Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Catalunya Caixa contra 30 ‘activistas’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Y Consorcio de la Zona Franca de Barcelona: 40 sueldos de más de 100.000 euros

Barcelona. Si nadie denuncia a Narcís Serra y CatalunyaCaixa por el mayor expolio sufrido en la Historia de Cataluña, cuajada de quiebras bancarias, la caja si denunció a 30 personas que se quejaron, ¡pacíficamente!, en sus oficinas para que devolviera los 3.000 millones de fondos públicos, por las ‘participaciones preferentes’, y demás atropellos financieros.

El mundo al revés, a la cárcel deben ir los que se quejan del robo, no los ladrones

Y desde aquel 8 de noviembre mantiene la acusación. El mundo al revés, a la cárcel deben ir los que se quejan del robo, no los ladrones. Pero es que tenemos un mundo tan del revés, que miles de estafados con las ‘preferentes’, es decir, ahorradores que se les engañó prometiéndoles beneficios que ya hacía tiempo la entidad no tenía, ni tendría por su declarada internacional ‘quiebra técnica’, se pasean por varias ‘oficinas’, incluso la inútil del Defensor del Pueblo, pero no acuden en masa al juzgado.

Otra conclusión es la poca o nula fe en la justicia. Los engañados saben que ese recurso, la justicia, el primero que en cualquier democracia se utiliza en semejantes engaños piramidales, es tirar los documentos a la papelera: no solo no cobrarán, deberán pagar abogados y procuradores, y dentro de 15 o 20 años (caso Hacienda de Barcelona o Gran Tibidabo y etc.) Fiscalía pactará con Narcís, que ya casi tendrá 90 años. Una burla. Esperan, como ya les han prometido, que se cambiarán unos ‘papelitos’ por otros, que tendrán ‘liquidez’.

Pero las burlas se repiten a diario. Las empresas ‘estatales’, ‘paraestatales’, ‘privado- públicas’, o como se quiera en derecho catalogar, parece almacenan a los más refinados rufianes del país, maestros en el arte de la pirula legal, y sobre uno de los socios inmobiliarios (según dijo Narcís Serra en sus tiempos de triunfante inmobiliario-banquero) de Caixa Catalunya escribí ayer:

Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, 40 sueldos de más de 100.000 euros

¿Cuánto cobraban los socialistas Delegado del Estado Manuel Royes, Secretario General Guerau Ruiz Pena, y el Director Esteve Borrell?

Cualquier directivo depredador y corrupto sabe la Ley no escrita, pero primordial en la gran corrupción, que en este tipo de empresas ‘públicas’ para tener contentos y callados al personal deben pagarles el doble o triple de su capacidad y ‘mercado laboral’, y además utilizarla lo menos posible porque suelen tener otras ocupaciones… y etc.etc.

Los engañados saben que el recurso a la justicia, el primero que en cualquier democracia se utiliza en semejantes engaños piramidales, es tirar los documentos a la papelera

Pero, en cuanto ayer y sobre variaciones del mismo tema, debemos congratularnos:

El director financiero de Bancaja renuncia a sus 6,3 millones de prejubilación

¿Cómo que renuncia? Debería estar inculpado por abuso de poder, administración desleal y fraudulenta, asociación para delinquir, y etc., al igual que la cúpula dirigente de Catalunya Caixa: sus cajas en quiebra, falsificando balances, y ellos subiéndose sueldos, dietas, prejubilaciones, con blindados contratos.

Pero la noticia más inquietante del día es:

Un informe de Google assenyala Espanya com un dels estats més censors
[Un informe de Google señala a España como uno de los Estados más censores]

Y aparte de haber sufrido esa censura, para la casta política es esencial intentar contener la marea que día a día se les viene encima:

Y La Vanguardia:

Rajoy pide romper el vínculo entre el riesgo bancario y el riesgo soberano

Ese vínculo es imposible de romper en España, en tanto no exista división de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, Banca-Estado es un cártel indisoluble. Como decía el viernes, a los 774.549 millones de euros de deuda pública se han de añadir varios cientos de miles de millones (¿?) de deuda ‘privado-pública’ de las cajas y bancos.

¡Menudo Estado de Derecho tenemos!


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario