Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Clase de Redacción

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Ana con alumnas de la escuela Santa Teresa

Llegó el momento de hacer de profe. Esta semana he impartido varias clases de Redacción en la escuela Santa Teresa, uno de los proyectos educativos de ACOES ( www.acoes.org).
Incluye ‘El artículo en imágenes”

El centro, fundado en 2002,  escolariza gratiutamente a cerca de 1.800 niños y niñas de colonias donde viven familias con muy pocos recursos, generalmente sin luz o agua corriente y con unas pésimas condiciones higiénico-sanitarias. Muchos estudiantes provienen de la Nueva Capital, la colonia donde se ubica este colegio.

Entre el lunes y el martes impartí clase a quinto, sexto, séptimo y octavo curso, por las mañanas. Me había preparado un esquema previo basado en algunas normas periodísticas, como evitar la repetición de palabras o pensar bien lo que se va a escribir antes de hacerlo, al que añadí consejos que siempre nos han dado los profesores para hacer un buen examen. Y es que, finalmente, las clases fueron eso: la redacción básica para escribir cualquier texto, pero sobre todo un examen, que es lo que en el momento actual les puede resultar más útil a los alumnos.

 

“Los alumnos de esta escuela siempre están tomando prestados libros de la biblioteca, porque en sus casas, de muy pocos recursos, no tienen televisión o radio, y los utilizan para entretenerse”

Lo primero que hacía en cada clase era presentarme, decir que soy española y dibujar un mapa de la Península Ibérica para ayudarles a ubicar dónde está España. Acto seguido les comentaba que no existe ninguna fórmula mágica para escribir un buen texto, pero que sí que hay algunas pautas o consejos útiles que podía darles, como por ejemplo leer, algo en lo que hacía mucho hincapié. Sorprendemente, los alumnos de esta escuela siempre están tomando prestados libros de la biblioteca, porque en sus casas, de muy pocos recursos, no tienen televisión o radio , y los utilizan para entretenerse.

 

Después

comenzaba a explicarles el esquema que había escrito en la pizarra y concluía hablándoles del Diario de Ana Frank, puesto que es un libro que cuenta cosas cotidianas que bien podrían escribir ellos mismos sobre sus vidas y cuya autora contaba entre 13 y 15 años cuando lo hizo. Al final de cada clase (al principio lo hacía al inicio) les mandaba hacer una redacción de 10 o 15 renglones (dependiendo de la edad) y, al final,  varios la leían en alto y comentábamos cómo podían mejorarse. En total, 40 minutos de clase.

 

“Ser profe por dos días me ha ayudado a comprender por qué los maestros
pierden la voz y qué se siente frente a grupos de 15 a 40 alumnos.”
Ser profe por dos días me ha ayudado a comprender por qué los maestros pierden la voz y qué se siente frente a grupos de 15 a 40 alumnos. Estos estudiantes son más respetuosos y educados que los españoles, incluso se ponen en pie cuando entra el maestro en el aula. Pero en cambio, su nivel educativo es bastante más bajo y, además, las clases son heterogéneas. Es decir, que en un mismo aula estudian niños de 11 a 15 años, por ejemplo, porque sus familias son muy pobres y no pudieron asistir antes a la escuela. Los profesores también tienen menos nivel que nuestros maestros, por eso los cursos de capacitación que les imparten algunos voluntarios son muy útiles. ¡¡Animaros, profes!!

El artículo en imágenes

 
Image
Son las 7 de la mañana y es el momento de la Formación previa a las clases en la escuela Santa Teresa de Jesús
Image
Ana con varios estudiantes de la escuela Santa Teresa, a los que les dio clase

 

Image
Uno de los esquemas que escribo en la pizarra para la clase de Redacción

 

Image
En la pizarra lo primero que les dibujo es el mapa de la Península Ibérica para ubicarles dónde está España

 

Anteriores:

Tranquilidad y buenos alimentos


La colonia de la paz


Enfermera sonrisa

Bautismo de fuego

Aprendiz de voluntaria

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. qaesar 14/07/2007 en 9:45

    sugerencia
    Soy profe, como tú ahora provisionalemente, y no puedo evitar dar alguna sugerencia cuando me parece necesaria. Sigo tus escritos con interés y me parece que estás llevando y contando una labor impagable. La sugerencia es muy sencilla: pon en todos tus artículos el lugar desde donde escribes, para situar al lector, pues no todos te habrán leído desde el principio.
    Un beso

Participa con tu comentario