Lunes 05 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Cataluña exporta corrupción a sus ‘colonias’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Además de la red de cajeros automáticos más popular, Valencia y Baleares también recibieron una de las ‘industrias’ más rentables: la gran corrupción

Barcelona. La debacle textil de los 60-70 mermó en peso específico la exportación genuinamente catalana a España, la presencia del clásico vendedor catalán ‘de betas y fils’ (o el de Berlanga en la ‘Escopeta Nacional’) se suplió con creces en las próximas dos décadas por la expansión de las varias caixas catalanas, principal fuente financiera del Principado convertido en Comunidad Autónoma. Una muy sutil, silenciosa, y muy rentable invasión, que en el caso de Baleares y Reino de Valencia pretendió convertirse en nueva ‘reconquista’.

En la última década además de exportar la red de cajeros automáticos más populares de España, y sin causa-efecto, se vendiera una de las industrias más rentables en el Principado, la ‘Gran Corrupción

Pero las declaraciones de ayer en los juzgados de Palma de Mallorca, y los cabreos de mis amigos valencianos sobre su propia gran corrupción con la pintoresca aparición de Urdangarín, me despierta el recelo de que en la última década además de exportar la red de cajeros automáticos más populares de España, y sin causa-efecto, se vendiera una de las industrias más rentables en el Principado, la ‘Gran Corrupción’. Aseguraría que si la venta al por mayor de droga a Europa capitalizaba en negro a Barcelona, completado por la prostitución y consumo de los millones de turistas visitantes, la red de más de 5.000 oficinas de las caixas catalanas esparcidas por España la financiaban en blanco.

Es curioso que la capital del antiguo Reino de Aragón, Zaragoza, no acuse tanto el embiste de la nueva pujanza catalana como las Baleares o Valencia y sus provincias, con una burbuja inmobiliaria de tal calibre que podrían superar sumadas la de la propia capital del nuevo Imperio de los Almogávares. La década pasada me pasee por Valencia, comentando que iba camino de superar a Barcelona, como ya lo hiciera Madrid. En cuanto a Zaragoza deberemos esperar 100 o 200 años, que de no haber estallado la cuarta Guerra Mundial, tras cientos de parciales o locales, sin duda la idea ya desarrollada de urbanizar los Monegros se convertirá en necesaria por el crecimiento vegetativo del imparable hormiguero humano, y de nuevo en ‘especulativa’ con los bancos herederos de las caixas metiendo baza.

Visto que en las ‘colonias’ sus discípulos no supieron ‘documentar’ o ‘repartir’ a la catalana (o ‘sociovergencia’) su gran corrupción y acabaron en los juzgados, quizá ahora consigan con adecuados abogados el segundo gran éxito de sus maestros en Cataluña. Pues si el primer éxito fuera apropiarse de cientos de miles de millones de pesetas, el segundo consistió que tras diez o quince años de instrucciones, o más bien desinstrucción de sumarios, acabara todo con unas suaves condenas y poquísimos años de cárcel en únicamente tres individuos. Necesitan fiscales y jueces revestidos de tanta hipocresía y amoralidad como un pequeño racimo de los actuantes en Barcelona. Jamás tan pocos ganaron tanto dinero impunemente.

Necesitan fiscales y jueces revestidos de tanta hipocresía y amoralidad como un pequeño racimo de los actuantes en Barcelona

Seguro que se repetirá el comentario de “¡que diu aquest boix!” y otros insultos… loco, loco… pero la línea de este blog, entrado en su sexto año, se define muy recta y creciendo… por desgracia para Cataluña y España.

Me saca de mis elucubraciones un ruido que me parece de helicóptero. La manifestación del día, ¡pero no!, me tropiezo con la fiesta de Santa Eulalia, segunda patrona de la Ciudad. Bucólica a tope… la antítesis de las pancartas que pretendía fotografiar.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario