Lunes 05 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Clásicos de los Mundiales. Remember 82

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El mundial de España’82 dibujó a ‘la Roja’ más descolorida de los últimos mundiales

  • A la espera de Suráfrica 2010, echamos un vistazo a la historia reciente de los mundiales

[span class=doc]Este artículo forma parte de una serie. Al final del mismo encontrarás los enlaces a las partes anteriores[/span]

Este es año de mundial, Southafrica está preparándose para albergar el espectáculo deportivo más importante del mundo, y es el estreno en el continente africano.

España, ‘la  Roja’, se presenta como campeona de Europa y como número 1 del ranking FIFA, con verdaderas opciones de éxito por primera vez en la historia de los mundiales, junto con las ya habituales Brasil, Argentina, Inglaterra, Alemania, y junto a la sorpresa de cada edición.

Este verano veremos todo el esplendor del espectáculo balompédico más importante del planeta. Esperemos que la organización y el fair play sea la pauta de un experimento, en un país donde las diferencias sociales puedan quedar aparcadas, en un mes de ilusión y solidaridad entre todos los pueblos del mundo.

Mi recuerdo en el tiempo, de los mundiales que me tocó vivir en primera persona, fue la naranja más ácida y que dejó el peor sabor de boca, el mundial de nuestro país, el naranjito de la España’82, donde la selección anfitriona hizo el ridículo más espantoso, una planificación nefasta desde el stage de La Molina, en pleno Pirineo con frío, al Levante valenciano con un calor sofocante.

España’82 estuvo marcado por una generación que no dio la talla (los españoles), el debut de Maradona y la victoria de Italia frente a la RF Alemania

Una generación de jugadores que no dio la talla, cuando sonó el pitido de salida ya estaban fundidos, como ocurrió con la selección de Honduras. Un penalty más que dudoso dio la victoria sobre la antigua y extinguida Yugoslavia. Ni los arreglos arbitrales les llevaron a buen puerto, en la misma ciudad del Turia cayeron derrotados frente a Irlanda del Norte, que se había pasado la tarde disfrutando del confort y de las cervezas de su hotel de concentración.

En la segunda fase, el lastre de Inglaterra y, sobre todo, la poderosa RF Alemania, hicieron que todo el país quisiese olvidar rápidamente un mundial que nos tenía que llevar a la gloria, y verdaderamente nos llevó al infierno, dejando el momento más bajo recordado de ‘la Roja’.

Verdaderamente fue un torneo lleno de sombras. Diego Armando Maradona debutó en este mundial como sucesor de Pelé, y las circunstancias con las que se presentó Argentina, que defendía el título mundial, y con la guerra de las Malvinas a su espalda, no eran las mejores circunstancias para demostrar su valía. Diego aparcó su explosión para el 86, en México, donde sí fue campeón, y salió de España por la puerta de atrás.

Brasil, como siempre, la favorita, nos visitó con el equipo más competitivo desde el 70: Sócrates, Eder, Seirzinho, Cerezo, Zico, Junior, etc. Después de cuajar grandes actuaciones y convertir los partidos en un espectáculo, se encontró con la horma de su zapato, en una tarde calurosa del 5 de julio en el viejo y desaparecido estadio de Sarria en Barcelona. Un nombre propio brilló con luz propia, Paolo Rossi. Y un país, Italia, en boca de todos, que en la primera fase no había ganado un solo partido, despegaba como un cohete en dirección al título mundial.

Los azurri demostraron ser compactos como bloque muy marcado y rocoso, su columna vertebral con Zoff, Gentile, Cabrini, Tardelli, Conti, y, cómo no, Rossi, el gran cañonero del mundial, demostraron su valía a la alza. En el Santiago Bernabéu de Madrid alzaron la copa al mundo, de manos del Rey de España, con permiso de la RF Alemania, que había dejado en el camino a una gran Francia que se quedó sin el premio merecido de la final.

Después de hacer un pequeño paseo por la memoria, en breve llegará el momento de la verdad. No queremos tener la expectativa de que este año en Southafrica se convierta en otro fracaso sonado. La planificación debe ser a conciencia, tenemos equipo y vamos en carrerilla. Por primera vez, ‘la Roja’ es una realidad y se puede tocar el cielo como en la Eurocopa. Intentemos borrar aquel 82 de nefasto recuerdo con un triunfo que haga que todos los españoles, con sus diferencias territoriales, de idioma o culturales, nos podamos sentir orgullosos de ser los reyes del deporte más universal en el mundo.

[blockquote]Pincha para ver cada una de las imágenes:{webgallery} {/webgallery}[/blockquote]

Por orden: imagen 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario