Sábado 03 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Caída real

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image

Si hasta el primero y más afortunado de los españoles empieza ya a
caerse, no quiero ni imaginar cómo acabaremos sus súbditos, ¿estrellados tal vez?

Opinión

El Rey Juan Carlos fue homenajeado ayer en Barcelona, durante una
cena que conmemoraba el 50º aniversario del Círculo de Economía. Ante
unos 1.200 comensales de alta alcurnia, el monarca soltó el discurso de
siempre sobre lo buenos que son los empresarios catalanes para la
economía española, etc., etc. Pero el mejor momento de la noche se
produjo cuando, tras tropezarse, se cayó por las escaleras del
escenario.

(…) los banqueros,
empresarios y políticos de nuestro país siguen instalados en el ‘dolce
far niente’, porque ellos ya se ha encargado de guardarse muy bien las
espaldas
Pero
mientras que el monarca tiene veinte manos dispuestas a socorrerle de
inmediato, sus vasallos tenemos ese mismo número de manos, sí, pero en
el cuello

Aunque pueda parecer una mera anécdota sin importancia, que
lo es, también podría resultar una señal de la mala pata con que
nuestro país ha comenzado esta nueva legislatura, que prometía ser de
vino y rosas socialistas. Si hasta el primero y más afortunado de los
españoles empieza ya a caerse, no quiero ni imaginar cómo acabaremos
sus súbditos, ¿estrellados, tal vez?

Quien tenga la saludable costumbre de leer diariamente mis resúmenes de prensa,
no tendrá necesidad alguna de que le cuente cómo está cayendo la
economía en el solar patrio. Como las cosas sigan así, acabaremos
teniendo que salir a la calle con chichonera porque, la verdad, parece
que a la España feliz de Zapatero le hubiesen echado un mal de ojo. Porque si bien es cierto que muchos ya preveíamos desde
hacía años que la economía española, y especialmente la de los hogares,
iba a sufrir un muy severo “reajuste”, que diría nuestro presidente, no
lo es menos que España puede estar ahora próxima a la quiebra debido a
nuestro colosal e insostenible endeudamiento, como advirtió ayer el profesor Roberto Centeno.

Pero mientras los ciudadanos nos levantamos cada mañana con una
sarta de noticias peores que el día anterior, los banqueros,
empresarios y políticos de nuestro país siguen instalados en el ‘dolce
far niente’, porque ellos ya se ha encargado de guardarse muy bien las
espaldas. Y las carteras.

Anoche en Barcelona los pudimos ver a todos
juntos nuevamente, encantados de haberse conocido y jaleando a un rey
que se cae por las escaleras, como nos puede pasar a cualquiera. Pero
mientras que el monarca tiene veinte manos dispuestas a socorrerle de
inmediato, sus vasallos tenemos ese mismo número de manos, sí, pero en
el cuello.

{mos_sb_discuss:2}

*Los artículos de Nodo Libre sólo representan el punto de vista de su autor, no el de Bottup. Bottup es una comunidad de centenares de periodistas ciudadanos con su propio criterio, que la Redacción nunca puede coartar

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

5 Comentarios

  1. Anónimo 04/06/2008 en 7:31

    Si Fernando Solera quiere escribir siempre sobre lo mismo, adelante. Que yo sepa, la prensa no está todavía censurada hasta los extremos que propone tupperwer. Hasta ahí podriamos llegar. ¿O es que Tupperwer quiere que le estemos adorando el trasero siempre a su votado Zapatero? Lamento decirle que tiene un gusto pésimo. Y así nos va.
    Tupperwer, si tanto le molestan los artículos de Fernando Solera, no los lea, pero déjenos al resto de lectores disfrutar de certeros y críticos artículos que en pocos puntos de lectura se pueden encontrar. No nos condicione con sus ideas. Repito, estamos en un país democrático ¿no es lo que usted deseó con su voto en las urnas?

  2. Anónimo 02/06/2008 en 3:46

    Pues se podrá estar de acuerdo o no con los argumentos del autor, pero en lo que no se puede estar de acuerdo es en las descalificaciones que vierte sobre él el ‘amigo’ Tupperver: ¿por qué tanta saña? ¿Acaso es envidia porque escribe mejor que tu?

    Aunque este no es el mejor artículo de Fernando Solera, sólo hay que ir a su perfil y leer unos cuantos de su archivo para ver que es, de lejos, el que mejor escribe opinión en Bottup. Aunque sólo sea por estilo, gramática e inteligencia en el lenguaje (cosa que Tupperver no es capaz de demostrar ni en un vulgar comentario).

  3. angeldelamo 31/05/2008 en 3:35

    El error, me parece, que es mezclar la suerte, la monarquia y la situacion economica.

    Aprovechar la mala suerte de tropezar en unas escaleras, con las que tropezo casi todo el que las uso, para “agradir” a la monarquia y tratar de levantar al pueblo dolido por la terrible situacion economica que padecemos, me parece cuando menos fatuo.

    Si quiere denunciar el momento economico: centrese en los responsables.

    Tupperver, cierto es que la culpa total no la tiene ZP, su parte de culpa es que le hemos puesto para gobernar, no para decir que “la desaceleracion” es general, viene de fuera, y poco menos que hay que aguantar. Yo confio en que en algun momento haga algo.

  4. Anónimo 31/05/2008 en 3:31

    Pues a mí me gustan, pues no todo va a ser hablar bien del gobierno, sobre todo con la que está cayendo. Quizá porque soy uno de los que se siente con veinte manos al cuello.

  5. tupperver 30/05/2008 en 11:25

    Resumiendo: utiliza usted su artículo para no cubrir una noticia porque usted mismo reconoce que “le puede pasar a cualquiera”.
    Eso sí, a continuación se despacha a gusto con su ya monótona retahíla de monsergas “patrias”, y créame que los que tenemos la mala suerte de leerle no lo consideramos más que un ejercicio de disensión, dejando la calificación de saludable para otros comentaristas menos repetitivos y menos sesgados.
    Si lo que quiere usted decir es que el gobierno está ahí para llenarse los bolsillos, tan sólo un eslabón por debajo de los empresarios, dígalo, hombre, pero no lo maquille de una noticia sobre el Rey, y no haga caer a la gente en la estulticia supina de achacar los males del “solar patrio” al señor Rodríguez Zapatero, pues no merece -ni él ni nadie- tales deshonores.
    Desde aquí, recomiendo a todos los que puedan que no lean sus resúmenes de prensa y, a ser posible, ninguno de sus artículos, pero más allá de lo particular, hay formas mejores de matar el aburrimiento que despotricar sobre el malestar en la globalización.
    Le ruego, pues, que sea comedido en sus exabruptos y soliloquios ya sean éstos apocalípticos o post-monitorios, porque francamente resultan un tanto desagradables y de todo punto anodinos.

Participa con tu comentario