Jueves 08 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Caso Pallarols y caso Parc Central: 15 años de instrucción

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Ambos casos giran en torno a CIU y CDC respectivamente

Barcelona. Denominador común, además de los 15 años de demora: en el Caso Parc Central presuntamente se enriquecen en torno a CIU y en el Caso Pallarols en CDC. Dieron que hablar, pero el tiempo y más corrupciones los difuminaron.

Nunca sabremos como se consigue demorar un caso tanto tiempo, ¡y los hay a miles! Corrupción institucionalizada, y tan conveniente para el poder que se perpetúa

Las noticias sobre estos casos, y tantos otros de corrupción, pasan desapercibidas entre la masiva cortina de humo de la independencia y los rescates… ‘rescates’ que ya duran cuatro años.

Nuestros políticos ni se molestan en desmentir, ni siquiera amenazan con querellas a quienes les señalan escribiendo demasiado, y menos nadie en CIU o CDC se queja de los 15 años de instrucción.

Ante la ‘independencia’, que la Justicia se pase quince años mareando un caso que les afecta, es un tema menor, insignificante… y ¡muy beneficioso!

Pero Internet propicia que la información se muestre en todo su esplendor. Ayer entre referencias a Artur Mas y a Durán Lleida surgen los 15 años:

La gran corrupción judicial por negligencia, desidia, ineficacia, o dinero y favores. Y nadie contará nada sobre esta particular corrupción, el arte de la demora, y si alguno de los implicados cuenta… es mentira. Nunca sabremos como se consigue demorar un caso tanto tiempo, ¡y los hay a miles! Corrupción institucionalizada, y tan conveniente para el poder (político o fáctico y funcionarial) que se perpetúa.

Esta semana, para rematar el oscurantismo y cortinas de humo, los jueces amenazan con huelgas. En Barcelona ayer se publicó que no descartan una huelga si no se moderniza la Justicia. No culparé a los jueces, ¡que también!, de la catastrófica Justicia que padecemos en España, pero en estos dos casos, y cientos que se amontonan, repito, la mayor de las corrupciones, superando estafas y pelotazos, son esos ¡15 años! Como siempre digo, que se robe es normal, entra dentro de la naturaleza humana, pero flotar en un sistema prevaricador en sí mismo por su ineficiencia… no tiene nada de normal, más bien refleja otro de los muy graves ¡gravísimos! problemas del país.

’15 años’ que demuestran connivencias, apaños y corrupciones

’15 años’ que demuestran connivencias, apaños y corrupciones. 15 años gobernados por partidos corruptos, donde da lo mismo una recalificación que la compra de un juez, secretario, oficial de juzgado, o la del abogado contrario. A los fiscales, ¡ni citarlos!, porque jamás (que yo y todos sepamos) se ha condenado a ninguno por ‘venderse’. ¡Seráfica institución! en un país de corruptos, ¡qué extraño!


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario