Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Sin estar en su mejor traje, el Barça vuelve con la misión cumplida

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

FC Barcelona 1 – 1 Stuttgart

Los alemanes plantaron cara al campeón con un juego potente y preciso

La Champions está siempre rodeada de ese halo de gala y solemnidad. En Stuttgart el campo se presentaba húmedo, con una temperatura de siete grados y una hinchada local fiel que no dejó de cantar y alentar a su equipo durante todo el partido.

Con unos primeros 20 minutos equilibrados para ambos equipos, vimos entre otras un par de subidas de Messi y una de Xavi por el Barça y unas cuantas del brasilero Cacau, que jugó un buen partido, así como también Molinaro y Pogrebnyak a cuenta del Stuttgart.

A estas alturas se podía ya apreciar a dos equipos con filosofias y potencialidades muy diferentes. Los alemanes, fieles a su conocida escuela, se mostraron rápidos, potentes y muy precisos, sobre todo en los centros, subiendo en bloque horizontal colectivo y a velocidad de vértigo. El Barcelona, por su parte, construyendo juego, aunque por momentos muy horizontal y estancado en el medio campo.

Ibrahimovic no aparecía adelante pero tuvo un buen par intervenciones defensivas hasta que salvó al Barça con su gol

Con un Busquets ligeramente apagado, se sumaron Marquez y Xavi, que aún no están en plena forma debido a sus periodos de inactividad por lesiones.  El ataque quedó entonces en manos y pies de Inniesta, que intentaba profundizar por la izquierda, mientras que Messi permanecía -como siempre- adscrito a su filosofia irreductible de encarar e ir a por el gol.

En el minuto 21 Marquez vio la amarilla y posteriormente sería reemplazado por Milito, que vuelve así a la Champions desde aquella lesion en Old tratford en 2008.

Ibrahimovic no aparecía adelante pero tuvo un buen par intervenciones defensivas despejando balones de peligro en el área azulgrana. Mientras, el Stuttgart seguía subiendo en un bloque horizontal muy rápido con un Molinaro que profundizaba por la derecha hasta que, en el minuto 24, la apuesta del equipo aleman vio su recompensa en un excelente centro en carrera de Gebhart a lo profundo del área, largo, preciso y combado.  Valdés sólo pudo observar la elipsis que dibujaba el balón y estuvo correcto al no salir al despeje. Mientras, Cacau le ganaba las espaldas a Puyol, que tuvo que elegir cubrir el balón (tenia a Cacau medio metro detrás). Cabezazo sólido del brasileño y gol del Sttutgart, bien marcado, bien merecido.

Luego el equipo alemán intentó sentenciar el partido atacando con más rapidez pero sin precisión, esfuerzos que duraron hasta que Messi recibe en profundidad de Busquets, encara, se lleva a dos defensas y logra rematar entrando al área grande, el balón que le pica al portero Lehmann frente a las manos y que éste alcanza a rozar. El esférico sigue lentamente su trayectoria hasta el palo, primer aviso serio para el Sttutgart.

En la segunda parte, las cosas del futbol, con su incertidumbre y sorpresa, con esos rebotes que, dependiendo de donde caigan, definen partidos. Es el reino de la pelota que cae donde le da la gana. Esta vez fue para el Barça. Centro profundo al área de Busquets,  Piqué que como una sólida atalaya gana el cabezazo ante el defensa alemán y luego de una serie de rebotes la pelota le cae a Ibrahimovic que aparece por fin marcando el gol del empate para los azulgrana.

Después del gol, Guardiola cambia a Toure Yaya por Henry, que parece no encontrarse con el gran fútbol del que le conocemos capaz. A continuación vemos a un Barça mas dinámico, moviendo la pelota más rápidamente.

Los alemanes se mostraron rápidos, potentes y muy precisos, sobre todo en los centros, subiendo en bloque horizontal colectivo y a velocidad de vértigo

En el minuto 68, más cosas del fubol. El balón le llega a Ibrahimovic en el área alemana y lo controla con la mano, el arbitro no lo ve, Ibra dispara, el portero Lehmann batido y Molinaro que se había puesto en la portería saca un reflejo magistral y levantando el codo rechaza el balón. Mano por donde la miren y si el arbitro la vio no dijo nada. Reclamos por ambas partes y Molinaro que se va a dialogar con Guardiola, escena que se repitió un par de veces más durante el partido.

De aquí en adelante la cosa estuvo para cualquiera, con una ligera superioridad del Barça en juego y creación contra un Stuttgart al que, sin lograr arrrancar su contraataque y velocidad, le costaba generar juego.

Cacau, Molinaro y Khedira, lo intentaron por el Sttutgart.

En el minuto 76 Valdés se luce ante un tiro de Khedira que roza en Puyol, dejando al arquero a contrapié, que a su vez reacciona y se contorsiona como en un paso de street dance y rechaza el balón con los pies, y éste que cae otra vez en Cacau, que dispara y Valdés atrapa. Buen partido para el guardameta azulgrana.

Algo interesante, Busquets sufre un golpe en el tobillo por una entrada de Kehdira y el partido se suspende por un momento. Busquets sufre tendido sobre el campo para luego salir por su propio pie, rechazando la camilla, para acto seguido entrar inmediatamente, a toda velocidad directo a jugar, gesto que causó que el público le abucheara cada vez que tenía el balón, durante al menos los siguientes 5 minutos. Una crítica perseverante a la teatralidad futbolera cuando conviene. Interesante expresión colectiva de masas ante un comportamiento, digamos, ambiguo de varios futbolistas que son aclamados no sólo por su gran capacidad con el balón sino ademas por su capacidad interpretativa.

En el minuto 90 Piqué recibe la amarilla por un agrarrón a Marica y el arbitro sentencia tiro libe peligroso al borde del área. Valdés controla fácilmente.

Ya casi en el descuento Messi es atropellado en pleno contrataque por Khedira que queda tocado por el choque. Messi no oculta su disgusto justificado ante la entrada poco leal mientras Cacau se le acerca para decirle algo y entonces Ibrahimovic, le empuja y encara de forma muy poco deportiva e innecesaria. No es la primera para Ibra y su carácter sin desmerecer su capacidad futbolística. Otro arranque tuvo también el portero alemán Lehmann, que hizo de karateka en una salida ante Puyol, innecesaria y peligrosa.

Un empate que debe preocupar a los del técnico Chirstian Gross y que deja relativamente tranquilos a los azulgrana y de seguro a un Guardiola que ya estará creando y planificando cómo ir mas allá, pues habrá que ir mas allá, y lo mejor es que el Barcelona puede.


Titular, subtítulo, destacados, fotografía

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. borikuaspain23 12/04/2010 en 20:24

    ¡Saludos!

    Este pasado fin de semana el Barca se consolido ganando con ese dos a cero al Real madrid, y la semana pasada esos 4 de Messi, de verdad que en lo personal me hacen sentir mas que orgulloso que se Culé.

    Peter

Participa con tu comentario