Miércoles 26 de julio de 2017,
Bottup.com

Catorce cuevas de la cornisa cantábrica declaradas Patrimonio de la Humanidad

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image

Las cuevas de Ekain y Altxerri, en Gipuzkoa y las de Santimamiñe, de Bizkaia, han recibido esta calificación por parte de la UNESCO

Bizkaia ya contaba con el puente colgante de Portugalete como patrimonio de la humanidad que se le concedió en 2006
Había un cántico futbolístico, cuando la Real aun estaba en primera y subió el Osasuna, que decía “Ya somos dos y ahora tres, ya solo falta el Alaves”, que en lo referente patrimonios, se puede reeditar.

La calificación otorgada por la UNESCO comprende, así mismo, las grutas
de Chufín, Hornos de la Peña, Monte Castillo, El Pendo, La Garma y
Covalanas en Cantabria y las de Tito Bustillo El Pindal, Llonín, La
Covaciella y La Peña en Asturia
Bizkaia ya contaba con el puente colgante de Portugalete como patrimonio de la humanidad que se le concedió en 2006. Hoy ya pueden sumar, también, las cuevas de Santimamiñe. Gipuzkoa, es la primera vez que consiguimos esta calificación. Araba se nos resiste.

La gruta de Ekain fue descubierta en 1969 por Rafael Rezabal y Andoni Albizuri. La cueva se encuentra en el macizo de Izarraitz en el municipio de Azpetia. Las figuras equinas son la característica más relevante de esta cueva. A unos 10 metros de la entrada se ensancha una galería ofreciéndonos el gran panel de zaldiei (lugar de caballos).

La cueva de Altxerri se descubrió accidentalmente cuando se construía una carretera que había de pasar por Aia en 1956. La gruta se encuentra en la ladera oriental del monte Beobategaina y encierra una serie de gravados y pinturas que tan solo han visto en vivo investigadores acreditados, pues en pro de su correcta conservación, Altxerri siempre ha permanecido cerrada al publico.

La cueva de Satimamiñe se descubrió en 1916. Esta cueva, ha sido (al menos en mi infancia) de obligada visita cultural en la enseñanza primaria de Euskal Herria. Lo que ha supuesto el deterioro de los bisontes, que son la enseña de esta gruta.

La calificación otorgada por la UNESCO comprende, así mismo, las grutas de Chufín, Hornos de la Peña, Monte Castillo, El Pendo, La Garma y Covalanas en Cantabria y las de Tito Bustillo El Pindal, Llonín, La Covaciella y La Peña en Asturias. La propuesta se presentó agrupada en el arte rupestre paleolítico de la Cornisa Cantábrica apoyada en el entorno de Altamira.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario