Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Cocaína, España primer consumidor y distribuidor de Europa

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Titulares de hoy, Libia y paro

Barcelona. Noticia de ayer de la agencia EFE. No es nueva, pero provocó que un amigo, tomando café, relacionara crisis y cualquier clase de consumo. Debería consumirse menos. Me provocaba, sabiendo que el tema, por mi larga experiencia entre drogadictos, es de mi preferente interés. Le contesto sin convencimiento que al igual que otras adicciones es difícil que descienda, y ésta en concreto más bien puede aumentar por la ansiedad que provoca la crisis. Pero escéptico a cualquiera de las causas que habitualmente argumentan consumidores o profesionales procuré que la conversación se mantuviera en la pura abstracción, o los tópicos al uso.

Unos millones de europeos consumiendo cocaína o heroína, y varias decenas hachís, son más que suficientes para aguantar una economía en declive y marasmo

Generalicé que se adquiere la adicción por mimetismo, al igual que el crío de diez años con el tan nocivo y en principio desagradable tabaco, y después crisis o éxitos condicionarán, pero siempre con la simple fisiología exigiendo la dosis que a la larga marca toda una existencia. Me pregunta si creo que se puede dominar (el clásico fin de semana) o imponerse y erradicarla, y me encojo de hombros. Todo es posible, aunque la experiencia me dicta que en conjunto y con excepciones (que dicen existen pero que en mi entorno no percibí) la adicción a la cocaína o la heroína degeneran irremediablemente.

Entraban cocainómanos y salían heroinómanos. Mi sano interlocutor meneó la cabeza. Entendía lo de que la espitosa cocaína no convenía ni convencía a los presos, y sonrió con que la sedante heroína restaba días de condena, “le robo días al juez”. Días y años por lo que viví. Y lo de la combinación de excitación por coca con el plácido freno y sueño de la heroína le dejó en silencio. Para templarle añadí que alguno salía limpio.

Su escepticismo o inquietud, ante una realidad que nada tenía que ver ni con él ni su entorno, aumentó con lo de que se había erigido en una de las actividades puntales en la economía actual española, que para España es indispensable el narcotráfico, y argumento de mi compañero de celda, impensable la legalización por catastrófico para la economía, ¡y aún no habíamos entrado en esta crisis!

Derivamos a la ya guerra de Libia, y otro de los grandes misterios y titular del día, el paro. Y lo dicho cada mes cuando se publica la cifra: de ser totalmente cierta provocaría un estallido revolucionario. Si cambié de tema, puesto que le inquietaba el de las drogas, le añadí que si la adicción degenera al individuo, la prohibición corrompe a la sociedad, y que unos millones de turistas o cinco o seis millones de europeos consumiendo cocaína o heroína, y varias decenas hachís, eran más que suficientes para aguantar una economía en declive y marasmo. Y lo de que “comprar y vender, nunca fabricar” cuadraba en beneficio para España.

Ministros o el propio Zapatero, intentan convencernos de que la cifra del paro es relativa, que va a mejor, que este año el turismo (gracias al desastre africano) solucionará la tendencia

Hoy portadas y telediarios arrinconan las secundarias noticias de ayer, y de nuevo ministros y sus voceras, o el propio Zapatero, intentan convencernos de que la cifra del paro es relativa, que va a mejor, que este año el turismo (gracias al desastre africano) solucionará la tendencia. Si la guerra de Yugoeslavia fue una bendición para el turismo español, nuestros dirigentes, que lo vivieron y aún lo viven, se prometen otro tanto.

Nada cambia. Este cuento que se inició a finales de los 50 con las nórdicas destrozando las hormonas masculinas de mi generación, e irritando los conceptos morales de entonces, se convierte en la única esperanza del país. Aguantó a Franco, hasta que murió en la cama, y aguantará a sus descendientes. Hitler con su España “sol y huerta”, aunque no le atribuyó el dominio del narcotráfico y, por tanto, de la economía sumergida, vaticinaba lo que el euro, administrado por Berlín, consigue y abarata.

Playas a tope y discotecas a rebosar de porros y papelinas. A por los 70 millones de turistas… algún político suelta la sandez de que se podrían alcanzar los 200 millones, ¿por qué no?… y en Cataluña el Barça en racha, ¡no hay más solución!

• “EFE. 02.03.2011 – 11.02h
España es el país europeo donde más cocaína se consume por habitante, por delante del Reino Unido e Italia, según informó en Viena la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).
En su informe anual de 2010, la JIFE afirma, utilizando datos del Observatorio Europeo de las Drogas, que la prevalencia anual del consumo de cocaína en España es del 3,1 % entre la población de 15 a 64 años.”

DROGAS | Estudio del CSIC sobre la calidad del aire
Madrid y Barcelona ‘respiran’ cocaína
• Las muestras de Madrid son de un barrio con potencial comercio de drogas
• Los fines de semana dan mayores concentraciones de drogas en suspensión
• Estos niveles no implican ningún riesgo para la salud

Con siempre, los políticos y sus oportunistas sandeces:

Desciende el consumo de cocaína en España por primera vez en 15 años
Leire Pajín estrena su cartera ministerial con una buena noticia: El consumo de cocaína ha descendido por primera vez en 15 años entre la población adulta española. La titular de Sanidad, Política Social e Igualdad lo ha desvelado este miércoles en un acto conmemorativo del 25 aniversario del Plan Nacional sobre Drogas al que también ha asistido el vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.”

Y el ‘Plan Nacional sobre Drogas’ parte del coste y beneficio, amén de formación de ‘grandes empresas o mafias’ con siempre ‘funcionarios’ en sus estructuras.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario