Domingo 11 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Cataluña por debajo del bono basura

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Ni se puede, ni se pudo hacer peor

Barcelona. Ni se pudo robar más, ni plantearse una huida hacia delante más catastrófica con el único objetivo de salvar la estructura y privilegios de la casta política, y su gran desfalco, las cajas de ahorros. Centenares de miles de millones de euros, conseguidos a la atrapada Eurozona, destinados a taponar y camuflar una inmensa quiebra, sin más resultado que salvar el fraudulento y peor sistema financiero del mundo. Y repito e insisto, más que salvar el sistema, salvar a quienes con él se han enriquecido.

En Cataluña los profesionales de la política, autores de la mayor quiebra imaginable, intentan sacar provecho en su huida hacia adelante de la romántica independencia

Si en Madrid se amontonan leyes para estrujarnos, única fórmula, además de presionar por el momento con éxito, a los acreedores europeos, en Cataluña los profesionales de la política, autores de la mayor quiebra imaginable, intentan sacar provecho en su huida hacia adelante de la romántica independencia. Si en Madrid ya no existe Bankia en los medios oficiales, en Cataluña, ni una palabra de la total porquería escondida en Catalunya Caixa, más ocho cajas fusionadas, más deudas municipales, entes, consorcios y empresas públicas y parapúblicas, y etc.

La Vanguardia, primer grupo mediático ‘privado’ (entre comillas) catalán, hoy titula la noticia sobre la basura:

La agencia Moody’s rebaja a ‘bono basura’ a Andalucía y Extremadura

Y tras el titular:

“Por su parte, Castilla-La Mancha, Catalunya y Murcia, que ya se encontraban dentro de lo que se considera ‘bono basura’, han visto caer sus notas…”

Supongo que el editor cree su obligación esconder la desgraciada noticia tal cómo han escondido el proceso a la debacle. Se supone que la prensa, y en cabeza el primer grupo mediático privado catalán, debería lanzarse a la yugular de los responsables, analizar el proceso hacia la ‘basura’, destripar la burbuja inmobiliaria y estructura político-burocrática, pero en su lugar ya nos mentalizaron que tras los de Moody’s existen en este caso unos duendes anticatalanistas a favor de los especuladores norteamericanos.

El Periódico, más ‘oficial’ y subvencionado, puede que considere que ya no se beneficia a nadie escondiendo la verdad, y ni se molesta cargando contra la calificadora:

Moody’s rebaja en dos escalones la calificación de la deuda de Catalunya, que ya consideraba bono basura

Para Pujol, lo predicaba hace unos días, la independencia es un imposible, pero la idea les ayuda a él y su partida en la huida para salvar responsabilidades y sus particulares fortunas

Decía que si los ‘bonos patrióticos’ estuvieran impresos y en manos de sus compradores, como antaño, este domingo podrían comprarse para colección en la Plaza Real, al igual que los de la Generalitat Republicana, o un suponer los de Gambia o Liberia… o Grecia.

¡Y nadie tiene la culpa! Y otra gran noticia en La Vanguardia:

Pujol: “En el camino hacia la soberanía de Catalunya no hay marcha atrás”

O sea que se votará a quien ha asignado el patriarca charlatán… y a por otra fraudulenta quiebra si les saliera bien lo de que Europa aceptara la independencia y el BCE abonara ‘bonos patrióticos’. Para Pujol, lo predicaba hace unos días, la independencia es un imposible, pero la idea les ayuda a él y su partida en la huida hacia delante para salvar responsabilidades y sus particulares fortunas.

Y cierro por ahora con:

Marsé: “Escribo en castellano porque me da la gana”

Encima de arruinarnos pretenden que hablemos a su dictado, y comulguemos con las sandeces de un médico que nunca ejerció, ex banquero con banco quebrado pero familia e íntimos multimillonarios, y que por primera figura política catalana contribuye y contribuyó a la total ruina de su oasis catalán… y que ahora pretende apuntillar España.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario