Miércoles 18 de enero de 2017,
Bottup.com

Basura espacial: amenaza latente

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Se calcula que hay en órbita 200.000 objetos de diferentes tamaños

Image

La basura o chatarra espacial es una alarmante realidad. Según
algunos expertos, la tierra se puede encontrar amenazada de sufrir una lluvia de
escombros que se han ido acumulando alrededor de la Tierra durante medio siglo.
Además, los lanzamientos futuros pueden terminar en tragedia a causa de
colisiones.

El lanzamiento del primer satélite artificial por parte de la otrora Unión Soviética en 1957 abrió las puertas para utilizar el espacio para la ciencia y la actividad comercial. Estados Unidos se sumó a esto rápidamente  creando la NASA  (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio) y el 20 de julio de 1969 el hombre llegó a la Luna.


La chatarra espacial está compuesta por satélites en desuso, restos de cohetes,  fragmentos de reparaciones y vehículos relacionados con misiones. Hay países que han puesto sus propios programas espaciales provocando así un aumento considerable de objetos obsoletos en el espacio.


Image
La chatarra espacial orbita sobre la Tierra. (imágenes de la ESA)

La agencia espacial europea (ESA) proporciona imágenes creadas por computadora de la densa capa de basura que rodea nuestro planeta, según su web oficial , los deshechos se extienden hasta altas altitudes.


Comentarios en órbita

El  astronauta español e ingeniero aeronáutico, Pedro Duque, dejó claro ante un medio de comunicación  que “los radares que controlan la basura espacial son eficientes”.


Asimismo, remarcó con palabras tajantes que “este asunto pide a gritos un Tribunal Internacional y una legislación vinculante, porque ya hemos visto que cuando conviene (China explotó un satélite hace un año causando enorme cantidad de basura) los gobiernos hacen lo que quieren”.


Lo que sube tiene que bajar

Aunque lo quieran tener en secreto, se tiene constancia de la caída no sólo de  metales, sino también de fragmentos radioactivos que pertenecían a satélites soviéticos en Canadá  y el océano índico.


En enero de 2004, un objeto de grandes dimensiones cayó del cielo  en la parte sur de Argentina, sin provocar daños letales ni materiales. El organismo encargado de llevar el caso fue la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y dio a conocer que el trozo de metal pertenecía a un cohete que se utilizó en 1993 para colocar en órbita un satélite lanzado desde Cabo Cañaveral (Florida, EE UU).


Las agencias espaciales están planteando soluciones para el problema, como el usar motores nucleares únicamente en naves que salgan del sistema solar y de realizar una lista de la ubicación y forma de los objetos para tomar las precauciones necesarias en futuros lanzamientos.


{mos_sb_discuss:2}

Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Ciudadanía y Sociedad



Image


Image

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario