Lunes 21 de abril de 2014,
Bottup.com

China camina hacia la propiedad privada

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Reportaje
Image
La ANP vota a favor de la propiedad privada

La nueva ley dice que toda toda posesión de cualquier tipo será inviolable

No se aplicará por ahora a la tierra, por miedo a migraciones masivas de campesinos a las ciudades

Tras apostar por las inversiones extranjeras, permitir a los
empresarios su incorporación al Partido Comunista y entrar en la Organización
Mundial del Comercio (OMC), China ha vuelto a dar otro paso en su transformación
económica: el reconocimiento de la propiedad privada. Aunque aún queda un largo
camino por recorrer, la nueva Ley equipara la propiedad privada a la pública y
vuelve a dejar claro la apuesta de China por el sector privado.

En la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN), y
después de trece años de debates, los comunistas chinos han aprobado una Ley de
247 artículos en la que se establece que “todo tipo de propiedad, desde la
estatal a la colectiva, individual o de otro tipo, está protegida por la ley y
nadie puede atentar contra ella”.

 

Esta Ley, que entrará en vigor en octubre de 2007, vuelve a
mostrar la apuesta de Pekín por la liberalización y la internacionalización de
su economía. En principio, las empresas extranjeras encontrarán un marco legal
donde se sentirán más cómodas, mientras que la clase media china recibe otro
fuerte impulso
para seguir desarrollando sus actividades económicas.

La Ley, que entrará en vigor en octubre, destaca que “…todo tipo de propiedad, desde la estatal a la colectiva, individual o de otro tipo, está protegida por la ley y nadie puede atentar contra ella”

 

Los campesinos no podrán tener su propia tierra

Sin embargo, la propiedad privada no funcionará de la misma
manera en el medio rural, donde el Estado seguirá controlando la tierra y
cediéndola en usufructo a los campesinos. Las autoridades comunistas han
asegurado que el campo todavía no está preparado para una reforma de este tipo,
pero aseguran que con la nueva ley se acabarán las expropiaciones abusivas por
parte de las autoridades locales, uno de los motivos que provoca mayor
inestabilidad en el país. Todos los meses se producen en el campo miles de
manifestaciones en contra de las expropiaciones que dejan a los campesinos sin ni
siquiera recibir una indemnización.

Las empresas extranjeras encontrarán un marco legal donde se sentirán más cómodas, y la clase media china recibe un impulso al desarrollo de sus actividades

 

Algunos analistas afirman que el Estado no ha querido llegar
más lejos para evitar migraciones masivas: si los campesinos pudieran vender
sus tierras, probablemente muchos de ellos lo harían para irse a las ciudades.
Sin embargo, y sabedores de que las desigualdades entre campo y ciudad cada vez
son más grandes, los dirigentes comunistas han hecho hincapié en
la importancia de la Ley para los campesinos.

 

La situación del campo es una de las principales críticas a
la Ley recibidas desde el extranjero. Sin su propia tierra, los campesinos en
muchas ocasiones no pueden invertir ni explotar con garantías su terreno.
Además, la Ley sigue permitiendo la expropiación de tierras por parte del
Estado en beneficio del “interés público”, con lo que la situación en el medio
rural no cambiará mucho tras la aprobación de esta Ley.

El Estado seguirá controlando la tierra por miedo a que los campesinos la vendan e inicien migraciones masivas a las ciudades

 

 

Un largo camino por recorrer

Como destacaba
‘The Economist’, la nueva Ley no provocará cambios inmediatos. Aunque
muchos medios han lanzado las campanas al vuelo,
lo cierto es que no se trata
más que de un pequeño paso al que tendrán que seguir muchos más. No conviene
olvidar que la justicia en China dista mucho de los modelos occidentales, y que
la mayoría de las Leyes suelen aplicarse en función de los intereses del
Estado.

 

La Ley vuelve a mostrarnos los pasos que Pekín quiere tomar
en los próximos años, pero para que la propiedad privada sea una realidad,
China tiene primero que contar con una justicia eficaz donde las leyes sean
respetadas.

Para que la propiedad privada sea una realidad,
China tiene primero que contar con una justicia eficaz donde las leyes sean
respetadas

¿Comunistas capitalistas?

Una vez más, la capacidad de los dirigentes chinos para
combinar la teoría comunista con la práctica capitalista se ha
puesto a prueba
. Pekín, que ha definido su modelo como “economía socialista
de mercado”
y “comunismo de características chinas”, vuelve en esta ocasión a
intentar legitimar las reformas económicas al mismo tiempo que asegurar el
poder del Partido Comunista.

 

Tras aprobar la Ley, los dirigentes chinos se han apresurado
a asegurar que el Estado preserva la propiedad de la tierra y que la propiedad
pública se mantiene como “corazón del sistema económico”
. Unas palabras
confirmadas por Wang Zhaoguo, Vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular (ANP),
quien afirmó que “el sistema de propiedad socialista [...] está determinado por
el sistema económico socialista de base y es por esencia diferente del sistema
de propiedad capitalista”.

Gracias a la “economía socialista de mercado” el sector privado supone ya casi la mitad de la riqueza nacional

 

El Partido Comunista Chino apuesta por el sector privado,
que ya supone casi la mitad de la riqueza nacional, pero vuelve a disfrazar sus
medidas liberales bajo el manto legitimador del comunismo. De todos modos, a
nadie se le escapa el cambio de rumbo de las últimas décadas: Pekín ha pasado
de perseguir las “peligrosas tendencias capitalistas” a defender la propiedad
privada de sus empresarios.

 

 


Foto. Vía Tal
Cual Digital

{mos_sb_discuss:2}

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario