Domingo 13 de abril de 2014,
Bottup.com

Clásicos de los Mundiales. México 70: ¡Juanito Wey!

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El primer mundial de México es recordado por su juego limpio y por la presencia de algunos de los mejores jugadores de fútbol de la historia

  • A la espera de Suráfrica 2010, echamos un vistazo a la historia reciente de los mundiales

[span class=doc]Este artículo forma parte de una serie. Al final del mismo encontrarás los enlaces a las partes anteriores[/span]

La IX Copa Mundial de Fútbol se celebró en México, entre el 31 de mayo y el 21 de junio de 1970, con la participación de dieciséis selecciones en la ronda final. México 1970 continúa la línea de tener una mascota representativa para cada edición, pero en este mundial nace Juanito, que fue el primer humano que fungía como mascota, y este personaje se caracterizaba por representar a un niño futbolista vestido con el uniforme de la selección mexicana, el balón de fútbol y con el sombrero típico del país, el cual tenía escrita la leyenda de México 1970.

Era la primera vez que se disputaban partidos mundialistas por encima de los 2.000 metros a nivel del mar, lo que mereció la pena debido a la calidad de los partidos y a la fidelidad de los mexicanos, que abarrotaron el ‘azteca’, con capacidad de 100.000 espectadores en todos los partidos disputados en el D.F.

En la final, la selección brasileña, que contaba con la simpatía de los mexicanos, pasó por encima de Italia en uno de los partidos más vistosos del torneo

Mundial de la samba y el mejor torneo de los ocho que se habían jugado hasta esa fecha, considerado por diversos expertos como uno de los mejores en la historia del fútbol, debido tanto a su juego limpio (no hubo expulsados en todo su desarrollo) como a las selecciones que asistieron con algunos de los mejores jugadores de este deporte, como Pelé, Franz Beckenbauer, Gerd Müller, Teófilo Cubillas, Bobby Charlton y Gianni Rivera.

Por primera vez en la historia, dos selecciones de la CONCACAF participaron en la fase final. El Salvador se clasificó tras un tercer partido de desempate contra Honduras, que tuvo adelantamientos militares y la consecuencia de 2.000 muertos en tres días tras un conflicto entre ambos países que sobrepasaba al fútbol.

La semifinal de Italia contra Alemania fue el partido más impresionante del torneo, y uno de los más memorables en la historia de los Mundiales. Lo tuvo todo. Dos equipos de altísimo nivel, con los teutones que venían de levantarle un 2-0 a Inglaterra en cuartos, tomándose revancha del torneo anterior. Un gol de Schnellinger en el tiempo añadido, que compensaba el inicial de Boninsegna. La espera más inolvidable, con cinco goles: primero Müller rematando con todo, remontada de Italia con goles de Burgnich y Riva, otra vez el Torpedo poniendo el 3-3, y a dos minutos el tanto postrero de Rivera, que significaba la final. Y a todo esto, Beckenbauer jugando gran parte del partido con un hombro dislocado y el brazo vendado. Un monumento a la grandeza del fútbol.

Brasil e Italia fueron los equipos que aquel 21 de junio de 1970 se presentaron en el grandioso Estadio Azteca, construido para la ocasión, dispuestos a alzarse con la corona. Cuando el árbitro alemán Glöckner da el silbatazo inicial, la emisión comienza sin que ninguno de los equipos tome la manija del partido, y las ocasiones se hacen esperar. Sin embargo, Rivelino pone uno de sus famosos centros dirigidos a Pelé, quien remata sin consideración sobre la puerta de Albertosi. De este remate Burgnich comentaría más tarde que él saltó con Pelé, pero que cuando bajó el brasileño todavía seguía colgado del aire.

Se utilizaron por primera vez las tarjetas amarilla y roja, aunque ningún jugador fue expulsado durante el torneo

En la final, la selección brasileña, que contaba con la simpatía de los mexicanos, pasó por encima de Italia en uno de los partidos más vistosos del torneo. Pelé se consagró como el mejor jugador de la historia con su clase que perdura aún hoy en día en muchas memorias de los aficionados a este deporte y, sobre todo, en el corazón de los mexicanos, que adoptaron a los brasileños como locales, quienes se hicieron con el título por tercera vez en la historia, lo que le llevó a quedarse con el trofeo Jules Rimet, en definitiva. Y en opinión de muchos, aquel Brasil fue la mejor selección de todos los tiempos. Liderados por Pelé, en ese equipo estaban Tostao, Jairzinho, Rivelino y Gerson, entre otros, con Mario ‘Lobo’ Zagallo de DT, siendo el gran ausente un grande del fútbol sudamericano, como lo es Argentina.

Además de Argentina se extrañó a Portugal, Suiza, España y Hungría.

Las anécdotas

  • El Dt. de Brasil, Mario ‘Lobo’ Zagallo, se convirtió en el primer hombre en levantar la Copa del Mundo como entrenador y jugador, ya que antes había estado como futbolista en los títulos en Suecia 58 y Chile 62.
  • Pelé se convierte en el único jugador de la historia en jugar cuatro mundiales.
  • Fue el primer Mundial televisado en color.
  • Por primera vez fueron permitidos los cambios (dos por equipo).
  • Se utilizaron por primera vez las tarjetas amarilla y roja, aunque ningún jugador fue expulsado durante el torneo.
  • Se presentó el premio al Juego Limpio.
  • La clasificación en casos en que los equipos hubieran igualado en puntos esta vez se definió por diferencia de gol, y no con la disputa de un repechaje.

[blockquote]Pincha para ver cada una de las imágenes:{webgallery} {/webgallery}[/blockquote]

Autor: Antoni Carrera Ricart
Colaboración: Laura López Leal (Guadalajara, México)

Por orden: imagen 1, 2, 3 y 4


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario