Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Ciberdemocracia: ¿futuro o presente?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

REPORTAJE

La democracia directa ya puede convertirse en realidad, tenemos los partidos y la tecnología, ¿qué nos falta?

La ciberdemocracia, como sinónimo de democracia directa, volvió a asomar ayer en la mente de muchos, con el anuncio de UPyD de que será el primer partido español en utilizar el sistema de voto electrónico para elegir a su Ejecutiva.

No se trata de democracia directa, UPyD no pretenden acabar con los representantes de los ciudadanos, pero es un primer paso.

Muchas son las voces que se alzan a favor de la ciberdemocracia como único medio posible de dar voz a la ciudadanía y de hacer que la democracia no sea un mero hecho simbólico.

Las críticas y las soluciones
Muchas democracias consolidadas, entre ellas la española, están empezando a sufrir duras críticas en lo que respecta al sistema utilizado: la democracia representativa.

Partidos tradicionales como el de Rosa Díez abogan por la democracia directa interna, no así en el Parlamento

Casos de corrupción, alianzas de gobierno mal vistas por los votantes de cada una de las opciones coaligadas, toma de decisiones contrarias al sentir mayoritario de la población (recordamos el caso paradigmático de la guerra de Irak) y el sentimiento de que el ciudadano está apartado de la vida pública, dejándole tan solo la participación cuasi simbólica (cuantitativamente hablando) de su voto cada cuatro años, hacen que las críticas arrecien.

Uno de los principales síntomas es la apatía que comienza a asomar: tasas de abstención cada vez mayores, porcentajes elevados de población que se declara ‘apolítica’ y la aparición en las encuestas de los partidos políticos, el gobierno y la corrupción como algunos de los principales problemas de los países (en el caso de España, se puede consultar los últimos barómetros de CIS o recientes artículos de la prensa como ‘La clase política, cuarta preocupación de los españoles‘).

Otro de los síntomas, esta vez, en clave positiva, es la de que cada vez comienzan a aparecer más voces discrepantes, que no solo critican la situación actual, sino que además aportan propuestas.

Y las propuestas tienen un nombre propio: ciberdemocracia o democracia directa. En muchas ocasiones ambas aparecen como sinónimos, a pesar de no serlo. La razón es que actualmente la ciberdemocracia es considerada la única posibilidad de conseguir avanzar hasta llegar a la democracia directa, aprovechando los avances tecnológicos de los que se dispone.

La mayoría de los partidos que abogan por la democracia directa a través de Internet no tienen ideario político, sino que se constituyen en correa de transmisión de voluntades

Empiezan a aparecer partidos políticos que abogan por esta nueva fórmula de practicar la democracia, así como instituciones, en su gran mayoría no gubernamentales, que trabajan para perfeccionar la tecnología y el ámbito organizativo para poder llevarla a la práctica.

La experiencia española
En España contamos con la experiencia del ‘Partido de Internet‘ (PDI) que no pretende, de momento, cambiar la actual democracia representativa existente en España, pero sí establecer un canal de democracia directa.

“Para ello se presentará a las elecciones, como cualquier otro partido. Si consigue representación, los diputados votarán en el parlamento según los votos electrónicos emitidos por Internet. Para esto último, el PDI construirá una plataforma de voto electrónico en la que el DNIe será el medio de identificación.”, explican en su Web.

Todo ello significa que, con la identificación clara de los votantes, los representantes en el Parlamento, no actuarán como ‘representantes’, sino como correa de transmisión de las decisiones de los ciudadanos. Es por ello que una de sus señas de identidad es no tener ideología política ni programa electoral, así como la posibilidad de la elección de los candidatos a listas electorales (una forma de listas abiertas), y la utilización del software libre para garantizar transparencia y seguridad.

La democracia directa era inviable por una cuestión de dimensiones. Las nuevas tecnologías la vuelven a hacer posible

Y no es el único partido que aboga por la democracia electrónica en España. ‘Democracia Directa Digital‘ (D3) se constituyó en 2006 y también pretende introducir en el sistema representativo actual la democracia directa: “incorporar la decisión de todos los ciudadanos frente a la decisión de unos pocos (los partidos), haciendo para ello un uso intensivo y extensivo de las NTIC”. También se declaran sin ideología política.

