 hora local. Un coche bomba estalla en el centro político de Oslo. La deflagración produce importantes desperfectos en las sedes gubernamentales así como en los edificios aledaños. El centro de Oslo se sume en la más absoluta histeria, se registra el centro de la ciudad, se evacua la estación de ferrocarril, las sedes de los principales medios de comunicación y centros comerciales. Se recomienda a sus ciudadanos que permanezcan en sus casas. Siete son los fallecidos, quince los desaparecidos.

22 de julio de 2011, 15:30 hora local. A 20 kilómetros de la capital, en la Isla de Utoya se organiza el campamento anual de las juventudes socialdemócratas (UAF). Jóvenes de entre 14 y 17 años participan en un campamento de una semana de duración destinado a la discusión de temas tales como la igualdad de género, la política medioambiental e internacional. Anders Behring Breivik haciéndose pasar por policía, irrumpe en el encuentro abriendo fuego contra los asistentes. Muchos de los participantes tratan de huir a nado, otros se lanzan hacia los precipicios de la isla, 85 de ellos encuentran la muerte.

Los relatos de la masacre de Utoya: Adrian Pracon

Adrian Pracon uno de los superviviente de la matanza de Utoya relataba a la cadena BBC: “Nos dijo a gritos que todos moriríamos”, “La gente caía muerta delante mío. Corrí por el campamento hacia el área de las tiendas de campaña. Vi al hombre armado. Dos personas empezaron a hablarle y dos segundos después estaban muertas. Él llevaba un uniforme negro con bordes rojos. Parecía nazi, con el uniforme que parecía de policía”.

Este testigo se encontraba trabajando en la cabina de información del campo, cuando recibió una llamada en la que se le informaba de lo sucedido en el centro de Oslo, poco después empezaban los disparos.

“Parecía que sabía lo que estaba haciendo. Nos dijo a gritos que todos moriríamos. Todos empezamos a correr hacia el agua, la gente ya se había desvestido y empezaba a nadar. Yo creía que no me daba tiempo suficiente para sacarme la ropa, así que empecé a nadar en la lluvia, con la ropa y mis botas grandes”.

La gente caía muerta delante mío. Dos personas empezaron a hablarle y dos segundos después estaban muertas. Él llevaba un uniforme negro con bordes rojos. Parecía nazi, con el uniforme que parecía de policía

2083. A European Declaration of Independence, la locura política de Anders Behring Breivik

Anders Behring Breivik, de 32 años y clase media, realizó estudios en la Escuela de comercio de Oslo, ex miembro del Partido del Progreso (FRP) y su ala juvenil FpU, era propietario de la empresa agrícola ‘Breivik Geofarm’. Colaborador habitual de la página Web www.document.no, sus declaraciones y actuaciones políticas se enmarcaban dentro del ultraderechismo político, la xenofobia racial y el anti-islamismo.

Un manifiesto denominado ‘2083. A European Declaration of Independence’, colgado en Internet justo antes de las masacres por su autor confeso, no es más que el signo inequívoco de su locura política. Repleto de proclamas anti-islámicas y anti-multiculturales, gira en torno a la guerra de razas y la lucha contra la inmigración en Europa.

Al mismo tiempo, el detenido difundía en la red: ‘Knights Templar 2083 – Anders Behring Breivik.flv‘, un video (ya censurado) en el que resume su declaración de intenciones. El mismo consta de cuatro capítulos: El auge del marxismo cultural, La colonización islámica, La esperanza y La renovación.

Defiende el terrorismo como “método para despertar a las masas” y se dice preparado para que se le considere “el peor monstruo desde la Segunda Guerra Mundial”.

La obra cierra con un estremecedor “Creo que es la última entrada que escribo. Es viernes 22 de julio, 12:51.” Firmado Andrew Berwick.

Una vez detenido el hasta ahora único responsable de las matazas, declaró ante la policía que su actuación se trataba de algo atroz pero necesario. Su abogado defensor Lippestad declaraba a los medios que su defendido no negaba la responsabilidad de los acontecido prestándose a colaborar en todo momento. En relación a la planificación de los atentados, el letrado se ha limitado a indicar que Behring llevaba muchos años preparando los atentados.

Anders Behring Breivik tiene 32 años y es de clase media, su ideología política se enmarca en el ultraderechismo, la xenofobia racial y el anti-islamismo

Las redes sociales escaparate de Anders Behring Breivik

Anders Behring Breivik se definía a sí mismo en la red social Facebook como políticamente conservador y cristiano, seguidor de series como Dexter e incondicional de obras como ‘Sobre la Libertad’ de Stuart Mill, ‘1984’ de George Orwell o ‘El proceso’ de Kafka.

Frases como: “Una persona con una creencia igual a la fuerza de 100.000 que solo tienen intereses” aparecerían en su red twitter, si bien no debemos olvidar, que la cita correcta y textual es “Una persona con una creencia es un poder social igual a 99 que solo tienen intereses” de la obra ‘Consideraciones sobre el gobierno representativo’, de Stuart Mill.

Quizá las celebres palabras de Stuart Mill proclamadas en su obra ‘Sobre la Libertad’ no hicieron mella en este loco fundamentalista, donde textualmente se citaba: “si toda la humanidad menos uno tuviera una opinión y una sola persona tuviera la opinión contraria, la humanidad no tendría justificación para silenciar a esa persona, del mismo modo que esa persona, si tuviera el poder, no tendría la justificación para silenciar la humanidad”.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario