Domingo 22 de octubre de 2017,
Bottup.com

Citoyen ‘Zapatego’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Las noticias ‘X’; o sea, las noticias de los miércoles  -no noticias porno- que ciudadanos ‘no X’ protagonizan durante la semana. Y ahora… ¡ahora, con estampita!

Image

X-1: El ciudadano, comisario, ex del cuaternario de la comisaría de Vallecas, Rodolfo Ruiz, sus mochilas, condenado por un juez por acusica y abusón (al detener ilegalmente a dos viejitos) ha sido jubilado por el Ministro Rubalcaba, hay que ver cómo acaba, para que pueda cobrar la jubilación. Esto no es pago por servicios ocultos. Y luego dicen que no practican la caridad cristiana. ¡Cómo pesa la mochila de la Comisaría de Vallecas!

 


X-2: La ciudadana Elena Salgado, su ministerio falansterio y bien que se nota, mejorará pronto de salud cuando, después de autorizar que los niños sean más burros todavía al aprobar la mitad del bachillerato, se dedique un poco y moderadamente a la bebida, la mitad de un vasito de Rioja, la mitad de un purito de la Habana (para agradar a Moratinos) y la mitad de una buena siesta. Sus enemigos del Partido dicen que siempre se salva por los pelos, (se equivocan de Ministerio, la de los pelos es otra) sus enemigos del PP, claro está,  quieren que siga. Los catedráticos de universidad miran para otro lado y unas cañitas por el otro.

 



X-3: El ciudadano Gómez Bermejo, juez ¡Y que juez! Malicio que empieza a cabrearse con los jefes policiales que ni saben ni contestan nada de lo que se les pregunta. Para colmo, buen número de abogados defensores son miembros del CNI (siempre hay que controlar a los confidentes hasta en el banquillo) y tampoco preguntan a los acusados cuando están a punto de caramelo. En esta tesitura, el juez, hasta tiene que hacer de fiscal y abogado con preguntas evidentes que otros no hacen. Se rumorea que muy de mañana sacude el polvo de su silla con la toga no sea que le hayan puesto una tachuela. Mientras, la fiscal Olga ¡vale ya! Sigue con cara de sufrimiento.

 



X-4: Ante el ciudadano X-3, el ciudadano jefe policía muy secreto, tanto que no cito su nombre, ha empezado a salvar los muebles diciendo lo contrario de lo que dijo, o diciendo que no sabe lo que le dijo al superior y que no dijo nada de lo que aquél dice. Este es de aquellos polis que se encontraron a un mono por la calle y llamaron a Díaz de Mera: “Hemos encontrado un mono en la calle, sector U-9-24, Señor a lo que el superjefe les increpó, dado que le habían despertado de la siesta, “¡Pues llévenlo al zoo!“. Normal ¿no? Lo malo es que al cabo de dos horas (ya estaba despierto) le vuelven a molestar: “Jefe; el zoo le ha gustado mucho ¿podemos llevarle al cine?”. Son como niños.

 



X-5: La ciudadana miami vice, Ma. Teresa de la Vega, sus vestidos de gama fría, sigue regañando y usando el viejo truco de insultar diciendo el insulto que dice que no va adecir. ¡Y ésta es la lista! Todo porque el ciudadano Rajoy le dice: que si el hospital, que si De Juana tiene que salir al médico, etc. A lo mejor es que lo que realmente estaba mal era… el hospital de Sanse. Pero como lo dice cariñosamente, aunque un poco regañona y en Morse del s.XIX pues se la sigue teniendo cariño. A quien ha regañado de verdad es al ciudadano José Blanco por confesar que gana seis mil euros al mes; va a dejar las aulas vacías de estudiantes al preguntarse: ¿Y para qué voy yo a estudiar empresariales?

 



X-6: El ciudadano Pumpido está en proceso de extinción. No; quiero decir que, el ciudadano X-6 dice, que ETA es la que está en proceso de extinción. Otro que aspira a obtener el galardón de “mejor chiste del año”. ¡Qué arte para lavar el pasado franquista familiar! Reconozcamos que aquí, mayores de cuarenta años, salvo unos pocos, muy pocos, la mayoría de españoles y demás residentes, jueces, (banqueros, todos) catedráticos, obispos, generales, amas de casa y personal de servicio han sido franquistas por devoción u omisión. ¡A ver si vamos a ser más tontos que los alemanes! Aquí, en España, hasta dentro de otros cuarenta años y no antes, dejará de haber franquistas. El problema es averiguar dónde están.

 




X-7: El ciudadano perro, Fido, sus pulgas, tiene derecho a ser rehabilitado en su olfativa dignidad. ¿Cómo el buen Fido no iba a oler si había explosivo dentro de una bolsa de basura no hermética? Curioso es que quienes defienden la teoría tedaxiana de la contaminación sostienen, al mismo tiempo, que los perros no olieron un resto de cartucho de Goma2-ECO en la furgoneta de Alcalá. Yo… creo al perro.



X-8: El ciudadano Josep Huguet, consejero, sus consejos, recomienda no usar el puente aéreo Madrid Barcelona, porque aquí es una birria el chocolate con churros o el cocido que, como todo el mundo sabe, son clásicos en Frankfurt o Paris. El resto de españoles estamos esperando a que el ciudadano Maragall nos alimente y aclare eso de: “Ustedes tienen un problema que se llama 3%” dirigiéndose al ciudadano X-9. Pues vaya miseria; el 3%. En media España, con eso no se llega ni a la esquina.


X-9: El ciudadano Artur Mas, sus labores de oposición y un genio en no crisparse nunca, se frota las manos viendo las barbaridades que dice el ciudadano X-8, pero sigue preocupado por su falta de baraka en llegar a la Presidencia.


Y-10: El ciudadano Maragall, y muchos más comunistas, están felices con la “Ley de Memoria Histórica” (una contradicción en los términos; la memoria depende demasiado de las emociones particulares y la historia es una ciencia basada en documentos). Al fin se va a reconocer el asesinato de Andreu Nin por parte del PCE y PSUC; tanto como para que en aquellos días terribles se tapara su destino escribiendo en las paredes a las pintadas “¿Dónde está Nin?” con la divertida: “En Salamanca o en Berlín”.

 

 


ZP-11: La France président, Ségolène, la douce, su sonrisa de zapatera prodigiosa, ha enseñado al verdadero Zapatero a ponerse la banderita de su país a su vera, para que se le pueda distinguir y la multitud no crea en Francia que es un exiliado mudo de Perpignan. Nada mejor que esta especial visión de un cuadro de Picasso para ver el encanto de la pareja (“El escultor”, 1925). ¡Ah, qué años aquéllos de “¡sed realistas, pedid lo imposible!” Yo sigo pidiendo que nos gobierne alguien que gobierne mintiendo un poco nada más.

 

{mos_sb_discuss:2}

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario