Sábado 23 de septiembre de 2017,
Bottup.com

Cinco jueces del Tribunal Constitucional ucraniano se declaran presionados

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Se niegan a tomar una determinación hasta que se les garantice su seguridad y su libertad de acción

La disolución de la Rada Suprema en suspenso

Cinco jueces del Tribunal Constitucional de Ucrania han realizado hoy 10 de abril una rueda de prensa en la que han declarado que se están viendo sometidos a una presión insoportable por distintas fuerzas políticas, aunque no han nombrado a ningún partido o persona concreta. Según este grupo de jueces, formado por Machuzhak, Shyshkin, Kampo, Stetsiuk y Lylak, la presión está siendo ejercida tanto sobre los jueces de forma individual como sobre la Corte en su conjunto. Dada esta situación, se muestran contrarios a tomar una decisión sobre el contencioso que cincuenta y tres diputados de la Rada Suprema (Parlamento ucraniano) han presentado con motivo de la disolución del Parlamento y el adelanto de las eleciones generales al 27 de mayo decretado por el presidente de la república Viktor Yúshenko decretado el pasado día 2 de abril. Este grupo de jueces ha tomado la determinación de aplazar la declaración oral de las partes hasta el próximo día 17, siempre y cuando tengan garantías de que su integridad, tanto física como de libertad de decisión, sea garantizada.

Dada esta situación, se muestran contrarios a tomar una decisión sobre el contencioso que cincuenta y tres diputados de la Rada Suprema han presentado con motivo de la disolución del Parlamento y el adelanto de las eleciones generales

Las reacciones no se han hecho esperar. Symonenko, diputado del Grupo Parlamentario Comunista, ha declarado a la prensa local que la medida de poder del presidente Yúshenko al decretar la disolución del parlamento podría continuar con la disolución del Tribunal Constitucional. Por su parte, el diputado Danylov, perteneciente al Partido de los Demócratas Libres incluído en la BYT de la ex-primera ministra Julia Tymoshenko, cree que si este tribunal declara la disolución anticonstitucional “… el presidente debería retirarse (dimitir).” Además ha añadido que “… es técnicamente imposible realizar elecciones generales en la fecha que propone Yúshenko. Como pronto podrían realizarse en octubre o, más probablemente, en la primavera del próximo año.” Además, cree, que deberían realizarse también elecciones a presidente.

Del mismo partido que el anterior y en declaraciones concedidas al periódico digital ucraniano Forum, el diputado Vydrin cree por el contrario que la fecha del 27 de mayo es “… absolutamente real para hacerlas (las elecciones)”, aunque “… sólo unos pocos grupos se podrían presentar a ellas gracias a su capacidad de organización. Dada esta situación no sería raro que el resto de los partidos políticos intentaran, por vía judicial, declarar los resultados nulos y, por tanto, quedarían en suspenso.” Por otro lado cree que dadas las circunstancias y ante unas elecciones tan precipitadas, los partidos “… no se podrán librar de los traidores; es más, su número aumentará.”

Por último, el presidente de la Rada Suprema Moroz (del Partido Socialista, aliado del actual primer ministro Viktor Yanukóvich) piensa que si no existe ningún tipo de presión los jueces del Tribunal Constitucional declararán la disolución como anticonstitucional. En la situación actual denunciada por los cinco jueces piensa que el presidente Yúshenko no tiene niguna responsabilidad, no así los “… círculos cercanos, como, por ejemplo, la Secretaría de Presidencia.” A la vez sugiere que “… los cinco jueces puede que estén manipulados por los hombres del presidente.” Se da la circunstancia de que estos cinco jueces que hoy han denunciado presiones sobre el Tribunal, sin determinar cuales, han sido elegidos para el cargo directamente por Viktor Yúshenko o por Nuestra Ucrania, partido del presidente ucraniano.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario