Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Bartomeu Muñoz, Caso Pretoria y las Elecciones a la Generalitat 2010

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

¿Que el caso Pretoria se convierte en un escollo ante las elecciones para los socialistas? Pues muy sencillo: se coge al inculpado que más compromete, el alcalde de Santa Coloma de Gramanet, Bartomeu Muñoz, y se le saca en la tele. Fijación y premisa “es inocente”

Barcelona. Primero con Cuní, el propagandista del Régimen, en una larga entrevista en Antena 3 (la tele pagada con dinero público pero a las órdenes del Partido) y que repita hasta la saciedad que es inocente, que todo es un enredo, que ni la Guardia Civil ni la Audiencia Nacional (Baltasar Garzón) tienen zorra idea del urbanismo catalán, y que además él es una víctima de complots ajenos. Después se pasa a otra de sus cadenas, la especializada en ‘noticias’ 3/24, y se irá repitiendo la canción hasta el agotamiento. Cada media hora “él es inocente”, a los otros veinte, ni nombrarlos. Una mentira repetida infinidad de veces se convierte en verdad.

Es evidente que el despliegue publicitario está ordenado por el jefe supremo Montilla, con demasiados de su entorno implicados en el caso

Es evidente que el despliegue publicitario está ordenado por el jefe supremo Montilla, con demasiados de su entorno implicados en el caso. ¡Y a mí que me parece que Baltasar Garzón tuvo que recortar los implicados porque quizá hubiera alcanzado la cabeza, quien en definitiva decide las recalificaciones y obras públicas!

O sea, la Guardia Civil cometió perjurio al grabar las conversaciones donde se repartían comisiones en negro, o la amiga de Maciá Alavedra le pedía que la hiciera rica. Total, como mucho, nos queda Luís García Sáez, el Bigotis, el conseguidor, ¡un enmendador cualquiera!, al que aunque sea ex socialista y ex parlamentari ya se le dio de baja. Pero según Bartomeu, Luigi pertenece al partido y paga su cuota (con desmentido inmediato de Montilla, que al parecer sigue al segundo la campaña), y en cuanto a él mismo, desconoce su situación en el Partido.

Otra de las gracias de Bartomeu: sus compañeros de la ejecutiva socialista le prestaron el dinero para la fianza. Para quien como yo ha sufrido la cárcel, por las patrañas socialistas de Narcís Serra, sabe del absoluto vacío que se forma alrededor. Nadie es amigo, apenas si alguien te conoce como no sea para aumentar los bulos, y nadie presta un duro a un encarcelado. O, ¡quizá si en este caso!, para que callara, pues desde la cárcel la lengua se suelta y uno se convierte en peligroso para sus ‘socios’. Para mí, tres años preventivo sin fianza y condenado a esos tres años, caso Consorcio de la Zona Franca de Barcelona.

Además de tan buenos compañeros, Bartomeu tiene otra suerte añadida: toda la trompetería del Partido, que en cuanto a tele es toda la de Barcelona, el indiscutible medio informativo que crea la verdad o mentira, para proclamar su inocencia. Yo no tuve ni la suerte de que me añadieran una carta en alguno de los periódicos de entonces, ni menos nadie me entrevistara, ni consultarían el sumario, y para cierre su tele única, más o menos igual que ahora, me mostró culpable tras el juicio en un reportaje de Informe Semanal.

Un caso, llamado Pretoria, que al parecer no existe, pero que permite a sus implicados pagar millones de euros en fianzas. Puede que su única verdad sea que más allá de Barcelona nadie entiende del urbanismo catalán, de cómo se monta una recalificación y la inmediata revalorización del terreno; primero, la exclusión del real propietario con el menor pago posible, y segundo, una adecuada revalorización por una tasadora afín que conducirá a que una caixa hipoteque por suele urbano y construible a diez o cien veces el coste real e inicial del terreno. Se reparte y hasta se revende con más ganancia y reparto, y vuelta a empezar, ¡otro terreno! Y para más ‘negocio’ las comisiones en negro sobre obras públicas, como bien dijo el parlamentario socialista en la Comisión de Investigación del Parlament por el Caso Millet, ¡el 4%! en las obras de la Ciudad de la Justicia y línea 9 del Metro. Insisto, el repetido proceso (entre otros) que ha conducido a la quiebra del país, y la riqueza en negro de todos los que intervienen.

Tiene razón en que más allá de Barcelona no saben que aquí es así desde siempre, como se describe en cuanto a la revalorización de terrenos en el juicio del Caso Hacienda

Tiene razón en que más allá de Barcelona no saben que aquí es así desde siempre, como se describe en cuanto a la revalorización de terrenos (Diagonal Mar y Villa Olímpica) en el juicio del Caso Hacienda, y ya de mucho antes desde que las tropas del General Solchaga entraron con sus tanques de bolsillo italianos por la Diagonal, y al poco Serrano Súñer se apropió con FOC, Fomento de Obras y Construcciones, de la limpieza de la Ciudad y todas sus obras públicas.

Respecto a estas historias, el padre de Bartomeu, alcalde franquista de Santa Coloma (los cargos se heredan por complejos vericuetos), sabría mucho más. Desde entonces solo ha cambiado que no se fusila, y los desgraciados tenemos reservado un pequeño espacio para el pataleo, que si se sube de tono lo censuran, es lo que llaman Democracia. Ver mi web La gran corrupción.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario