Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Carta a los Reyes Magos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Análisis económico

El año 2007 termina con la tasa de confianza de la población española en la economía, más baja de los últimos años, y debemos prepararnos para un año 2008 que probablemente será más difícil que el año que acaba

Opinión

“Las cifras no son el problema. Es como si dos médicos discutieran por la fiebre del paciente en vez de
discutir de la enfermedad que la ocasiona. (…) lo
que habría que discutir y más ahora que se acercan las elecciones, es
cómo se ha producido el crecimiento”

Los políticos están empeñados en orientar el problema en base a frías cifras de crecimiento y se pelean por ver si la tasa de crecimiento será del 3,3% o del 2,9%. Pero las cifras no son el problema.

Es como si dos médicos discutieran por la fiebre del paciente en vez de discutir de la enfermedad que la ocasiona. En términos económicos, lo que habría que discutir y más ahora que se acercan las elecciones, es cómo se ha producido el crecimiento en los últimos años y si nos ha preparado para afrontar los años malos que sin duda vendrán, de ello dependerá que lo pasemos mejor o peor en la época de las vacas flacas que vienen.  

“Europa, nuestro principal socio comercial, tampoco podrá compensar los
efectos importados de EE.UU. La tasa de crecimiento del PIB en la zona
euro se espera que baje del 2,6% en 2007 al 2,1% en 2009”

Las amenazas vienen de distintos frentes. Desde el exterior, las amenazas desde el otro lado Atlántico vienen, por una parte, por el bajo crecimiento que se espera de la economía americana y que por lo tanto dejará de servir de locomotora del resto de países; y por otra, por la crisis de las hipotecas de riesgo, que ha pasado a ser algo más importante y se podría denominar como crisis de confianza en el sector bancario global. El efecto más importante es que los bancos, si no se pueden financiar entre ellos por falta de confianza, dejarán de facilitar el crédito a las empresas, sobre todo a las más pequeñas y con menos garantías reales, lo que impedirá su crecimiento y  dará origen a un incremento del paro en todas las economías en general.

“Los políticos deberían dar muestras de imaginación y plantear
propuestas serias y claras de hacia donde tenemos que ir para que los
ciudadanos sigan confiando en que al año que viene mantendrán sus
puestos de trabajo y el mismo poder adquisitivo con sus salarios y con
sus jubilaciones”

Por otra parte Europa, nuestro principal socio comercial, tampoco podrá compensar los efectos importados de EE.UU. La tasa de crecimiento del PIB en la zona euro se espera que baje del 2,6% en 2007 al 2,1% en 2009, con países que hasta ahora tenían el papel de locomotoras y que ahora presentan unos crecimientos muy bajos, Alemania bajará del 2,5% en la actualidad al 2,2% en 2009 y Francia no subirá del 1,9% actual en los próximos años. En cuanto a las materias primas, el petróleo seguirá a precios muy altos, y las  previsiones de los más pesimistas sitúan el precio del oro negro en los 200 dólares.

El resto de materias primas deberán continuar con la senda alcista si “Chindia, (China más India)” sigue aumentando su crecimiento y poniendo más tensión en el mercado.   El dólar bajista seguirá teniendo un efecto negativo para nuestra economía, pues aunque abarata el petróleo, que se comercia en dólares, reduce nuestra productividad global, y ni Europa ni EEUU tienen margen suficiente para jugar con los tipos de interés. En Europa no los pueden bajar por los efectos inflacionistas que podría tener, y EEUU no los puede subir por la crisis “subprime” y el bajo nivel de crecimiento, por lo que lo más probable es que el dólar siga débil. El camino emprendido por Suramérica con la “Chavezcracia” extendiéndose como una mancha de aceite por el continente, crea suficiente incertidumbre como para que no se puedan plantear nuevas aventuras y si, para mantener la preocupación sobre los rendimientos de las inversiones efectuadas por las empresas españolas en la década de los 90. 

Desde el interior el panorama tampoco está claro. Las previsiones no son buenas, el crecimiento del consumo interno descenderá un 2%. Los dos sectores que tradicionalmente han tirado de la economía española, el turismo y la construcción están de capa caída. El turismo, por el bajo crecimiento en el resto de Europa que antes o después repercutirá en el número de turistas que vienen a nuestro país, deberá de mostrar signos de debilidad en los próximos años. De la construcción no se podrá esperar ninguna ayuda y complicará la creación de empleo y el crecimiento de la industria secundaria. Por otra parte la inflación será la espada de Democles  que más problemas sociales dará y con muy pocos recursos institucionales para detenerla.

Con este panorama, los políticos deberían dar muestras de imaginación y plantear propuestas serias y claras de hacia donde tenemos que ir para que los ciudadanos sigan confiando en que al año que viene mantendrán sus puestos de trabajo, el mismo poder adquisitivo con sus salarios y con sus jubilaciones.  Personalmente, incluiré en mi carta a los Reyes, los magos, que proporcionen gran cantidad  de imaginación a nuestros políticos, por lo que pueda pasar.

*Los artículos de Nodo Libre sólo representan el punto devista de su autor. Bottup es una comunidad de centenares de periodistas ciudadanos con su propio criterio, que la Redacción nunca puede coartar.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

1 comentario

  1. Anónimo 28/12/2007 en 4:42

    hola keridos los reyes magos .este año m emportado my bn yms notas son buenas y kiero k me regales un PSP

Participa con tu comentario