Domingo 28 de mayo de 2017,
Bottup.com

La primera chapuza de Patxi

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La creación de una web para la participación ciudadana en un paraíso fiscal y que incumplía tres decretos aprobados por la cámara vasca ha obligado al lehendakari a retractarse y cerrar el website


Opinión




Image
Captura de pantalla de la web antes de su desaparición

La web Gobierno de Cambio en Euskadi ha sido desactivada 24 horas después de que Patxi anunciara este “website” para “abrir las políticas del Gobierno Vasco a la participación ciudadana para así ir construyendo Euskadi entre todos”.




La Web incumplía tres decretos aprobados en 2004 y que son también de obligado cumplimento para el PSE y el PP, versan sobre la distribución y explotación de información, imagen corporativa de la Administración pública y presencia de Euskadi en Internet.


 


La página estaba albergada en las Islas Caimán (paraíso fiscal) y era gestionada por una empresa danesa. Además la denominación era un eslogan partidista y en la propia web se enlazaba con el blog privado de Patxi López en la propia página del PSE. Despropósitos que ponen en evidencia el cambio sin rumbo de este nuevo gobierno que se llena la boca de palabrería vacua y que aun no a puesto sobre la mesa ninguna iniciativa concreta para Euskadi.

 

Hoy la web esta desactivada y Patxi ya ha informado de que era un proyecto experimental que no sustituye a la web oficial del Gobierno vasco y asegura que no ha sido sufragada con fondos públicos.

 

Parece que este “gobierno del cambio”, que anunciaba que su mano tendida a todas las fuerzas políticas y que se empeñaría en tener en cuenta a todas las sensibilidades de nuestro país, se fija más en la foto que saldrá en los medios de comunicación que en gobernar de verdad.




Los primeros gestos, desde luego, no van en sintonía con esa mano tendida. La jura con la constitución, avalada únicamente por un exiguo 30%, la incursión de las fuerzas armadas y la guardia civil haciendo ostentación de reconquista, la colocación de la bandera estatal en Arkaute y el debate sobre el mapa del tiempo, no son precisamente conciliadores y “no frentistas”.




Más bien, todas estas medidas denotan un afán revanchista que mientras se atenga a la legalidad, habrá que callar y aguantar. Pero como en el caso de esta web, habrá que estar vigilantes. La que nos espera…

¿Te gustó este artículo? Compártelo