De Latinoamérica a Cataluña
En otros países también han aparecido ‘hermanos’ del PDI y D3. En Uruguay, Democracia Directa Informatizada (DDI) también aboga por ampliar el ejercicio directo de la soberanía. “Entendemos que en la actualidad es posible que los ciudadanos participen directamente en las cuestiones de gobierno, apoyados fundamentalmente en medios informáticos, sin necesidad de que representantes decidan por ellos, en cada tema a resolver.”, declara este partido, también sin ideario político.

Esta organización, además, está formando movimientos espejo en países de su entorno, como Perú, Costa Rica y Argentina.

Otro proyecto más cercano geográficamente es el de democràcia.web, promovido por la Fundació Jaime Bofia, y que cuenta con el apoyo de la Mesa del Parlament de Catalunya. En este caso, su objetivo es diferente, ya que lo que pretende es favorecer la información, el debate y la participación ciudadana a través de la red: comunicar a los ciudadanos con sus representantes políticos. Aunque también quiere contribuir al conocimiento de la democracia electrónica.

La imprescindible tecnología
La democracia directa nace con los atenienses, y la experiencia les duró dos siglos. En Roma también tenemos un antecedente, este de mayor duración, cuatro siglos. Posteriormente en la historia podemos encontrar algunos ejemplos más, aunque no muchos, desde la Asamblea de Hombres libres en la Islandia del siglo X a los Usatges de Cataluña en el siglo XI. Los ejemplos no abundan y aún menos los ejemplos recientes.

El motivo principal, aparte de otros intereses económicos y políticos, es la dimensión actual. En Grecia votaban tan solo los hombres libres (no las mujeres) en una ciudad Estado de no más de 30.000 patricios con derecho a voto.

Ya tenemos la tecnología para aplicarla a las elecciones, ¿por qué no la aplicamos a un cambio de sistema?

Es por ello, que hasta la gran revolución de las nuevas tecnologías de la comunicación, y en especial con la irrupción de Internet, no había parecido factible su puesta en práctica.

Ahora nos encontramos con instituciones punteras que dedican todos sus esfuerzos a crear la infraestructura necesaria, las herramientas informáticas y la estructura necesaria para poder poner en marcha de nuevo la democracia directa.

En EEUU, la Open Source Digital Voting Foundation (OSVD) es una corporación pública dedicada a apoyar los esfuerzos de desarrollo tecnológico para crear, gratuitamente, tecnología de fuente abierta para las elecciones estadounidenses. Su proyecto insignia es Trust the Vote Project (TTV). Está formada por miembros del sector académico, comercial, de las administraciones públicas, etc. y dirigido por dos veteranos del Sillicon Valley, John Sebes y Grez Millar.

Aunque su finalidad no es la potenciación del la democracia directa, pues su desarrollo está enfocado a la participación en las elecciones, la tecnología que está desarrollando sí puede ser la que permita que el ciudadano pueda tomar sus propias decisiones sin la intermediación de representantes.

En España, el Observatorio del Voto Electrónico (OVE), dependiente de la Universidad de León, estudia, observa e identifica todo lo concerniente al voto electrónico.

Aunque también existen en nuestro país instituciones que investigan sobre la tecnología para poderlo llevar a cabo, como el proyecto ‘Democracia Digital‘ del Grupo de Investigación Diatel de la Universidad Politécnica de Madrid, que desde el año 2000 trabajan en proyectos relacionados con la votación electrónica y la democracia digital.

De momento, todos los que quieran seguir de cerca esta revolución en marcha tienen una oportunidad única, bien como observadores o como partícipes, en el Congreso Fundacional del PDI que tendrá lugar el 20, 21 y 22 de noviembre en Barcelona.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

14 Comentarios

  1. Anónimo 09/11/2009 en 18:22

    Yo creo que para cuando los politicuchos se quieran dar cuenta de que sobran será demasiado tarde para ello. Caerán las caretas y… podría liarse parda. 😥

  2. Anónimo 09/11/2009 en 1:35

    PARA EL PDI…
    Ofrecemos al PDI nuestra web, y estamos dispuestos a adaptarla a sus objetivos, pues nos parece una buena idea.

    Supongo que les interesa además facilitar el debate entre sus votantes, y nuestra página está diseñada para ello, facilitando el debate y la votación, así como el control por parte de los participantes.

    ¿Como se puede conectar con ellos?…

  3. Anónimo 09/11/2009 en 1:30

    Ciberdemocracia si, pero…
    Es necesario oír al pueblo, ya que siempre podrán surgir ideas que ayuden a resolver problemas, y cuando menos, conocer en dialogo y debate lo que realmente quiere el votante, en base a un diálogo constructivo.
    Así pues no proponemos sustituir a base de las TIC las opciones de participación actuales, sino potenciarlas y mejorarlas, para que sean reales y eficaces.
    Y a alguien le parece una buena idea,que visite http://www.adebate.net y nos eche una mano…

  4. Anónimo 09/11/2009 en 1:26

    Ciberdemocracia, pero
    A mi me parece que TENGO UNA PREGUNTA PARA USTED, no deja de ser un “amago” de debate público, ya que al final todo queda en fuegos fatuos. No todos quieren, o pueden, o saben utilizar el ordenador, pero peor es la situación actual, cuando las cosas se hacen en una solo dirección (el político habla, el resto vota,incluso aunque no vote físicamente) sin posibilidades de debate ni de exponer propuestas que puedan interesar a una mayoría… Es necesario oír al pueblo, ya que siempre podrán surgir ideas que ayuden a resolver problemas, y cuando menos, conocer en dialogo y debate lo que realmente quiere el votante, en base a un diálogo constructivo.

  5. Fran 08/11/2009 en 19:02

    Ciberdemocracia, pero…
    Desde mi punto de vista, todo lo que sea fomentar la participación de los ciudadanos en la vida política cotidiana es positivo para la democracia.
    Pero primero habría que estudiar si internet está al alcance de los ciudadanos de una forma no excluyente.
    Me temo que aún muchos hogares en España no tienen acceso a la red. Muchas personas no saben utilizar un ordenador. Otros no están dispuestos a subirse al carro de las nuevas tecnologías por diversas y muy respetables opiniones.
    Ciberdemocracia sí, pero… Sería interesante estudiar quien forma parte de la red y de qué manera se usa la misma. Una contrastación sociológica del uso de las tic’s para una posible utilización política de las mismas es fundamental.

    • Anónimo 09/11/2009 en 1:24

      Ciberdemocracia,pero…
      Estoy totalmente de acuerdo con el punto de vista de Fran, pues si bien es cierto que propongo utilizarla, es como un complemento para mejorar el debate entre el politico y su votante, para recoger opiniones de personas normales, que a veces pueden tener buenas ideas para resolver problemas.
      Realmente el objetivo de nuestra web es facilitar temas para que los medios (prensa, radio y televisión) puedan presentar públicamente las demandas que las personas dirijan a sus representantes,que las promesas de estos queden registradas, y se les puedan recordar.
      A mi me parece que TENGO UNA PREGUNTA PARA USTED, no deja de ser un “amago” de debate público, ya que al final todo queda en fuegos fatuos. No todos quieren, o pueden, o saben utilizar el ordenador, pero peor es la situación actual, cuando las cosas se hacen en una solo dirección (el político habla, el resto vota,incluso aunque no vote físicamente) sin posibilidades de debate ni de exponer propuestas que puedan interesar a una mayoría… Es necesario oír al pueblo, ya que siempre podrán surgir ideas que ayuden a resolver problemas, y cuando menos, conocer en dialogo y debate lo que realmente quiere el votante, en base a un diálogo constructivo.

  6. Anónimo 04/11/2009 en 21:46

    SIGUE CONSTRUYENDO FUTURO
    También queremos que se divulgue su uso y contenido, a ver si los políticos se animan y participan en el debate.
    Para ellos también hay lugar: que pongan sus programas, para que el resto de las personas podamos opinar y manifestar nuestras ideas, para construir entre todos una sociedad más equilibrada.
    Por favor, visita http://www.adebate.net, y opina, envíanos tu comentario…
    Está libre de publicidad, y no pedimos nada a cambio, solo ideas y participación.
    Tampoco conseguimos que ningún medio se haga eco de la misma… Quizá porque somos pocos.

  7. Anónimo 04/11/2009 en 21:43

    SIGUE CONSTRUYENDO FUTURO
    Mientras tanto, ya se puede ir creando hábitos democráticos de participación: Hemos construido una WEB para recoger preguntas y propuestas para los políticos, para debatirlas entre las personas e invitarlos a responder y participar: http://www.adebate.net
    Pero necesitamos ayuda. Agradeceríamos que aquellos que tengan ideas o inquietudes sobre la marcha de la política, que asomen a la página y participen.
    Queremos que alguien nos ayude a mejorar, criticando los defectos e indicando que mejoras podemos introducir.
    También queremos que se divulgue su uso y contenido, a ver si los políticos se animan y participan en el debate.
    Para ellos también hay lugar: que pongan sus programas, para que el resto de las personas podamos opinar y manifestar nuestras ideas, para construir entre todos una sociedad más equilibrada.
    Por favor, visita http://www.adebate.net, y opina, envíanos tu comentario…
    Está libre de publicidad, y no pedimos nada a cambio, solo ideas y participación.

  8. Anónimo 04/11/2009 en 21:34

    (SIGUE CONSTRUYENDO FUTURO)
    Creo que lo que falta es un verdadero debate con los políticos, sus propuestas y sus decisiones. Los programas electorales y su mitines están llenos de afirmaciones que no se debaten entre las personas que han de votarlo. Nadie controla el cumplimiento de las programas, ni ningún político se molesta en explicar el porque de sus decisiones, cuando está en el gobierno. La inevitable irrupción de la cibernética en los procesos electorales, debe ampliar también las opciones de participación ciudadana, facilitando el debate, la pregunta directa, y la presentación de propuestas de soluciones…

  9. Anónimo 04/11/2009 en 21:27

    CONSTRUYENDO FUTURO
    Parece lógico suponer que efectivamente, la “ciberdemocraia” está a la vuelta de la esquina, pero hasta la próxima esquina quizá aun falte un buen trecho…

    También es de suponer que puede ser un método eficaz, si está adecuadamente controlado en su funcionamiento, pero no debemos contentarnos con que simplemente añada una mayor facilidad para emitir el voto y contarlo…

    Esos problemas son menores: creo que lo que más debería de precuparnos (con ciberdemocracia o sin ella) es que las campañas políticas, los mitines los programas políticos se hacen desde una perspectiva de puro marketing, dejando fuera cual quier tipo de participación y debate de las personas que han de votar.

    Para mi, lo mas valioso que puede aportar el “ciberespacio” a la democracia es la capacidad para debatir, contrastar, y analizar las propuestas amplia y libremente, desmenuzando las razones y obligando a los políticos a explicarse y justificar sus planteamientos.

    Y creo que, mientras llega, sería bueno que empezáramos a acostumbrarnos al uso de las herramientas que pueden hacer posible ese debate y discusión sobre propuestas.

    Por eso me permito pedir ayuda para alanzar un proyecto en esa linea: http://www.adebate.net que es una web abierta a la participación de las personas con inquietudes políticas: que tengan alguna pregunta o propuesta para algún político, y que este se la conteste.

    La web ya funciona, pero puede mejorarse, y por eso pido ayuda para que se visite y critique respecto a que mejoras tendríamos que hacerle.

    También es fundamental difundir su existencia, para promover su utilización, ya que lo recogido, y enviado a los políticos, no tuvo respuestas…

    Visitar http://www.adebate.net

  10. borikuaspain23 03/11/2009 en 19:26

    ¡Excelente!
    Pienso que abarca un poco más de aquellos temas tan cotidianos y que supuestamente van de la mano de la democracia. Tu lo expresas con exactitud y nos colocas a pensar en ello.

  11. Anónimo 03/11/2009 en 12:30

    Muy buen tema. Ahora faltara ver como se toman los políticos este tipo de asuntos… no creo que les haga ninguna gracia, más aún teniendo en cuenta que quien manda en países como España no son los políticos individuales, sino las temibles megaestructuras de los partidos, lo menos democrático q existe…

    • Anónimo 09/11/2009 en 1:43

      El implantar un sistema de voto cibermático, no garantiza la transparencia o eficacia de las votaciones (es más, si no se prevén los controles adecuados, e fraude puede ser muy fácil. Tampoco supondrá grandes cambios en la operativa, ya que los colegios tendrán que seguir existiendo, aunque el voto pueda emitirse por Internet, como ahora se puede hacer por correo. Lo único, es que la gestión se simplificaría, acelerando los resultados y trámites.
      Para mi es más importante (y shi es donde los partidos se resisten) es que abre posibilidades al debate, al enfrentamiento “cara a cara” de los candidatos con sus votantes, y ahí es donde pueden perder sus papeles…

      • Anónimo 09/11/2009 en 1:47

        Sigue para PETE
        Para mi es más importante (y ahi es donde seguramente los partidos se resistan) es que abre posibilidades al debate, al enfrentamiento “cara a cara” de los candidatos con sus votantes, dejando constancia de las promesas, y de seguir su cumplimiento o no. Y ahí es donde pueden perder sus papeles…

Participa con tu comentario