Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Encierro de funcionarios de prisiones catalanas contra los recortes

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Jamás un encierro por las transgresiones y ataques contra los Derechos Humanos

Barcelona. Los encierros y manifestaciones en las cárceles catalanas ya casi no son noticia. Los recortes de sueldos y plantillas (los contratados) provocan al igual que en sanidad o enseñanza, y en general en todos los servicios públicos (mossos y transportes), constantes altercados callejeros. Pero añado que evidencian situaciones internas que con crisis y recortes, o sin, se debían atajar.

Es una lástima que entre los motivos de tanta queja jamás hayan incluido las irregularidades o manifiestos ataques contra los derechos humanos de los presos. Y los hay a miles

Otro encierro en Can Brians 2. Es una lástima que entre los motivos de tanta queja jamás hayan incluido las irregularidades o manifiestos ataques contra los derechos humanos de los presos. Y los hay a miles. Otro detalle, la rebaja de plantillas no afectará a la circulación de drogas, pues el único freno radica en la capacidad de compra del preso que la pretenda.

Javier De la Rosa, en la reciente entrevista en el subvencionado diario Ara, se enorgullece de haber pasado en la cárcel mucho menos de lo que la gente cree, sic. Como he escrito y escribiré, sin duda se debe, no a sus varias condenas sumando un mínimo de quince años, sino a la especial aplicación de la Ley y Reglamento Penitenciario en Cataluña, en Can Brians y en otras cárceles. Como me dijo con toda tranquilidad un ‘psicólogo’: “es un caso especial”. Pero insisto, lo especial se aplicó de nuevo con Juan Piqué Vidal… o Sala y Folchi y otros menos célebres.

Por desgracia comprobé las diferentes varas de medir del Régimen catalán. La gran corrupción se había instalado en sus cárceles. Arbitrariedad, la lotería de las redenciones de condena, días de rebaja. Inmensos trámites burocráticos que se alargan o acortan según conveniencias. Infinidad de burócratas con ínfulas psicológicas rellenando formularios que poco o nada ‘rehabilitan’. Complejos y absurdos programas para progresión de grado o simple colocación en módulos más o menos duros. Total, un cúmulo de despropósitos que lejos de ‘rehabilitar’ crean frustraciones o resentimientos con terribles reacciones. Violadores y asesinos han reincidido con extrema brutalidad. Casos Bellbitge o Nou Barris.

Si el desmadre autonómico ha conseguido quebrar España, las cárceles catalanes transferidas a la Generalitat de Pujol por los 80, serían el más claro referente de todos los males del Estado de las Autonomías. Desde la construcción donde el amiguismo pujolista, o socialista en Brians Dos, se llevan los contratos (con operaciones financieras a largo plazo o ‘eterna renovación’ en las caixas) hasta la quiebra del catering Bon Servei… o la compraventa de ‘beneficios penitenciarios’, el actual Caso Macedonia de policías y funcionarios corruptos. Un caso donde se ataca hasta al juez que lo instruye, reacción muy propia de la administración catalana cuando intenta obstaculizar sumarios.

Cárceles catalanas: desde la construcción donde el amiguismo pujolista o socialista se llevan los contratos hasta la compraventa de ‘beneficios penitenciarios’, el actual Caso Macedonia de policías y funcionarios corruptos

He sostenido infinidad de veces que dudo muy mucho de la ‘rehabilitación’. Una mentira repetida mil veces jamás será verdad por mucho que se empeñen. Nadie, a suponer el papel de la prensa, ha dudado de un dogma del ‘progresismo’ que más allá de contratar miles de ‘profesionales’ (las comillas serían del todo justificadas en el Dr. Morín, caso clínicas abortivas) dudo sirva para nada más. E insisto, en demasiados casos ‘torturar’ psicológicamente al pretendido a ‘rehabilitar’. La prisión, que duda cabe, es disuasión ante el delito y castigo al delincuente (frase de manual), que además sirva para ‘abuso del poder’, es una realidad repetida a lo largo de la Historia. Que disuada y castigue, relativamente cierto, que rehabilite, totalmente falso, por más que afirmarlo con rotundidad no sea ni social ni políticamente correcto.

También sería interesante un estudio (por supuesto a realizar por alguien ajeno no ya solo a la Generalitat, sino a Cataluña) de las ‘fugas’ en permisos y salidas programadas. He escrito tanto sobre Can Brians y cárceles que no me apetece extenderme. Quizá sea el único ‘recorte autonómico’, que por haber padecido su necesidad, lo apruebe con demasiado conocimiento de causa; entre ellas, por culpa de su maldita burocracia… o por corrupción pura y dura… salir siete días después de cumplida completamente la condena. En 2004 escribir contra el Régimen era tan peligroso como en tiempos contra Franco… y yo ya había escrito demasiado.

Consultar ‘Can Brians’ en lagrancorrupcion.blogspot.com.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario