Domingo 26 de marzo de 2017,
Bottup.com

Burbujas en La Bolsa

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

Image
Durante el baño que es al aire libre y sin agua caliente, se pasa mucho frio
TEGUCIGALPA.- El viernes 13 de julio, participamos en el proyecto que ACOES desarrolla en la colonia La Bolsa, un barrio de muy pocos recursos económicos como tantos otros que hay en la capital de Honduras, Tegucigalpa.
 

Tres días a la semana (lunes, miércoles y viernes), los jóvenes hondureños Carolina y Dennis acuden a este barrio para entregar provisiones y supervisar una pequeñísima escuela, construida como el resto de las casas, es decir, una chambita (chabola) de paredes madera y tejado de zinc.

Pero el viernes es un día especial, pues toca baño… y en eso pudimos colaborar. Los niños que están sanos hacen fila en la antesala de la ducha: un espacio al aire libre del que brota el chorro de agua que surte a toda la colonia. Ese lugar lleno de piedras se convierte en un lodazal y hace frío, pues el agua caliente es un lujo que sólo una pequeña parte de la población puede permitirse. De ahí que muchos niños siempre estén resfriados o enfermos de gripe. ¿Y no podrían bañarlos sus madres? Sí, pero así se les crea el hábito y se les lava bien la cabeza con un champú antipiojos.

 

“Me impresionó ver que un niño cogiera en brazos a un cachorro con sarna y que después desayunara sin lavarse las manos. La falta de higiene es la fuente de muchas de las enfermedades que afectan a los hondureños con menos recursos”

En tanto que unos bañaban a los chavales, otros inflábamos globos y Marta les daba forma de sombrero, flor, perro o espada. Como sucede en todas partes, el rechazo infantil al baño es total, así que les dijimos que no habría confite (caramelo) ni goma (globo) si no se bañaban. ¡¡Y qué éxito tuvo la iniciativa!! Aunque también repartimos caramelos y globos entre los que no podían ducharse por estar enfermos.

 

Después estuvimos un rato con ellos en una casa, mientras desayunaban leche y cereales traídos desde el contenedor de la Iglesia Católica. Ya sabía que los animales hondureños de compañía, de lo que ya hablaré en otro post, generalmente están desatendidos y en malas condiciones, pero así y todo me impresionó ver que un niño cogiera en brazos a un cachorro con sarna y que después desayunara sin lavarse las manos. Es más, el animal, que tenía diarrea, hizo sus necesidades en el suelo, donde los bebés gatean y cerca de donde se cocinan los alimentos. Como ya había constatado, la falta de higiene es la fuente de muchas de las enfermedades que afectan a los hondureños con menos recursos.

El artículo en imágenes

Image
María juega con unos ninos antes del baño
Image
Una familia junto a su casa

 

Image
Ana y Marta con dos niños de La Bolsa

 

Image
Los viernes es el día del baño en La Bolsa

 

Image
Una niña desayuna mientras que dos cachorros enfermos rebañan lo que ha caído al suelo
Image
Vista parcial de La Bolsa

 

Recursos:
-Web de ACOES: www.acoes.org

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario