Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Carta abierta a Mariano Rajoy: aclaraciones

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Parece que mis exposiciones anteriores responsabilizan al Sr. Rajoy de los hechos relatados. En ningún modo es así, pues obviamente no ha gobernado. Solo pretendo informar y, en el caso de que llegue a gobernarnos, que explique lo que haría al respecto

Si llegase a ser el nuevo Presidente del Gobierno, esperemos que así sea, pasará a ser trabajador de la misma empresa, es decir, será servidor público del Estado, como nosotros, y cobrará de la misma caja, los presupuestos generales del Estado.

Don Mariano, si nuestra ‘Empresa’ va tan mal que a los trabajadores de niveles profesionales más bajos hay que bajarles el sueldo hasta límites que los sitúan al borde del desastre, ¿Vd. considera normal que el consejo de administración en este caso y ejemplo, gocen de estas prebendas?:

¿Ustec considera normal que el consejo de administración de nuestra ‘empresa’ (el Estado) en este caso y ejemplo, gocen de numerosas prebendas?

1.- Coches de lujo, lujosos despachos, lujosos edificios, todo a la última y sin que falte detalle.

2.- Que obtengan la pensión de jubilación cotizando menos que los demás.

3.- Que sus nóminas estén exentas de tributación a la Hacienda Pública en tramos que pueden sobrepasar el 40% (y estoy siendo generoso). Nosotros, los de abajo, trabajadores de la misma ‘Empresa’, con sueldos ínfimamente más pequeños, cotizamos desde el primer euro.

4.- Que puedan percibir más de un sueldo, cuando los que pertenecemos a la misma ‘Empresa’, repito intencionadamente, solo podemos percibir uno a pesar de poder tener varias responsabilidades asignadas. El que suscribe ha sido a la vez: responsable del departamento de nóminas, responsable del economato y auxiliar del juzgado militar.

Como verá, nuestra ‘Empresa’ se está volviendo un poco caciquil, un poco discriminativa, donde hay clases con prebendas. Me recuerda a la época feudal, según nos cuenta la historia, los derechos de pernada, por ejemplo. Nos dijeron que con la llegada de la democracia llegaba la supresión de privilegios, se instauraba la igualdad y llegaba el verdadero estado del bienestar, y sin duda alguna, llegó la clase política a la que Vd. pertenece y absorbió todo el bienestar para ella, tanto que llegaron a constituirse en uno de los principales problemas para la ciudadanía, para mayor pena para nosotros y mayor vergüenza para Vdes., por delante del terrorismo.

Por lo tanto, Sr. Rajoy, si hay que pasar hambre, adelante, todo sea por nuestro País, pero… pasemos todos el mismo hambre. No me vale que Vdes. se rebajen el sueldo en un 20%, porque les queda un líquido para pasar el mes que no tiene comparación con aquellos a los que le han rebajado un 10% y están al borde del embargo, por lo tanto, el esfuerzo no es igual. Por otro lado, cuentan con gastos de representación, dietas muy generosas, e incluso si desean, una responsabilidad más y como consecuencia un sueldo más.

Sr. Rajoy, si hay que pasar hambre, adelante, todo sea por nuestro País, pero… pasemos todos el mismo hambre

Al hilo de esas diferencias en los derechos que se practican en mi ‘Empresa’, y pronto, espero sea la suya, vuelvo la cara hacia esas personas que trabajan 9 horas al día, a la interpérie, cobrando 1000-1300 euros y luego aquellos que por firmar un proyecto pueden ganar un par de millones de euros de una sola firma, o muy cerca de Vd., lo que cobran altos cargos de su partido, que no voy a dar nombres ni cifras por no tensar este escrito.

Derribe ese mito del status social, reduzca diferencias, porque en definitiva tratamos con personas, que desde el más insignificante trabajador al más cualificado y reconocido socialmente se sientan igual de orgullosos de su trabajo, todos igual de necesarios, para este fin tenemos a la Hacienda Pública.

Y para terminar, le diré que no siendo suficiente todo lo que le cuento, y puede ser extensivo a muchos compañeros y compañeras, particularmente, me mete la pala el Estado, en lo que iba a ser mi casa de retiro final, y ahora no hay dinero para reponer mi propiedad, un año que está demolida y con suerte dentro de siete años, o más, que es lo que tardan los tribunales en dirimir, obtendremos una cantidad para poder reponer, repito, la mitad de lo que teníamos. Tengo un artículo en Bottup que puede leerlo, ahí van detalles concretos y documentación. Por esto deberá replantear esa Ley de Expropiación Forzosa trasnochada y parcheada, contemplar la permuta sin dinero por medio, además de introducir al propietario dentro del concepto ‘bien común’, porque según lo vivido, a costa de la ruina del propietario, los que llegan después obtienen beneficios. El político de turno con la foto, las empresas constructoras no trabajan a coste precisamente, Adif tampoco, y así una larga lista de beneficiarios.

Atte.,

Angel Ruiz Palomares
24092125Q

Artículo anterior relacionado:
Carta a Mariano Rajoy


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Funcionario del Estado Hobbys: Componer música, fotografía,escribir, navegar...., maestro de nada y aprendiz de mucho.

Participa con tu comentario